“Vivir de imaginar” mostrará la vida y obra de Alejandro Colina y Alfredo Cortina

Vivir-de-imaginar-mostrará-la-vida-y-obra-de-Alejandro-Colina-y-Alfredo-CortinaUn merecido homenaje audiovisual le rinde el director Carlos Bolívar Díaz, con su documental Vivir de imaginar, al escultor Alejandro Colina y al pionero de la radio y la televisión en Venezuela, Alfredo Cortina, dos importantes personajes que contribuyeron desde sus respectivos ámbitos a la construcción de la identidad de nuestro país.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Correo del Orinoco (Luis Jesús González Cova)

Vivir de imaginar es la unión de dos mediometrajes. El primero de ellos fue realizado en 2012 y titulado originalmente Alejandro Colina, mitología de la imagen. El siguiente, Alfredo Cortina, vivir de imaginar, fue realizado dos años más tarde.

“Nos pareció pertinente ponerle a la unión de ambos trabajos el título de Vivir de imaginar, porque es un elemento en común de estos dos personajes con esa vocación creadora que desarrollaron no solamente en las artes sino en otras facetas de sus vidas”. Por ejemplo, los dos sabían de mecánica, sabían de carpintería y de muchas otras cosas que usaron para crear. Ambos ejercían constantemente el ejercicio de la creación desde la imaginación, aclaró el cineasta en conversación con el Correo del Orinoco.

En líneas generales, a decir de Bolívar Díaz, el documental muestra parte de la vida, la obra y el legado de estos dos importantes personajes a los que la historia oficial muy poco se refiere. En el caso de Colina, argumentó el realizador “es uno de los más importantes escultores del país, aunque algunos no quieran reconocerlo. Tiene una inmensa cantidad de obras regadas por las calles y plazas del país, muchas de las cuáles son símbolo de la ciudad donde están e incluso son objeto de culto por parte del pueblo, como es el caso de María Lioza y muchas otras”.

De artista y loco

Se exhibe también, en el caso del escultor, su carácter firme, la fidelidad a sus principios y su personalidad irreductible que incluso lo llevó a negarse a peticiones del dictador Juan Vicente Gómez.

Así el público podrá conocer además la faceta de marinero de este artista, sus recorridos por el país y sus vínculos con los pueblos originarios. Su opinión sobre la siquiatría luego de permanecer un tiempo en un centro asistencial de esta disciplina y sus ingeniosos aportes en la construcción de una de las primeras hidroeléctricas del país.

“En el documental está reflejada su accidentada vida, su idea, su pensamiento, las motivaciones que lo llevaron a hacer sus obras. A quién le hacía homenaje con ellas, en quiénes y en qué se inspiraba para hacerlas. Él hizo incluso una reflexión de la psiquiatría, sobre cómo te enseña a llevar bien el antifaz, esas cosas están ahí. Era un hombre que tenía unas facetas increíbles”, adelantó el cineasta.

La vida en historia 

Sobre Alfredo Cortina, el documental descubre su vocación artística desde temprana edad, cómo aprendió ventriloquia, cómo escribía historias cortas llenas de humor y de críticas hacia la sociedad, sus ocurrencias de crear una compañía de teatro, con obras propias y ajenas, para hacer funciones de caridad. También está en el audiovisual Su participación y aportes en la construcción de la radiodifusión comercial en Venezuela, de la que se retiró tempranamente como una forma de protesta a la hipercomercialización del medio.

A partir de lo que se conoce como la época dorada de la radio en Venezuela “se generó, para Cortina, una hipercomercialización y una pérdida de los valores fundamentales de la radio, que eran los que lo motivaban a él a estar en ese medio y para él junto con un grupo que lo acompañaba, la radio, además de informar y entretener, tenía que formar. Y todo lo que hacía, por muy truculento y friccionado que fuera, lo hacía en función de esos principios”, aseguró Bolívar Díaz.

Vivir-de-imaginar-mostrará-la-vida-y-obra-de-ALejandro-Colina-y-ALfredo-Cortina887541421556585El director advirtió que si bien son dos piezas originalmente separadas, son historias que se complementan para hacer hacer entre las dos una semblanza de país en general y de Caracas en particular, configurada por medio de las miradas críticas y al mismo tiempo constructivas de Alfredo Cortina y Alejandro Colina.

Desde el punto de vista formal, el material está presentado como una sola unidad, con una estructura que comienza con una contextualización a manera de introducción en una narración de César Miguel Rondón. Luego va al grano con el documental de Colina, realizado con base en la investigación elaborada por Aminta Díaz, madre del director, plasmada en una propuesta editorial.

Complementarias 

En esta parte se toman algunas reflexiones de Alejandro Colina narradas en la voz del recientemente fallecido Alejo Felipe. Luego, César Miguel Rondón interviene para enlazar el primer segmento con la parte correspondiente a Alfredo Cortina. Ésta con una estructura narrativa más friccionada con representaciones de escenarios en los cuales este personaje le dio vida a sus creaciones. Aquí se escucha la propia voz de Cortina, tomada de entrevistas de radio y televisión que fueron digitalizadas y donadas en formatos contemporáneos a la Biblioteca Nacional.

Vivir de imaginar, podrá verse en los circuitos comerciales a partir de mañana en Caracas, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Maracaibo y probablemente en Punto Fijo. Se espera que la pieza se traslade en las próximas semanas al resto del país. Igualmente, la obra está incluida en la programación de este mes en la red de salas regionales de la Fundación Cinemateca Nacional.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz