Candidato Javier Bertucci en Aquí con Ernesto Villegas: El país necesita líderes responsables y no estrellas políticas

  Este domingo el pastor evangélico, empresario y candidato a la Asamblea Nacional (AN) por la opositora Alianza Democrática, Javier Bertucci, afirmó que el país no está para estrellas políticas, egoísmos o egocentrismos, actualmente Venezuela lo que necesita son líderes responsables que aboguen por el pueblo, cumplan sus promesas y respondan por sus necesidades. Señaló que el sector de extrema derecha que hoy llama a la abstención del voto y atacan el proceso democrático que se está realizando en el país, no hacen más que actuar de una manera irracional, ya que perdieron la conectividad con el pueblo, necesitan a unos dirigentes con los que se pueda llegar a acuerdos por el bien del país y no la satisfacción de los intereses propios.

Texto: VTV

“Es una iniciativa errónea la de ese grupo que ataca las elecciones, y no participan. La realidad es que no quieren medirse, ya que perdieron la conectividad con el pueblo gracias a tantas fallas”, dijo durante una entrevista exclusiva que concedió al programa “Aquí con Ernesto”, conducido por el periodista y ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas.

Javier Bertucci candidato a la AN por la opositora Alianza Democrática en Aquí con Ernesto Villegas
Ver este vídeo en YouTube.

Indicó que el poder es una herramienta para servirle al pueblo, pero no es el fin en sí mism. La política debe servir como estatus para mejorar al pueblo, y «eso lo que se busca desde la Alianza Política Democrática, la cual está conformada por 5 partidos: el partido El Cambio y cuatro más, con los que se hizo una alianza perfecta”. Asimismo, catalogó como un hecho histórico la unión de los partidos Acción Democrática (AD) y Copei (Comité de Organización Política Electoral Independiente).

En su opinión, la idea es entender al pueblo: «tenemos que trabajar por el beneficio del país y no de un partido». Resaltó que “el ejercicio de la política debe dejar de ser para los partidos y las ambiciones personales y tiene que comenzar a ser para la gente y el pueblo. Eso es el deber ser de la política”

Sobre los diputados de oposición que fueron elegidos con votos en las elecciones de 2015, criticó que ahora ninguno de ellos quiere que el pueblo vaya a votar y arman una campaña de desprestigio «diciendo que ningún Consejo Nacional Electoral es bueno, cosa que es totalmente falsa, ya que este es el CNE más equitativo después de tantos años”, sostuvo. Explicó que, a diferencia de los años anteriores, en este momento el CNE está conformado por 5 rectores; 3 con afinidad al gobierno y 2 a la oposición, cosa que anteriormente era 4 a 1. Por primera vez se metió un rector (opositor) de vicepresidente, quien entró en la Junta Nacional Electoral, cosa que a su juicio no se había logrado en los últimos 22 años.

Añadió que también se logró la representación proporcional, “cosa que hace que el proceso sea de forma más justa a través de la proporción de los escaños de la Asamblea Nacional. A parte de eso se iniciará el uso de una nueva máquina mucho más amigable para el elector y mucho más rápida para el ejercicio del voto”.

¡No son unas elecciones iguales a las del 2015!

“Cuando tú evalúas las elecciones del 2015 con estas elecciones, te das cuenta de que existe un CNE justo y que es un proceso distinto, el cual genera nuevas condiciones”, recalcó el entrevistado. De igual modo, afirmó que el sector que llama a la abstención continuaría hacíendolo aún si «se colocara a la Madre María Teresa de Calcuta como presidenta del CNE». Para ellos, no hay ningún CNE bueno a menso que ellos coloquen uno.

El candidato a la Asamblea Nacional explicó que él, lo que quiere es lo mejor para el país. «Algunos piensan en su ideología, yo pienso en mi fe y es necesario que exista el respeto. La fe no es para manipular a la gente».

Sobre lo ocurrido el año pasado en Bolivia, cuando al ejecutarse un golpe de estado contra Evo Morales, la presidenta de facto Jeanine Añez y otras personas llegaron con la Biblia en la mano, afirmando que “Dios había entrado de nuevo» al gobierno, agregó que eso se trata de una manipulación. Insistió en que «la gente cristiana de fe sincera no se involucra en cosas como un golpe de Estado, ya que sus valores no te permiten ni te dejan atentar contra un pueblo”.

Sobre las 40 toneladas de insumos médicos que su organización trajo desde EE.UU., precisó que no fueron compradas: “fueron donaciones de varias organizaciones cristianas de EE.UU. que juntaron estos insumos e hicimos las diligencias para qué las enviarán”. Aseguró que no tuvo problemas para ingresar esas donaciones al país, por lo que opina que no es necesario el canal humanitario que tanto solicita la facción extremista de la oposición.  “Hay una desinformación en Estados Unidos y al grupo de países que se han plegado a estas sanciones y han mentido descaradamente”.

Nuevos corazones que permitan construir un país en lo espiritual y en lo moral

Bertucci también puntualizó  que Venezuela no necesita de nuevas calles, ni de nuevas casas, ni de nuevos empleos, ni de nuevos sistemas de salud, sino de nuevos corazones y nuevos estilos de vida, que permitan no solamente construir un país en lo físico, sino en lo espiritual y en lo moral. “Un país que no tenga valores, es un país que se cae a pedazos. Por ejemplo allí tenemos a los Estados Unidos, con una sociedad muy difícil, que se ha deteriorado a nivel moral de forma muy acelerada”, recalcó.

El entrevistado resaltó que por sus valores, la política que aplica, que desarrolla y que le he ido planteando al país, es una política de servicio basado en la gente, no basados en intereses egoístas, ni en ambiciones personales, sino basado en la gente. Asimismo, indicó que no ha dejado sus funciones pastorales, sigue predicando todos los domingos en una de las iglesias más grandes del país, situada en el estado Carabobo, la cual alberga más de 7 mil personas, pero que actualmente lo hace vía Online por la pandemia de la COVID-19.

“Yo no he dejado mis funciones pastorales, sigo al frente de mi organización cristiana, al igual que estoy frente al partido que fundé hace años, y de cualquier iniciativa económica. Y en cuanto a la política, la ejerzo desde mis valores cristianos, cualquier negocio lo manejo desde mis valores cristianos y a la vez predico esos valores”, agregó.

El candidato a la AN por la Alianza Democrática, expresó que “la política la puedes usar para bien o para mal, lo mismo que la religión, lo mismo que el dinero. Hay muchas cosas que tú puedes usarla para el bien o para el mal. No necesariamente la política es mala, como algunos la han estigmatizado. Si la usa para utilizar el pueblo y manipular a la gente, sí es mala”, refirió.

Por otro lado, el empresario y pastor evangélico recordó que viene de una familia muy humilde y trabajadora, donde no tuvo esa figura paternal como es el caso de muchas familias venezolanas. Lamentó que en este hemisferio haya machismo. “Esa es la historia de mi núcleo familiar: en mi familia eran puras mujeres y yo soy el primer y único hombre, primer nieto de mi abuela, el primer sobrino de todas mis tías y el primer hijo primogénito de mi mamá. Allí todas eran mujeres. Allí no habían hombres, el primer hombre que nace en la familia soy yo”, dijo.

Ante esto, Bertucci manifestó tener un profundo respeto hacia la mujer venezolana, que es una mujer luchadora, una mujer trabajadora como eran su mamá y su abuela. “Mi mamá salía al topochal, cortaba los topochos y salíamos a la vía principal de San Nicolás del estado Portuguesa a venderlos con una carretilla, o si no lo cambiamos por otra cosa como una harina o por algo comestible”, expresó

Finalmente, señaló que tiene 18 años caminando por los barrios del país por vocación, ya que siempre ha sentido una gran inclinación hacia el servicio basados en sus valores cristianos. “Yo fui criado por mi abuela, alrededor de la iglesia bautista en Guanare y mis fundamentos cristianos son muy sólidos”, dijo.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios