Gillman sobre Ska-P: Tratamos de lo peor a quienes han defendido el proceso en el exterior

10 abril, 2010

Gillman (Foto: LBR)

Paul Gillman, uno de los principales promotores del rock nacional, fue entrevistado en el programa Radio Molotov de la emisora Alba Ciudad. Lleva más de 30 años colocando mensajes de conciencia en sus canciones, aún en los tiempos cuando ser revolucionario no era tan sencillo. El rockero recordó la persecusión de la recluta y la forma como la disquera Rodven le hizo firmar un contrato para luego cambiarle su forma de hacer música. Se mostró muy crítico con los organizadores de eventos que dicen estar con el proceso pero no apoyan la música con contenido, y lamentó que Ska-P haya sido maltratada por una organizadora de eventos del proceso, perdiendo 29 mil euros el año pasado.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Alba Ciudad

Escuche la entrevista:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar audio (Haga click con botón derecho y seleccione Guardar vínculo como…) 

Considerado uno de los principales promotores del rock nacional en Venezuela, Paul Gillman opina que la música es una de las formas de llevar conciencia a las y los jóvenes. Su espíritu rebelde lo llevó a ser rockero, en una sociedad que aplaudía la represión policial contra los hombres que llevaran el cabello largo, pues “se salían del sistema”. Hoy apoya completamente al proceso revolucionario, y aún cuando acaba de cumplir los 50 años, su espíritu juvenil y rebelde está muy lejos de desaparecer.

“Hacer rock era algo subversivo, algo que ya de por sí me gustaba”, explicó en entrevista concedida a Luis Gáscuez “Layo”, para el programa Radio Molotov de la emisora Alba Ciudad 96.3 FM.

Hace 30 años era mucho más difícil ser revolucionario

“Hoy es normal y muy fácil para los revolucionarios pararse y ser crítico, pero trata de hacerlo en los años ochenta, para que veas lo que te iba a pasar”, dijo el rockero. “En los años ochenta no se podía decir nada. No es que fuera una generación boba, sino que algunos estábamos metidos en un rollo bastante diferente”, dijo mientras hablaba del primer disco de la agrupación Arkangel, el llamado “disco azul”, que él considera el primero de rock pesado en Venezuela, “y además con contenido político”.

“A la sociedad no le gusta verlo a uno con el pelo largo, lo perseguí a uno la policía”, contó Gillman. “La primera canción que yo compuse era ‘Libertad’, que era una canción contra la recluta, cosa que los Manitos Blancas y sus lamentables seguidores jamás supieron que era, pero tú y yo sí lo supimos”. Gillman y su banda también compusieron otra canción contra la recluta, “Soldado a la fuerza”, así como “Hombre-Robot” (contra los militares de la época) y “Nada es eterno”, en contra de la Iglesia.

Gillman con Layo (Foto: Luigino Bracci)

“Por mi cabeza, pedían 5 bolívares, que era bastante plata en ese momento; por cada pelúo se le pagaba 5 bolívares a la policía, y esos eran los primeros que se llevaban. Y les cortaban el cabello. Esa era su máximo éxtasis”. Recordó que, cuando vino a Venezuela Joey Perry, el guitarrista de Aerosmith, Gillman y su gente tenían planteado ondear la bandera de Venezuela junto a la del movimiento del rock nacional, pero eso estaba prohibido y la Guardia Nacional no se los permitió. “Ni en el fútbol, ni en ningún espectáculo”, recordó.

Para el músico, la música es una forma de llevar mensajes revolucionarios a la juventud y a las nuevas generaciones. “Hay momentos cruciales, por lo menos ahora vienen las elecciones a diputados y hay miles de jóvenes que no han votado todavía, que están inscritos, que se los están llevando los manos blancas para su lado”. Por ello, animó a traer a grupos revolucionarios y concientizadores para ayudar a atraer a estos jóvenes al proceso.

Ska-P perdió 29 mil euros por suspensión de concierto en Caracas en 2009

Las preguntas que Gáscuez le formuló a Gillman sobre la Caravana de la Alegría, organizada por la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV) y que cerró en Caracas el 15 de noviembre de 2008, le motivaron a hablar sobre el caso de la banda madrileña Ska-P, autora del tema “El Libertador” y que desde 1994 ha creado siete álbumes de ska-punk con letras que critican de forma muy aguda al capitalismo, apoyando los derechos de los trabajadores, el medio ambiente y la entrega del poder directamente al pueblo.

“Con Ska-P pasa un fenómeno muy extraño: Es el grupo que más ha levantado la revolución bolivariana en el exterior, y el que peor ha sido tratado en Venezuela. La primera vez vinieron pagándose ellos casi todo”, recordó Gillman refiriéndose a la Caravana de la Alegría de 2008.

