EN FOTOS: Los restos del “Tachiraptor admirabilis”, primer dinosaurio carnívoro venezolano

img_63091413573710 La tibia y los fragmentos de la pelvis del primer dinosaurio carnívoro del que se tiene registro en Venezuela fueron encontrados por el equipo de trabajo del investigador del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), Ascanio Rincón, en una roca en la carretera entre Seboruco y La Grita, del estado Táchira. Las características morfológicas únicas de los fósiles encontrados dan cuenta de un nuevo género y especie para la ciencia, el Tachiraptor admirabilis, que comparte las raíces del árbol filogenético de la evolución de los dinosaurios carnívoros junto a dos especies que también habitaron el planeta hace 200 millones de años: el Dilophosaurus hallado en Arizona (Estados Unidos) y Cryolophosaurus, descrito en la cordillera antártica.


Texto y fotos: AVN

Vale resaltar que el Tachiraptor fue nombrado en reconocimiento a la entidad donde fue localizado y en honor a la Campaña Admirable, acción militar desarrollada por el Libertador Simón Bolívar durante la Guerra de Independencia del país y que recorrió localidades importantes de la zona andina.

img_65321413574038

“El Tachiraptor apareció en la transición del Triásico – Jurásico cuando aparentemente hubo una extinción masiva. Hay pocos dinosaurios de esa edad en el mundo, por lo que este descubrimiento nos permite estar en el escenario internacional diciendo que la palentología venezolana reescribe la evolución de los dinosaurios en esta parte del mundo desde el punto de vista científico y también enriquece el patrimonio de la nación”, explicó Rincón.

Se presume que esta especie compartía características con el Dilophosaurus y Cryolophosaurus, sus parientes más cercanos, aun cuando se requieren más estudios para determinar con exactitud el aspecto físico del depredador.

img_64721413574037

Los investigadores han podido precisar que el dinosaurio podría ser un animal bípedo relativamente pequeño de aproximadamente 1,5 metros de largo. “Desde hace 17 años estamos trabajando en La Grita tratando de recolectar muestras del pasado jurásico de la fauna venezolana. Fue hace un año y medio que nos encontramos con un hueso largo y extraño que parecía la tibia de un dinosaurio. Supimos que se trataba de un carnívoro cuando estudiamos su pelvis”, señaló el investigador.

img_67231413573714

img_67101413573714

img_63411413573711

img_63321413573711

El estudio fue publicado el miércoles 8 de octubre de 2014 en la revista Royal Society Open Science. En la investigación también participaron Max Langer, de la Universidad de Sao Paulo en Brazil; Andrés Solórzano, del Ivic; Jahandar Ramezani, del Massachusetts Institute of Technology en Estados Unidos; y Oliver Rauhut, del Ludwing – Maximilians University en Alemania.

img_66901413573713

Tras el hallazgo, el ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández, destacó que la aprobación de recursos económicos y la disposición de talento humano para llevar a cabo las diferentes investigaciones científicas en el país han hecho posible este descubrimiento. “Este hallazgo también cuenta los vínculos internacionales (…) Esta noticia que nosotros estamos dando es de primer orden en los círculos mundiales de la paleontología. Es una cosa importante en países que atienden esta rama de la ciencia”, señaló.

img_64181413573905

Continuarán investigaciones

El investigador Rincón precisó que en Táchira continuarán las investigaciones para dar con nuevos hallazgos sobre el dinosaurio carnívoro Tachiraptor admirabilis. “El próximo paso es seguir nuestra investigación. Ya sabemos que tenemos dinosaurio, pero ¿qué más tenemos?”, preguntó.

Destacó que esta no es la única investigación que se desarrolla en materia paleontológica en el país, pues actualmente se lleva a cabo el proyecto nacional Paleomapas de Venezuela, “que comprende no solamente ir a las localidades a buscar fósiles, sino también recopilar la información que existe en los museos nacionales”.

img_66251413573712

Comentó que la idea es fomentar la paleontología en el país para garantizar el estudio de esta ciencia en las próximas generaciones. “El proyecto Paleomapas es un proyecto de país para la paleontogía de vertebrados en el norte de América del Sur, porque nosotros somos un hito geográfico tan importante para el desenvolvimiento y evolución de muchos organismos”, acotó el investigador.

img_66201413573712

img_64031413573906

img_63841413573905

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz