Concedieron Orden Libertadores de América post mortem a Ramón Palomares

Foto: Prensa OCI Mérida / Diario Los Andes

Foto: Prensa OCI Mérida / Diario Los Andes

El Gobierno Bolivariano entregó este domingo la Orden Libertadores y Libertadoras de América –post mortem– en su primera clase al poeta Ramón Palomares, quien es considerado uno de los grandes poetas de la lengua castellana en la actualidad. El Premio de los Libertadores y Libertadoras de América es la más alta distinción que otorga el país, razón por la que el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó la entrega de dicha distinción a la familia del escritor venezolano.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Correo del Orinoco, AVN y Diario Los Andes
Fotos: @minculturave y @RangelSilva2012

Con la presencia de los gobernadores de Mérida y Trujillo, Alexis Ramírez y Henry Rangel Silva, el ministro del Poder Popular para la Cultura Freddy Ñañez, en representación del Presidente Nicolás Maduro, además  de un sinnúmero  de literatos del país fue despedido y acompañado hasta su última morada la tarde de ayer el poeta y Premio Nacional de Literatura, el “viejo lobo”, Ramón Sánchez Palomares.

La exequias se iniciaron a la 1:00 pm, con un acto póstumo donde le fue concedido  post mortem, por parte de la Gobernación de Mérida, la Orden Don Tulio Febres Cordero en su Primera Clase. La Gobernación de Trujillo hizo lo propio otorgando la Orden Antonio Nicolás Briceño.

Por el Gobierno nacional se le otorgó la Orden Libertadores y Libertadores de América, máxima distinción que otorga el país. Las distinciones fueron recibidas por su esposa, María Eugenia Chávez de Sánchez, en compañía de sus hijos, familiares y amigos presentes.

Cc4tLjZWoAAiMw8.jpg:large

Ñañez, en compañía del también poeta Gustavo Pereira, entregó una carta enviada por el Presidente a los familiares de Palomares. Al poeta Gustavo Pereira le correspondió dar las palabras de despedida, expresando que no venía a despedirse sino a saludar a un hermano que ha partido provisionalmente. Recalcó que su obra representó una cima en la poesía en Venezuela.

“Hemos venido poetas, escritores y amigos, de parte del presidente Nicolás Maduro, para honrar a nuestro gran poeta, querido amigo y padre, Ramón Palomares, con la distinción más alta que otorga la República, a los venezolanos y venezolanas que han dado su vida y han empeñado su obra en hacer más grande y poderoso el espíritu nacional”, resaltó Náñez.

“Extendemos nuestro abrazo y nuestro compromiso de continuar esa obra, que Ramón Palomares sembró, de darla a conocer en las escuelas y liceos del país”, expresó el titular de Cultura.

dscf06771457293058

Foto: AVN

Indicó que hacer este reconocimiento tiene una paradoja: en primer lugar, saber que se lo merece, pues lo forjó a punta  de sostener el poema, la ternura, la verdad y la belleza de su patria. En segundo lugar, que este es el homenaje que nunca se quisiera hacer, “porque queremos que nuestros poetas, nuestros artistas, nuestros intelectuales estuviesen con nosotros toda la vida. Pero como esto no es posible, su obra, su legado estará con nosotros cada vez  que lo recordemos, lo dignifiquemos y lo sostengamos”.

Posteriormente se realizó la eucaristía, oficiada en la misma capilla velatoria donde participaron todos los presentes y un grupo de compañeros de letras, quienes entonaron notas musicales, acompañados por los acordes de un violín

Cc4eKEoWoAAl0hh.jpg:largeEntre los acompañantes a esta despedida del “viejo lobo”, como se le conocía en el mundo de la literatura, se pudo observar a importantes y destacados miembros de la sociedad de las letras a escala nacional, destacando entre ellos Miguel Márquez, Gonzalo Fraggi, el Defensor del Pueblo Tarek William Saab, Adelis León Guevara, Eduardo Acevedo, Enrique Hernández D’Jesús quienes en destellos de conversación, coincidieron que Venezuela perdió uno de los más reconocidos cultores de las letras y la poesía contemporánea del país y Latinoamérica, pues logró desprenderse de las fronteras de su país para llevar su letra a otras latitudes.

Saab, Defensor del Pueblo, acudió a la entidad como amigo y representante del Poder Ciudadano. Destacó el carácter reflexivo, humano y militante de Palomares en las causas progresistas, así como su grandeza literaria y la coherencia de su vida y de su obra.

“Venezuela ha perdido al más grande de todos sus poetas, a quien revolucionó el lenguaje en los años 50 y 60, porque capturó el habla campesina y ancestral andina y convirtió a Escuque, al páramo andino, en lugares universales (…) lo hizo desde el habla ingenua de un niño, pero siendo un hombre reflexivo”, resaltó.

El gobernador de Trujillo, Henry Rangel Silva, dijo que las gobernaciones de Trujillo y de Mérida, están solidarizadas con la familia de Palomares, y comprometidas a enaltecer la herencia literaria que vive en libros, poemas y reflexiones del poeta. “El pueblo trujillano me envió en su representación, a la despedida de quien ha sido un gran hombre y un brillante trujillano, que con su pluma iluminó todos los espacios donde hizo vida”, expresó.

dscf06721457293058

Foto: AVN

Por su parte, el mandatario estadal merideño, Alexis Ramírez, extendió el mensaje de solidaridad al gremio académico, a los escritores y poetas de la región andina, entre quienes se cuentan muchos que trascendieron la estima de alumnos y alcanzaron una profunda amistad con el entrañable escritor trujillano.

“Quedará para la historia y para nosotros su legado, aunque trujillano (Palomares) es querido por nosotros acá en Mérida”, resaltó el mandatario estadal en alusión a la amplia identificación que siente el pueblo con la obra y escritos de Ramón Palomares.

El más laureado

Felipe Pachano, exrector de la Universidad de Los Andes (ULA), también estuvo presente para decir hasta luego a Palomares. “Ramón Palomares es para la literatura iberoamericana y para Mérida el poeta más laureado de la Universidad de Los Andes en los últimos tiempos y como universitario, como andino, como trujillano me siento muy orgulloso de  haber sido su amigo y admirador”, señaló.

“Me alegra enormemente y me honra el que estén presentes autoridades tanto nacionales como de los estados Trujillo, del cual es oriundo mi paisano Ramón Palomares, y también las autoridades del Gobierno regional del estado Mérida”, continuó Pachano. “Los universitarios debemos rendir un homenaje póstumo a Ramón Palomares que es uno de los representantes más laureados, más reconocidos a nivel internacional, por su extraordinaria obra. Honor a quien honor merece”.

“El pueblo de Trujillo me envió en su representación  a la despedida de este gran hombre, de este gran trujillano, que con su pluma iluminó todos los espacios donde estuvo”. Esas fueron las palabras del  gobernador del estado Trujillo, Henry Rangel Silva, quien expresó tener la responsabilidad y el compromiso de hacer que su obra permanezca eternamente.

La hora de la despedida

El ambiente se tornó triste. Sin embargo, sus compañeros de la vida literaria, poetas de letra dura, exalumnos, amigos y familiares no se  desolaron para iniciar el periplo hasta el campo santo donde darían el último adiós terrenal a este insigne hombre.

Cc4fJR8XEAAqFA3.jpg:largeA las 3:00 de la tarde, el ataúd donde descansa el cuerpo inerte del “Viejo lobo” fue levantado por sus hijos José Gonzalo y María Leticia; sus amigos de letras Tareck William Saab, el poeta Enrique Hernández D’Jesús compañero inseparable, entre otros quienes los abordaron en la carroza fúnebre para iniciar a paso lento  el recorrido hasta su última morada.

Reconocidos por muchos y desconocidos por otros, la gran ausente en este homenaje dado por merideños, trujillanos y por quienes les conocieron durante su larga vida fue la Universidad de Los Andes, representada en sus autoridades, quienes no fueron partícipes de este reconocimiento post mortem; la ULA, casa de estudios donde Ramón Palomares dedicó la mayor parte de sus años de vida a formar a las nuevas generaciones del país, a la cual representó dignamente. Algo que no podrán desconocer, es su excelente obra literaria.

dscf06881457293058

Foto: AVN

Palomares falleció este 5 de marzo a los 80 años. Nació el 7 de mayo de 1935 en Escuque, estado Trujillo. Fue integrante de los grupos El techo de la ballena y Sardio, ambos caracterizados por irrumpir las formas clásicas de la literatura en el país, además fue merecedor del Premio Nacional de Literatura en 1974 y el Premio Internacional de Poesía Víctor Valera Mora en 2006.

En sus publicaciones destacan Adiós Escuque (1975), Alegres Provincias (1988), Elegía 1830 (1980), El viento y la piedra (1984), Mérida, elogio de sus ríos (1985) y el más reciente es Vuelta a casa, editado en 2007.

 

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz