Alba Izaguirre, artista joven del mes de agosto, exhibió sus “Estructuras Mutantes” en el MBA

En agosto, el Museo de Bellas Artes de Caracas (MBA) le abrió las puertas a la arquitecta y artista oriunda del estado Carabobo, pero residenciada en Caracas, Alba Izaguirre, para que exhibiera su arte como parte del programa Artista Joven del Mes.

Texto: Prensa FMN

Con miras de unificar su trabajo profesional (arquitectónico) con su pasión (las artes), Izaguirre señaló que, constantemente, vincula ambas profesiones, es decir, “la síntesis de las artes”. Su trabajo se basa en el elemento de la línea; lo considera un elemento fundamental, pues le permite generar espacios, los cuales producen sombras que en conjunto con la iluminación “crean atmosferas espaciales desmaterializadas (…) la línea es un elemento único que genera un espacio a veces intangible” aseveró.

La arquitecto mencionó que la pieza que se encuentra en exhibición en el MBA, lleva por nombre Estructuras Mutantes, las cuales consisten es una serie de ocho elementos que dialogan entre sí, “no es una pieza única, más bien la composición de un todo”.

Con seguridad en sus palabras, la valenciana, con respecto a la importancia de la arquitectura para materializar su obra, indicó “yo no tengo formación en la plástica, mi formación ha sido netamente arquitectónica, es por ello que he partido del lenguaje y de los elementos de la arquitectura para llevar a cabo mi obra”.

Por mera curiosidad la arquitecta se sumergió en el mundo de las artes, de acuerdo a sus declaraciones, se maravillaba al ver como los elementos de la arquitectura se podían transformar y moldear para crear nuevas piezas que, a su vez, nutren a la misma arquitectura. Análogamente, señaló que “el proceso artístico suele ser muy hermético, por ello, tener la oportunidad de exhibir mi trabajo en esta institución es abrir un espacio que permita la comunicación entre los espectadores, mi obra y conmigo”.

La creadora también afirmó que «Estructuras Mutantes»  es una obra cambiante, puesto que al entrar en juego la iluminación, se puede observar desde otra perspectiva.

Al hablar de su ciudad natal, la artista con cierto anhelo, acotó que Valencia es lugar de mayor contemplación. En el caso de Caracas es más dinámica, más vertiginosa, y eso de alguna u otra forma la ha ayudado a agudizar su aspecto visual, para así contemplar las cosas desde otra perspectiva y crear una convivencia entre ambas ciudades.

Izaguirre expresó que en el arte contemporáneo las búsquedas artísticas pueden surgir de distintas formaciones “hoy en día no hay limitaciones en las profesiones para generar arte (…) este puede venir de distintos sitios”.

La artista joven del mes de agosto en el Museo de Bellas Artes de Caracas considera que es una inconforme consigo misma, es por ello que persevera y se exige a sí misma hasta ver materializada una meta. “Valoro las cosas que he logrado, sin embargo, todavía queda un camino largo por recorrer”. En el camino que le falta recorrer a la creadora venezolana, espera poder lograr algo significativo que relacione el arte con la arquitectura. “Uno de mis grandes ejemplos es el trabajo de Villanueva en la plaza cubierta de la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde se conjuga el arte y la arquitectura de una manera que se confunde”, indicó.

Para finalizar, Alba Izaguirre señaló que la materialización es fundamental en todos los ámbitos; desde su perspectiva considera que materializar es imaginar para construir.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en