Rector de la UCSAR defiende creación de Cátedra Libre “Hugo Chávez” en dicha universidad

rectorucsar

Alí Ramón Rojas Olaya (con la franela roja). Foto: CiudadCCS

Luego de una serie de escritos en la prensa privada acusando a la Universidad Católica Santa Rosa de hacer discriminación política contra estudiantes opositores tras la creación de la Cátedra Libre (no obligatoria) de Integración Nuestramericana “Hugo Rafael Chávez Frías”, el rector de esa casa de estudios, Alí Ramón Rojas Olaya, escribió un derecho a réplica dirigido al diario El Carabobeño y a algunos de sus estudiantes. Insta a que “pregunten a sus profesores por qué fueron masacrados los muchachos Alberto César Millán de 18 años y Rafael Guerra Silva de 19 cuando las bandas de Acción Democrática asaltaron el Liceo José Miguel Sanz de Maturín el 5 de mayo de 1962. Pregunten quién fue Belinda Álvarez, Livia Gouverneur, Noel Rodríguez, Emilio Segundo Micheneaux Ayala, Sergio Rodríguez. Pregunten por qué montaron a Víctor Soto Rojas y Alberto Lovera en helicópteros desde donde los lanzaron al mar. Pregunten por qué a Argelio Reyna le arrancaron los ojos y las uñas de las manos y de los pies, pregunten por qué al campesino Juan Chacón Lanza le rociaron gasolina y lo quemaron vivo”.

A continuación, el texto completo.

Réplica al Ciudadano Lic. David A. Rondón
Diario El Carabobeño

El día sábado 23 de marzo de 2013 salió publicada una nota de prensa en el periódico valenciano “El Carabobeño” en la página A-3 titulada “Discriminación política denunciaron en la Ucsar”. La nota fue ubicada, con una intención claramente dirigida, justo al lado de otra, la cual reza “Rector de la UCAB repudia agresiones contra estudiantes”. Un día antes había salido en Primicias 24, medio de comunicación electrónico, el titular “Dirigentes estudiantiles de la Ucsar denuncian persecución política” en el cual el bachiller Eusebio Costa acusa “al rector Alí Rojas y al vicerrector administrativo, Ramón Guevara, de emitir órdenes al personal de vigilancia para amedrentar a varios dirigentes” entre estos “Ángel Lara, Vannesa Guzmán, Adrián Altuve, Yineska Herrera, Glorelia Azuaje y Carlos Javier Arencibia”. En la misma nota, Adrián Altuve, Consejero de Facultad, califica “como ‘inconcebible’ que un recinto universitario sea visto como la casa de un partido político, ya que en estas instalaciones debe privar el debate de ideas y la pluralidad. Observo con asco y asombro como el rector de nuestra universidad, Alí Rojas, utiliza la politiquería del Psuv como carta de presentación de la Ucsar”.

En mi rol de Rector de la Universidad Católica Santa Rosa me veo en la obligación de ejercer el derecho a réplica con la finalidad de informar a la comunidad nacional e internacional algunos aspectos de interés:

(1) En primer lugar debo informar, en torno a la polémica suscitada por la creación de la Cátedra Libre de Integración Nuestramericana Hugo Rafael Chávez Frías, que las cátedras libres son medios académicos que no forman parte del desarrollo de un determinado diseño curricular, de reglas administrativas y académicas, ni de normas o burocracias específicas, sino que por el contrario son capaces de integrar en su seno a todos sus entes adscritos con la finalidad de propiciar la libre discusión del conocimiento y defender el derecho a cualquier idea u opinión, asegurando la creatividad, la libertad de pensamiento, expresión y consentimiento (y disentimiento) en la producción del conocimiento, legitimando así su propia actuación y producción.

La Cátedra no forma parte del canal regular del currículo de la Ucsar. Su grado de flexibilidad funcional la hace merecedora del calificativo de libre, dado que depende más de la actividad voluntaria de sus participantes que de la formalidad universitaria, así como del compromiso de quienes la impulsan y de las demandas sociales. Académicamente, las cátedras libres, además de fortalecer el libre pensamiento, propician la libre actividad docente, investigativa y de extensión universitaria en educación universitaria. En su organización pueden participar universidades, comunas, consejos comunales, radios comunitarias, prensa local, educadores y profesionales de diversos campos del conocimiento.

La finalidad educativa de estas cátedras es desarrollar un tema específico de interés común para una comunidad, tal es el caso de la Cátedra Libre de Integración Nuestramericana Hugo Rafael Chávez Frías, que fue inaugurada el pasado 16 de marzo de 2013 con la conferencia “Las dos opciones históricas” dictada por el historiador José Gregorio Linares y con el recital del poeta de Valle Guanape, Aquiles Silva.

En teoría conjuntista podríamos decir que las cátedras libres son un subconjunto de la libertad de cátedra, entendiendo este concepto como la expresión de una libertad científica y académica derivada de la autonomía universitaria. En otras palabras, la libertad de cátedra es un derecho fundamental que trata de la potestad de la universidad, de decidir el contenido de la enseñanza que imparte, sin sujeción y bajo plena autonomía con respecto a lo dictado por poderes externos a ella; y tiene que ver, además, con la facultad del personal docente y de investigación, de expresar sus ideas, pensamientos y opiniones en el ámbito institucional, permitiendo la coexistencia de diversas corrientes de pensamiento que permitan que la universidad esté conformada por foros de discusión abierta sin tendencias ideológicas predeterminadas.

joveneschav630at

(2) En segundo lugar, debo decir que yo siempre he sido enemigo acérrimo de la discriminación política porque en mis tiempos de estudiante fui víctima de ella. La nota en cuestión comienza así: “Estudiantes de la Universidad Católica Santa Rosa de Caracas denunciaron discriminación y persecución contra aquellos jóvenes que se han pronunciado en contra del gobierno Nacional. No les permiten la entrada si utilizan la gorra tricolor y los suspenden de clases, afectando sus calificaciones”.

Al respecto, quiero compartir con el público parte de una comunicación que envié al personal encargado de la vigilancia el día viernes 22 de marzo de 2012 en la que expreso lo siguiente: “Como es del dominio público, uno de los logros de mayor trascendencia del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana fue, y es, el de hacer de cada una de las ciudadanas y ciudadanos de la Patria, sujetos políticos. Es por ello que, aunado a algunos inconvenientes suscitados en la entrada a este recinto de los saberes el día de ayer, me veo en la obligación de solicitarle una mayor flexibilidad en cuanto a quién entra y quién sale de los espacios universitarios. Todas aquellas personas que deseen visitarnos, bien para ir a la Biblioteca, asistir a alguna cátedra o participar de alguna otra actividad, pueden hacerlo en forma cívica al menos que haya evidencia de que tengan objetivos innobles.

El libre tránsito por la Universidad Católica Santa Rosa debe estar cónsono con las normas cívicas instituidas por el sentido común”. Inmediatamente transcribí en dicha comunicación algunos artículos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela entre ellos el Artículo 50 “Toda persona puede transitar libremente y por cualquier medio por el territorio nacional”; el Artículo 44 “Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial”; el Artículo 53 “Toda persona tiene el derecho de reunirse, pública o privadamente, sin permiso previo, con fines lícitos, de conformidad con la ley. El Estado estará obligado a facilitar el ejerció de este derecho”; y el Artículo 21 “Todas las personas son iguales ante la ley; en consecuencia: 1. No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona”.

En caso de ser ciertos los señalamientos que se le hacen al Licenciado Guevara, debo hacer del conocimiento público que la única autoridad que puede negar el acceso a los espacios universitarios es el Rector. Creo oportuno que el bachiller Eusebio Costa me dé el nombre de los veinte estudiantes víctimas de la supuesta discriminación y que aclare aquello de “se evalúa la introducción de esta cátedra para el próximo período que comenzará en abril”. En relación a la gorra tricolor de ocho estrellas les confieso que hasta yo tengo una que llevo con orgullo bolivariano que, por cierto, es la misma que aparece en la solapa del libro de mi autoría “Currículo de la indignación y la ley del desagravio” (Fondo Editorial Ipasme, 2009).

(3) Por último, corregiré algunos errores de la nota en cuestión. El Licenciado Ramón Guevara no es Vicerrector Académico, sino Vicerrector Administrativo. No fui nombrado en enero, de hecho fui juramentado el 7 de diciembre de 2012. Ese es un día imposible de olvidar ya que fue un 7 de diciembre, pero del año 1824, cuando el Libertador Simón Bolívar convocó a los países que formaban las antiguas colonias españolas a reunirse en un congreso en Panamá con el objeto de asumir su defensa y forjar una perspectiva de unidad e integración. Celosos de la posibilidad de que surgiera en América del Sur una potencia capaz de hacer respetar sus derechos ante las ambiciones imperialistas de las grandes potencias, la convocatoria del Libertador encontró el abierto sabotaje, especialmente de Inglaterra y Estados Unidos.

Es bueno recordar que mientras muchas y muchos de ustedes disfrutan en el point [licorería cercana a la UCSAR], o perrean al ritmo del reggaetón, o vibran con los Harlem Shake, en una época no muy lejana los estudiantes en vez de querer “irse demasiado” eran asesinados por pensar en un mundo mejor. Si tienen dudas al respecto díganles a sus profesores que sigan las recomendaciones de Simón Rodríguez: “Enseñen los niños a ser preguntones, para que pidiendo el porqué de lo que se les mande hacer se acostumbren a obedecer a la razón, no a la autoridad como los limitados, no a la costumbre como los estúpidos”.

Pregunten a sus profesores de Comunicación Social por qué fueron masacrados los muchachos Alberto César Millán de 18 años y Rafael Guerra Silva de 19 cuando las bandas de Acción Democrática asaltaron el Liceo José Miguel Sanz de Maturín el 5 de mayo de 1962. Pregunten quién fue Belinda Álvarez, Livia Gouverneur, Noel Rodríguez, Emilio Segundo Micheneaux Ayala, Sergio Rodríguez. Pregunten por qué montaron a Víctor Soto Rojas y Alberto Lovera en helicópteros desde donde los lanzaron al mar. Pregunten por qué a Argelio Reyna le arrancaron los ojos y las uñas de las manos y de los pies, pregunten por qué al campesino Juan Chacón Lanza le rociaron gasolina y lo quemaron vivo.

Aprovecho la oportunidad para invitar a todas aquellas personas que deseen participar protagónicamente en la Cátedra Libre de Integración Nuestramericana Hugo Rafael Chávez Frías que las invitadas e invitados planificados para este año son los siguientes: Menry Fernández Pereira, Coordinador de Estudios de Postgrado de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela (6 de abril); Castor David Mora, Director Ejecutivo del Instituto Internacional de Integración del Convenio Andrés Bello (20 de abril); Luis Antonio Bigott, Vicerrector de la Universidad Bolivariana de Venezuela (4 de mayo); Rosa Becerra Hernández, Wladimir Serrano Gómez y Andrés Eloy Moya Romero, autores de los libros de texto de Matemática del Ministerio del Poder Popular para la Educación (1° de junio);Carlos Bracho, profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela y Belín Vásquez, profesora de la Universidad del Zulia (6 de julio); César Pérez Jiménez, profesor de la Universidad del Zulia y Antonio Castejón, Secretario de Educación del Gobierno Bolivariano del estado Zulia (13 de julio); Ana Bermúdez, profesora del Instituto Pedagógico de Caracas (28 de septiembre);Omar Hurtado Rayugsen, profesor del Instituto Pedagógico de Caracas y del Centro Internacional Miranda (5 de octubre); Alexander Torres, historiador del Instituto Pedagógico de Caracas y del Centro Nacional de Historia (2 de noviembre); Orlando Rincones, investigador del Instituto Internacional de Integración del Convenio Andrés Bello (7 de diciembre).

Sin más que agregar por ahora, como dijo nuestro Comandante Invicto, queda de ustedes, atentamente,

Dr. Alí Ramón Rojas Olaya
Rector de la Universidad Católica Santa Rosa

Profesor del Departamento de Matemática y Física
Instituto Pedagógico de Caracas

También puede leer:

Dejar un comentario

2 Comentarios en "Rector de la UCSAR defiende creación de Cátedra Libre “Hugo Chávez” en dicha universidad"

Notificar en
avatar
600
carlos figueroa
Invitado

igualmente, estoy haciendo un análisis a su obra “currículo de la indignación y la ley del desagravio” como requisito fundamental en la cátedra de legislación educativa en la maestría en enseñanza de la historia de la UPEL-IPB, donde necesito saber mas sobre ese texto y sobre su formación académica y su biografía intelectual

carlos figueroa
Invitado

excelente aporte, igualmente pienso que debería ser una cátedra que se dicte en todos los centros educativos, puesto que la historia de Venezuela es otra desde la llegada de un ser tan humilde y humanitario a la presidencia, como lo fue el comandante chavez. Dr me gustaría que me enviara sus ensayos a mi correo carlosfigueroa_44@hotmail.com

wpDiscuz