Ñáñez llamó en Bolivia a encontrar las prioridades culturales del ALBA

cua_xxyweaeatul

“A pesar de los embates internacionales, a pesar de los asedios internacionales, creo que el ALBA sigue siendo una referencia emblemática y ejemplar de una cultura de paz y de un internacionalismo solidario y respetuoso”, aseveró el ministro del Poder Popular para la Cultura, Freddy Ñáñez, en la VII reunión de Ministros de Cultura de la Alianza Bolivariana para América (ALBA) que se celebrará hasta el 9 de octubre en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia. En su participación frente a los representantes de los 11 países miembros, dijo que es necesario plantear una nueva semántica de las luchas donde se considere la cultura como el eje transversal que permita consolidar las revoluciones democráticas de todo el continente latinoamericano.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Prensa MPPC

“Quizás este es el llamado a la cultura, al arte, a las fuerzas que propiamente tienen nuestras identidades y la construcción de sentidos, de percepción y de construcción de conciencia que tenemos nosotros bajo nuestra responsabilidad”, agregó tras mencionar el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya en Honduras (2009) y lo sucedido, recientemente, en Colombia que denominó como un golpe contra la paz.

Frente a la arremetida de fuerzas extranjeras, el ministro insistió en realizar un llamado de alerta, no solo a los países de la alianza sino, también, a todos los territorios de la región que plantean nuevas alternativas para gobernar.

“El alerta es una alerta general, regional, cuando nosotros pensábamos que la ultraderecha venía por Venezuela, en realidad la ultraderecha estaba desplegándose por todos nuestros países con un solo objetivo y es el de retrogradar lo que hasta ahora se ha conseguido en esta década y media de democracias revolucionarias y progresistas”, advirtió.

cuayf5awgaazfkz

Propuso construir una nueva identidad del ALBA, “una identidad fuertemente ALBA con todo lo que corresponde a nuestras prioridades culturales, idiomáticas y políticas que nuestras producciones democráticas han emprendido desde el comienzo”.

Para sustentar su propuesta, hizo referencia al Segundo Golpe de Timón que se está desarrollando en Venezuela, como una medida que un principio planteó el presidente Chávez “para darle un rumbo diferente a lo que hasta ahora habíamos conquistado”.

“Ahora, el presidente Nicolás Maduro lo reedita para plantearnos desafíos diferentes. Nos plantea comprensión desde el punto de vista cultural, nos plantea que nosotros podamos contribuir con esa nueva referencia, esa nueva autoreferencialidad que construye, que consolida un sentido de la comunidad”, refirió.

En este contexto, dijo no sentirse pesimista porque ha sido testigo del apoyo de los venezolanos a estas directrices que se han desprendido del Ejecutivo Nacional. “No soy pesimista porque he visto, por ejemplo, que la resistencia se esta volviendo cada vez más cultural, la arremetida de la derecha, en este momento, es una arremetida desde el punto de vista de las leyes, desde el punto de vista político y mediático”, señaló.

Insistió que de la reunión deben surgir propuestas tangibles que no se queden en la formalidad de un documento firmado por todos los presentes.

ct9rd3mwgaacktv

“Pienso que de acá deben salir propuestas practicables y no pragmáticas, propuestas realizables y que den resultados en los tiempos más tempranos y en ese sentido debemos declararnos en sesión permanente, y ahí debemos construir estrategias puntuales y concretas, enfocarnos en tres o cuatro lineas de trabajo que puedan medirse y puedan consolidarse este mismo año, de cara a un 2017 que va a ser un año muy complicado para todos en nuestros distintos procesos revolucionarios”, consideró.

En este sentido, resaltó que los dirigentes políticos que se oponen a las ideas revolucionarias tienen un camino muy difícil y complicado por recorrer pues, resulta evidente que no cuentan con el apoyo del pueblo.

“Ellos no tienen participación en donde se libra, al final, las verdaderas batallas políticas, que es con la gente, con el pueblo. Esos espacios los seguimos teniendo nosotros, esos espacios siguen abiertos a la posibilidad de construir nuevos paradigmas y de consolidar nuestros procesos revolucionarios”, agregó.

Frente a este panorama aseguró que Venezuela está y estará a disposición de los objetivos que se planteen en el foro. Para eso, destacó las responsabilidades que ha asumido la nación en los últimos meses con la presidencia de tres instancias internacionales, como lo son el Movimiento de los Países No Alineados (Mnoal), el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Esto nos comprometen a nosotros como país a consolidar nos solo los proyectos y los intereses que tiene Venezuela en conjunto, sino a consolidar la multipolaridad, que en definitiva es lo que le da sentido a este Foro Cultural del ALBA”, sentenció.

ct9rb7yxeaaqslb

“Yo propongo que desde nuestra posibilidad asumamos el ALBA como la verdadera identidad política, la verdadera identidad multicultural de nuestros procesos. Que sea el ALBA quien nivele los procesos en el Mercosur Cultural y quien niveles los procesos en las distintas relaciones bilaterales y multilaterales del movimiento de los No Alineados”, sugirió.

Insistió en que solo depende de los países presente en la reunión que el ALBA consiga un perfil cultural propio. “Yo creo que en lo internacional tenemos opciones todavía por explorar y dependerá de nuestra capacidad de comprensión de estas estrategias para que nosotros podamos levantar el perfil del ALBA Cultural. Quisiéramos irnos de acá hoy con una ruta, con unos compromisos, con unas tareas específicas que podamos cumplir día a día y podamos tener una nueva proyección de nuestros países”, añadió.

Invitó a recuperar los espacios de debates y reflexión que se han perdido, instancias donde se deben establecer una relación real y directa con el ciudadano de a pie.

“Si nuestras revoluciones tienen una expresión de nobleza, clara e irrefutable, es en nuestra cultura. ¿Quién pudiera cuestionar la vocación que tienen nuestros pueblos originarios de sostener sus idiomas, sus filosofías, sus sistemas de creencias, sus sistemas políticos de organización milenarios?. ¿Quién pudiera hoy atacar la construcción de un discurso de paz desde un pueblo como este?. ¿Quién pudiera, de alguna manera, que no sea cínica, atacar la dotación que tiene el Alba Cultural a la hora de construir verdaderas fronteras de integración y no de separación?”, se preguntó.

“Para Venezuela el ALBA es nuestro espacio seguro, nuestro lugar donde podemos plantear con toda sinceridad, nuestros problemas, desafíos y estrategias que estamos planteando nosotros para el devenir democrático de nuestro país (…) Yo propongo, simplemente, que miremos en qué lineas de trabajo nos vamos a concentrar para una agenda del ultimo trimestre. Mirando este ultimo trimestre en un contexto de contraofensiva”, finalizó.

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz