Alcedo Mora no es un caso, es una causa

Tarek William Saab, Defensor del Pueblo, recibió este lunes a hijos y amigos de Alcedo Mora, defendido desde el pasado 27 de febrero junto a hermanos Vergel.

Tarek William Saab, Defensor del Pueblo, recibió este lunes a hijos y amigos de Alcedo Mora, defendido desde el pasado 27 de febrero junto a hermanos Vergel.

Escribe Gloria Martín en un artículo publicado en Aporrea: Esta es una nota dirigida a Nicolás (Presidente de la República), Luisa (Fiscal General), Tarek (Defensor del Pueblo) y José Vicente (cálida orilla de siempre para lo difícil). A ustedes, porque tienen el poder de hacer algo, sin más dilaciones ni silencios. A ustedes en tuteo, porque, humildemente, creo que mi vida y mi trabajo así me lo permiten. A ustedes, porque van a entender que hacer esto es para mí una exigencia de conciencia, pues estoy muy enferma y muy vieja para quedarme callada a estas alturas. A ustedes, porque el revolucionario Alcedo Mora y otras dos personas más, siguen en desaparición forzada desde el pasado 27 de Febrero. Y eso es mucho llover y tres desaparecidos no son poca cosa. “Mañana es tarde y el tiempo apremia”.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Autora: Gloria Martín, Aporrea

No puedo ni deseo caer en la ridiculez de razonar esta misiva con una suerte de autobiografía. Pero si diré que, pese a mis serias limitaciones y bajo perfil, acompaño este proceso bolivariano sintiéndome muy orgullosa de que mi cuna y cauce de tempranos sueños y luchas sean el PRV/FALN/RUPTURA (como, en breve o en largo, también lo fueron para ti mismo, Nicolás, o Luisa, o Tarek). Y sí, en la gradación de Monseñor Romero, estoy “suplicando, rogando, pidiendo, exigiendo” compartir con ustedes lealtad a los principios esenciales que desde allá aprendimos y que también hoy son nutrientes de esta revolución. Yo lo digo con transparencia, no pertenezco a la cultura de los golpes de pecho y ni perdono ni olvido. Esa es otra de las razones de esta nota pues, según se publicó, Alcedo Mora, “BATERÍA”, aun levanta sus banderas, con todo el derecho a la diversidad, a la Contraloría Social y a la vida, que le otorga la Constitución. No pasemos del “error al horror” , alguien dijo. Eso no puede, no debe suceder.

CDCVWtFUMAAsQhTAgradezco a Aporrea la posible publicación de este material, asi como a Lilia Vera, quien solidariamente me está sirviendo de canal para enviar el mensaje. Con él, mando mi amor a los familiares, compañeros y amigos de “BATERIA”.

Nicolás, Luisa, Tarek, José Vicente, a ustedes recurro y apelo. No le demos más armas a Obama y a la oposición; ya firmamos pero son tiempos delicados. Y no nos descorazonemos entre nosotros mismos: comprobemos con hechos que la IV, aquel “he aquí el país luna de miel, más ¿dónde está Noel?” quedó atrás. Que “si la Justicia le quita al hombre su libertad, no tiene porqué quitarle trozos de su dignidad”, se viene superando. Que ya no valga preguntarse “¿qué camino transitaste que no pude despedirte?”. Que lo que aun si lleva por delante la V República es, como también dije hace muchos años “que el amor es toda una estrategia” y “que hemos reincidido en la esperanza”.

Un abrazo libertario y fuerte.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz