En más de 200 páginas Adelis Fréitez cuenta y canta su vida y secretos

El país entero ha visto a Adelis Fréitez en mil escenarios. El cantautor larense, fundador del grupo Carota, Ñema y Tajá y autor de piezas tan famosas como Acidito y El Espanto, forma parte de la banda sonora de la venezolanidad desde hace varias décadas. Hoy, con 75 años, incursiona en el campo de la literatura llevándole a sus seguidores nada menos que su autobiografía.

Texto: AVN

Vivir para cantarla. Vivencias y canciones de Adelis Freitez es el título del libro que acaba de bautizar la casa editora El perro y la rana en el que el cultor cuenta lo más resaltante de su trayectoria vital, los secretos de su talento artístico, su infancia, sus amores, su paternidad y deja colar algunos cuentos de su autoría así como fotografías de esos momentos que han quedado marcados en su memoria.

“Muchas cosas de la infancia, de los primeros recuerdos; comencé desde ahí, desde cero, desde pequeñito”, relató Freitez a AVN interrogado sobre el punto de partida de esa historia que cuenta en primera persona.

El cantautor explicó que la idea de narrar sus vivencias nació de su paso por la Misión Cultura. “Fue una simple coincidencia, nunca jamás pensé que iba a escribir un libro. Empecé a estudiar en la Misión Cultura hace como diez años y entonces el primer día nos pidieron que hiciéramos un ejercicio: en media hora escriban su autobiografía. Imagínate”.

Cuenta Freitez que a pesar de lo abrumador que resultó la asignación, la clase se lo tomó muy en serio, “todos estábamos escribiendo, nada más se escuchaba el ruido de los lápices. Y después había que leerla”. A partir de allí se despertó en él la necesidad de seguir contando.

“Terminé la Misión Cultura, tuve que retirarme por un problema de salud de mi esposa, pero se me quedó la fiebre de seguir escribiendo, empecé a teclear en una computadora y con un solo dedo, estuve varios años tecleando sobre las cosas que me han pasado y ahí surgió”, subrayó.

El manuscrito estuvo varios años en la cola de El perro y la rana esperando para cristalizar la publicación. Explica Freitez que cuando finalmente recibió la noticia de que el libro vería la luz, consideró que mucha agua había pasado bajo el puente y que debía hacer una actualización, fue allí cuando surgió la idea de redactar un epílogo, que da punto final al libro de más de 200 páginas.

Para Freitez el principal valor de la obra es la honestidad con la cual la escribió.

“Cuento muchas cosas, la manera de hacer una canción, por qué nace una canción; los compositores casi nunca hablar de cómo la hacen, con qué técnica si es que existe una técnica, también cuento la razón de algunas canciones, el libro se enfoca mucho en eso. Voy contando las razones de por qué algunas canciones nacieron, porque al escribir, para llegarle a la gente, hay que hacerlo con mucha honestidad, porque hay hacedores de versos y hay poetas. La gente te descubre todo, hay que poner el alma y el sentimiento”, aseguró.

El libro, que se editó solo en formato digital, puede ser descargado libremente en la página web de El perro y la rana. El bautizo se realizó a propósito de la reciente Feria del Libro de Caracas.

Freitez se lamenta de no haber podido asistir al evento de presentación de la obra por dificultades con la disponibilidad de boletos para viajar desde Barquisimeto a Caracas por cualquier vía, “la única manera de ir era caminando”, pero celebra la publicación y se alegra de poder compartir su prosa con los venezolanos que siempre lo han admirado.

“Es bien interesante que lo hayan tomado en cuenta porque eso te dice que hay algo importante allí. Que te edite un libro una editorial tan importante como El perro y la rana no es así como tan facil”, dijo con ternura y calidez este baluarte de la cultura nacional.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en