Presentado libro “Teatro Completo” de Claudio Castillo editado por El perro y la rana

Los espacios de la Coordinación de Literatura de la Casa de la Cultura de Maracay fueron escenario, este sábado nueve de junio, para la presentación del Libro Teatro completo, del reconocido escritor y multifacético creador aragüeño, Claudio Castillo, editado por la Fundación Editorial-Escuela El perro y la rana, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC).

Texto: Prensa MPPC Aragua 

La actividad estuvo enmarcada en la conmemoración del nacimiento del artista, quien vino al mundo en Santa Cruz de Aragua, el nueve de junio de 1941, población donde también pasó a la eternidad el cuatro de noviembre de 1994.

El escritor Manuel Cabesa fue el encargado de presentar la obra Teatro Completo, editada en formato digital, junto a Gabriel Castillo hijo del autor y Jonathan Rojas, por la editorial El perro y la rana Aragua, quienes hablaron tanto de la faceta de dramaturgo del creador, quien también fue artista plástico, narrador, poeta, hombre de teatro, cuentacuentos fabulador, titiritero, animador cultural y ciclista.

Teatro Completo, perteneciente a la Colección Entrada Libre, Serie Contemporánea de la Editorial El perro y la rana, consta de 162 páginas y recoge cuatro piezas teatrales de Castillo: “La Petrica”, “Qué fácil es cazar pájaros en la noche”, “Desde que Dios amanece” y “Diálogo de un resucitado con Dios, el diablo y el gobierno”, todas cargadas de sensibilidad y una crítica social contundente que invita a reflexionar a la vez que entretiene al lector.

“Podemos entender la obra dentro del proceso creador de su ser vital, que supo explotar diversas disciplinas artísticas con las cuales alimentó su visión de un teatro totalizador que brindó voz al hombre y a la mujer de la calle”, dijo Cabesa.

En el acto estuvieron presentes, la señora Carmen Felicia Esqueda, viuda de Castillo y sus hijas Dayana y Miriam Castillo, esta última facilitadora de la Misión Cultura Corazón Adentro, quien contó la anécdota de cuando siendo una niña participó en la escenografía de la obra “Diálogo de un resucitado con Dios, del diablo y el gobierno” y destacó el carácter desgarrador de los personajes.

Reconocimiento nacional

Jonathan Rojas, al hacer una semblanza de Claudio Castillo dijo que creció en la pobreza material en su Santa Cruz de Aragua natal, pero cobijado por la magia de la naturaleza y el amor de su abuela paterna, María Rodríguez de González, la matrona que lo crio y lo blindó con todas las herramientas que necesitaba para ver la vida con todos los colores que posteriormente plasmó en sus trabajos.

A muy corta edad se desempeñó como trabajador del campo, se hizo topógrafo e igualmente desempeñó diversos oficios para contribuir con la manutención del hogar. En 1963, se unió en matrimonio con Carmen Felicia Esqueda Pacheco, con quien tuvo cinco hijos.

Posteriormente, inició otra faceta artística: la pintura, siendo sus dibujos de caballos inspiración para los cuentos de su gran amigo Aquiles Nazoa. Su trabajo pictórico, escultórico y literario es reconocido a escala nacional.

Claudio Castillo obtuvo valiosos reconocimientos, como el Premio Popular VI Salón Aragua (1968); Primer Premio Centro Simón Bolívar (Caracas, 1969), Mención Honorífica Caveguías (1978), Tercer Premio Ciudad de Maracay y el Premio Bárbaro Rivas (1984).

En el año 1974 ganó el Concurso Nacional de Cuentos de la Casa de la Cultura de Maracay con el relato Vino, se lo llevó y lo trajo ido. De igual manera, obtuvo una mención especial en el II Concurso del Nuevo Grupo de Caracas, con su obra “La Petrica”, (1977). Cuatro años después se hizo acreedor del Tercer Premio del Concurso de Literatura Infantil, auspiciado por la Universidad de Carabobo, con su cuento “Don Mere-Mere con pan caliente”.

Por iniciativa propia Claudio Castillo llevó adelante jornadas de animación cultural para niños, jóvenes y adultos. Fue fundador y director del Grupo de Teatro El Poeta Sánchez y de los grupos de títeres infantiles La Tambora y Los Gallinetos.

Afectado por una enfermedad tuvo 10 años de convalecencia y alejado de su actividad creadora partió a la eternidad en 1994, en su ciudad natal, arropado por el calor de su seno familiar.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en