Eric Landrón dedica poema a Eduardo Galeano

18 abril, 2015
DSC03782

Eric Landrón (izq.) con Danny Rivera

El poeta boricua Eric Landrón, quien recientemente visitó Venezuela junto al músico y cantante Danny Rivera en el marco de la Feria Internacional del Libro (Filven 2015), dedicó este emotivo poema, titulado Brindis a Eduardo Galeano, al gran escritor y periodista uruguayo fallecido el pasado 13 de abril de 2015. Lo compartimos con nuestros usuarios y usuarias.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Brindis a Eduardo Galeano

Brindo por un Ser del Sur

que supo hacer del sur, su Ser,

Brindo por el inquieto férreo

del café puntual y la risa subterránea,

El carnoso mineral y el romántico,

El futbolista de la palabra malabarista y pateadora,

El añejado precoz,

El espiritual mundano,

El justiciero por intuición,

El que daba y sudaba la belleza prodigiosa

desde los poros de su conciencia,

desde el Destino de su calendario acogedor y trotamundo,

desde la obstinación de su imaginación liberta

ceñida en el estruendo de su virtud.

Brindo por Eduardo Galeano,

Galeón de páginas navegantes

escoltadas por las noches y sus mapas de estrellas,

Él de la palabra travesía y traviesa,

hospitalaria, aventurera y respiradora,

Brindo por el mensajero de promesas motoristas,

El pintor del dramatismo colorido y americanista,

El caricaturista del ingenio subsuelo y fogata,

El tertuliador de la sabiduría musa y Maya,

Brindo porque sus venas abiertas

permanecen abiertas, hoy más que nunca,

en alquimia y en ebullición de un nuevo rocío rojo

que transfigura en Amazonía pura

a nuestra esperanza que exige y reivindica,

Brindo porque cuando muchos

Silenciaron desde un escudo esponjoso e indigno,

Tú escribías más limpio que lo limpio,

más musculoso que el quínoa y los sueños,

más eterno que las dudas o los paraísos,

Brindo por Eduardo Galeano,

El calvo frondoso,

El que enternecía a la vida

con su mirada amorosa y azul,

El que unía y ungía,

El que daba nalgadas a la niña insolente

de las dictaduras,

El que cuando hablaba con fluidez de río crecido

provocaba nuestros silencios náufragos,

El que cuando historiaba recitaba al verso mimador,

El que supo esperanzar, saciado,

cuando otros morían indefensos de sed,

El optimista contracorriente,

El chamán de nuestra latinoamericanía

de puño, letra y alma,

El pensador lúcido y translúcido,

El matemático exacto de nuestros infinitos.

¡Que Viva, hermanos y hermanas

nuestro Eduardo Galeano,

Que viva!

eric landrón

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

El discurso de Juan Calzadilla en el Congreso Inventar la Democracia del Siglo XXI: La vena viva de ...
La democracia de este siglo debe garantizar la felicidad colectiva
Con lectura y escritura la Biblioteca Nacional rindió honores a Eduardo Galeano
Presentan obra póstuma de Galeano en Fiesta mexicana del Libro y la Rosa

Etiquetas:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600

wpDiscuz