Inaugurada la Cátedra Libre El Techo de la Ballena, un coletazo para este tiempo (+Fotos)

11713740_872583166129807_2461224354492672789_oFue en marzo de 1961, de noche, en una esquina que decía: “En esta esquina mataron a un hombre”, un acto de ebriedad —y sobre todo de ruptura— de un horizonte abriéndose. La realidad entonces era dura, cruda, marcada por el terrorismo de Estado —denominado con estratégica mentira como democracia— encabezado por Rómulo Betancourt. Ellos acusaban a la burguesía venezolana de “ilustrada y cómplice”. Se propusieron rebelarse desde el arte y la cultura, revolucionando, en ese mismo acto, al arte y a la cultura. Y se pusieron un nombre: El Techo de la Ballena, agrupando, entre tantos, a poetas, artistas plásticos, editores, diseñadores y fotógrafos.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page
Prensa MPPC (Texto: Marco Teruggi / Fotos: Gustavo Lagarde)

“No teníamos consciencia de la significación que podría tener nuestro movimiento”, fue la primera reflexión que trajo Edmundo Aray, poeta y fundador de los denominados “ballenistas”, este viernes 10 de junio, por la tarde, en la inauguración de la Cátedra Libre El Techo de la Ballena, en la plaza Armando Reverón, parte de la Universidad Nacional Experimental de las Artes.

En la actividad participaron, además de Aray, otros dos miembros del movimiento: Juan Calzadilla, también poeta, y Daniel González, diseñador, fotógrafo y creador de la imagen del movimiento; el investigador José Luis Omaña; Félix Hernández, curador y también investigador; la viceministra del Poder Popular para la Cultura, Giordana García; y el ministro Reinaldo Iturriza.

11713774_872583472796443_3858878266527458310_oGarcía se refirió, entre otras cosas, a las diferentes políticas puestas en marcha para recuperar “la memoria cultural y política de nuestro país”, en este caso con el movimiento que se extendió de 1961 a 1967: el rescate del archivo de El Techo de la Ballena —reordenado y reeditado, actualmente en un 80% en la Biblioteca Nacional—, la adquisición de obras, el registro documental de balleneros, la exposición que se hará en la Galería de Arte Nacional, y la próxima edición de la colección en formato facsimilar, a través de la Editorial El perro y la rana.

11722129_872583309463126_8768759578335326935_o

“Hemos sido víctimas sistemáticamente de un saqueo cultural”, afirmó García, refiriéndose a las políticas implementadas centralmente desde los Estados Unidos a través de sus fundaciones y museos, como el Museo de Arte Moderno en Nueva York, donde se encuentra completamente catalogada la obra de El Techo de la Ballena.

Sobre ese peligro también se refirió Omaña, quien destacó las implicancias culturales: “Controlan la interpretación de nuestra memoria e historia” y su devolución, en este caso, como de un Techo de la Ballena “rosa, light, cariñoso”. Para eso también fue pensada la Cátedra Libre: para recuperar la historia del movimiento desde su propuesta “irreverente y crítica”, como la definió Juan Calzadilla.

11722292_872583549463102_2037833929607386978_oEs que el movimiento se propuso atacar un orden establecido: el del Pacto de Punto Fijo, sus asesinatos sistemáticos, su arte y cultura para pocos, encerrados en salones excluyentes: “Percibimos, a riesgo de asfixia, cómo los museos, las academias y las instituciones de cultura nos roban el pobre ozono y nos entregan a cambio un aire enrarecido y putrefacto. La Ballena quiere restituir la atmósfera”, afirmaban en 1961.

Y, a su vez, hacerlo desde la búsqueda artística, rupturista, con un humor —definido como “corrosivo, ácido, agresivo”—, con escándalo, provocaciones o ataques directos, como el poema escrito por Caupolicán Ovalles a Rómulo Betancourt: “¿Duerme usted señor presidente?”.

La apuesta tenía riesgos directos: “O te quedas y Rómulo Betancourt se encarga de ti, o te exilias y nos ocupamos de ti”, recuerda Aray que le dijeron a Ovalles pocos días antes de la salida del libro con el poema. Y el poeta partió por dos años a Colombia para evitar las sabidas persecuciones que sufriría en manos de la IV República. No eran mitos: ahí estaba el cuerpo de Alberto Lovera flotando en el mar, por el cual quisieron hacer una exposición en un museo que les fue negada.

11731610_872583082796482_8942937374025183659_o

El movimiento duró hasta 1967. “No era una agrupación formal que programaba festivales de poesía, eventos”, explicó Calzadilla, quien leyó el poema que recitara —al igual que en aquel entonces, sobre un rollo de papel higiénico— en México, al ser invitado el colectivo a un encuentro de poesía. Ruptura y rebeldía, búsqueda y cielo como techo de ballena, ésas eran algunas de las certezas.

¿Cómo pensar esas preguntas y búsquedas en este tiempo? ¿Qué puentes existen entre El Techo de la Ballena y, por ejemplo, el Movimiento de Grafiteros y Muralistas —el cual ilustró durante el día ese imaginario de los sesenta— o los poetas que recitaron para finalizar la actividad?

La Cátedra Libre tendrá lugar los días 10 de cada mes, en Caracas y luego en el interior del país, como una apuesta para recuperar ese movimiento y momento histórico, para desde allí pensar la actualidad venezolana, sus desafíos, apuestas. Y si no, como afirmó alguna vez Ovalles, en este momento sería necesario un “coletazo de ballena”.

11218080_872581939463263_7506623352224633609_o

11703268_872582209463236_837013454249618695_o

11717346_872581982796592_3589624383225358543_o

11728730_872582189463238_8790523987384683884_o

1537924_872582206129903_6386313056043152872_o

11227418_872582552796535_7751411782062969377_o

11705490_872582359463221_6015541844282301951_o

11224557_872582452796545_2062956462307755817_o

11741011_872582516129872_6070138693153430280_o

11143445_872582572796533_6549986128406062134_o

11707923_872582629463194_236384173958552956_o

885591_872583002796490_4466916618934716550_o

11707775_872582869463170_7241364049194616107_o

11023330_872582916129832_1547212810963390903_o

11011887_872582966129827_8473986616343563291_n

11116910_872583006129823_3331618207104903245_o

11707473_872583049463152_3840973319142316557_n

 

11741144_872583119463145_8507626854487107305_o

 

11742693_872583196129804_6743475248762971334_n

11737955_872583316129792_7904766273707612667_n

11412053_872583356129788_1928367241398695303_o

11059850_872583409463116_1489046847921260025_o

11731966_872583389463118_5032146770555836648_o

10481088_872583569463100_6748377587800432513_o

11745563_872583452796445_7838442608232410062_n

11700758_872583526129771_1651237792103405460_o

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

1 Comentario en "Inaugurada la Cátedra Libre El Techo de la Ballena, un coletazo para este tiempo (+Fotos)"

Notificar en
avatar
600
Isabel Tovar
Invitado

COMO LE HACE BIEN A NUESTROS ESPÍRITUS ESTAS MANIFESTACIONES DE ARTE. APLAUDO CON FUERZA. LOS FELICITO Y LOS CONMINO A PERSISTIR!

wpDiscuz