196 piezas milenarias recuperadas por Venezuela van rumbo a Costa Rica (+Fotos)

Después de un largo trabajo de investigación y un proceso legal en el que participaron al menos 60 expertos de distintas disciplinas, este jueves fueron enviadas a Costa Rica un total de 196 piezas arqueológicas milenarias correspondientes a la época precolombina que fueron devueltas por Venezuela, afirmó el ministro del poder popular para la Cultura, Ernesto Villegas.

Texto y fotos: Prensa MPPC

Desde la Villa Santa Inés, sede del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), en Caracas, Villegas indicó que las piezas, incautadas por las autoridades venezolanas gracias a la labor de funcionarios de la aduana del Puerto de La Guaira, hace cinco años, llegarán felizmente “a donde pertenecen y de donde nunca debieron haber salido”.

“Estas 196 piezas arqueológicas que pertenecen a la antiquísima identidad precolombina de Costa Rica estuvieron estos cinco años bien resguardadas en la República Bolívariana de Venezuela. Estamos felices de haber hecho hoy entrega formal de este tesoro del hermano país centroamericano”, señaló el ministro en la rueda de prensa que ofreció desde el IPC.

Foto: Archivo IPC

Las Piezas Arqueológicas repatriadas corresponden a la Tradición Nicoya y Choroteca del pueblo Costarricense, las cuales se elaboraron con materia de piedras volcánicas, cerámica, arcilla ubicadas entre el 800 a 1.300 después de Cristo.

Dichas piezas que forman parte del acervo cultural y patrimonio de identidad de Costa Rica fueron sustraídas de ese país y traídas a Venezuela en un claro acto ilegal tipificado como delito en el Protocolo de la Organización de Naciones Unidas para la Educación y Cultura (Unesco), y por la Convención sobre la expatriación de bienes culturales que rige a los países miembros desde 1970.

El ministro felicitó a los involucrados (la Fiscalía General, el ministerio para Relaciones Exteriores, el ministerio para la Cultura y el IPC), para que se lograra devolver a Costa Rica sus 196 piezas, encontradas en un lote de un total de 567 obras; de la cuales una probablemente pertenezca a México, y 300 Venezuela.

“Nosotros nos sentimos verdaderamente felices por este episodio que hoy llega a su final y esperamos que así como actuó Venezuela con compromiso y respetando las leyes, así lo haga Alemania y nos regrese la Piedra Cueca que fue secuestrada de nuestro país, y pertenece a nuestros aborígenes. La Piedra Cueca debe regresar a Venezuela”, exclamó Villegas.

El presidente del IPC, Omar Vielma, dijo que la repatriación que hace Venezuela a Costa Rica, “es un verdadero y significativo acto de diplomacia y respeto a la soberanía cultural de los pueblos de América Latina y el Caribe”.

Por su parte, la encargada de Negocios de la Embajada de Costa Rica en Venezuela, Ana Patricia Villalobos, expresó que la devolución de las piezas arqueológicas por parte del Gobierno Bolivariano, es una manifestación clara de la cooperación y trabajo conjunto entre ambos países”.

“Es un acto que sin duda llena de satisfacción y orgullo al pueblo costarricense, no solo por su valor incalculable en términos económicos sino también por el valor cultural y patrimonial para la ciudadanía. Y nos demuestra que ambos países perseguimos un objetivo en común que es que los pueblos conserven su acervo cultural “, dijo.

La repatriación de las 196 piezas arqueológicas pertenecientes a una gran colección de arte precolombino inició en 2010, tras el proceso de incautación llevado a cabo por el Estado venezolano, donde las piezas se encontraban bajo la posesión de particulares luego que tras exhaustivos estudios se determinara corresponden a la cultura del hermano país de Cosa Rica.

Parte de las piezas fueron incautadas en un galpón de una compañía de embalajes, pasando a custodia directa del Estado venezolano, lográndose en una primera incautación la recuperación de cincuenta y seis (56) piezas arqueológicas.

Posterior a ello, y tras los procesos de investigación iniciados, se realiza un procedimiento de allanamiento a la vivienda donde residía la familia tenedora de la colección, donde se encontraron sesenta y dos (62) piezas más. Ya para el año 2016 se realiza una tercera y última incautación donde se recuperaron setenta y nueve (79) piezas arqueológicas.

Luego de realizar el respectivo análisis a las piezas a través de las informaciones aportadas por la Embajada de Costa Rica, medios electrónicos y documentales, se concluyó que las piezas repatriadas corresponden a la Tradición Nicoya y Choroteca del pueblo costarricense.


También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600