Ska-P en Bogotá, noviembre de 2009. Foto: Isabel Orjuela

En 2009, Ska-P fue invitado nuevamente a Caracas, y el grupo modificó el itinerario de una gira internacional que realizaban para poder estar en la capital venezolana el 15 de noviembre, exactamente un año después de su primer concierto. Sin embargo, dos días antes del evento, Ska-P recibió un comunicado firmado por Gabriel Arango, representante de la Unidad de Eventos de Pdvsa La Estancia, anunciando que el concierto había sido cancelado. El comunicado rezaba: “El motivo de la cancelación esta ligado a las elecciones de delegados y delegadas del PSUV, ya que se trata de una actividad que busca fortalecer las bases democráticas del partido de gobierno y por ende la maquinaria que tiene como misión la defensa de la Revolución Bolivariana y del Pueblo Venezolano”.

Gillman reveló: “Ellos (Ska-P) perdieron 29 mil euros por una organización nuestra que los iba a traer y no los trajo, y todavía les deben esa plata. Por eso, si vamos a hacer un festival ahora, tenemos que pedirles esos 29 mil euros más lo que pidan después”. El grupo escribió en su momento, en su página web, que “seguiremos defendiendo la revolución ante las mentiras que infectan la opinión deformando la realidad, pero estamos tristes, muy tristes”.

El rockero venezolano se mostró indignado por esa decisión. “¿Por qué le hacen eso a este grupo internacional, de paso español?”. Recordó que el defender al proceso bolivariano en un país como ese -donde todos los medios de comunicación se han alineado contra el presidente Chávez- no ha sido nada fácil, y que sin embargo el grupo continúa presentándose en diferentes conciertos y eventos en Latinoamérica y el mundo, donde entonan “El Libertador” y otras canciones de izquierda. “Se van a presentar en los premios Vive Latino (importante festival internacional de rock en México, entre el 23 y el 25 de abril), que lo ve todo el mundo, y no creas que van a cantar ‘Los pollitos dicen’. ¿Por qué les hacemos la vida imposible para que se presenten en Venezuela? Tú traes a Ska-P y te juro que el concierto bate las 60 mil personas, porque la gente tiene un gran amor por Ska-P, incluso los escuálidos (los opositores)”.

Renunció a Caravana de la Alegría

“Yo renuncié a la (organización de la) Caravana de la Alegría a la mitad, porque yo estaba defendiendo la revolución”, dijo Gillman. “Había gente dentro del Palacio Blanco trabajando para la Caravana, que lo que quería era puro reggaetón y vallenato”. Indicó que él finalmente se presentó en la Caravana de la Alegría porque ya estaba contratado, pero “ya allí ni me querían ver”.

Gillman en la Caravana de la Alegría, 15 de noviembre de 2008 (Foto: Luigino Bracci)

Gillman y Layo recordaron que la mala organización de ese concierto hizo que el reggaetonero Tego Calderón fuera abucheado y tuviera que abandonar el concierto sin poder finalizar su primera canción, y que el grupo de salsa cubano Los Van Van tuvieran que presentarse a las 4 de la mañana, cuando casi no quedaban personas allí. “Poníamos en la grilla a Dame Pa’ Matala, Sandino Primera, y al día siguiente aparecían Calle 13 y Chino y Nacho. ¿Trabajábamos hasta las 5 de la mañana para lograr a estos artistas y al día siguiente los desaparecían? (…) Cada uno de esos artistas (que ellos proponían) cobraban 7 veces, y en dólares, lo que (cobraban) cada uno de los artistas” revolucionarios.

Más conciencia a la hora de realizar conciertos revolucionarios

Gillman atribuye estas decisiones controversiales a algunas personas dentro de la organización de eventos en el proceso revolucionario, que pareciera no están claras en torno al proceso. “Si hacen otro concierto en La Carlota sin talento revolucionario, simplemente no hay que ir”, dijo en aparente referencia al concierto “Canto para el pueblo” realizado en dicha base aérea en octubre del año pasado, que levantó ronchas no tanto por la presentación de la banda boricua Calle 13, sino porque se canceló a última hora la presentación de varios grupos nacionales revolucionarios, como Dame Pa’ Matala, ello con el fin de hacer espacio para bandas internacionales. Los hijos de Alí Primera, cantor venezolano a quien estaba dedicado el concierto, también decidieron a última hora no presentarse.

Para Gillman, así como hay música que crea conciencia, también hay música cuyas letras causan daño a la juventud: “Desde que entró el reggaetón a los barrios y a las radios, ha aumentado el embarazo precoz en 20 por ciento, con todas esas letras donde humillan a las mujeres. Yo le pregunto a las mujeres: ¿cómo tú puedes comprar un disco de reggaetón si lo que te dicen es de… de eso pa’bajo? ¿Tú lo compras? ¿Estás de acuerdo con esas letras?”, se preguntó.

Los primeros días

En la entrevista, Gillman recordó los días con la primera banda a la que se unió, Power Age. “Power Age fue el primer grupo de rock en Venezuela con tres guitarras, además del bajo, batería y voz. No estábamos de acuerdo con el sistema, y ya el hecho de llevar cabello largo, suecos y ropa de colores” ya era un símbolo de rebeldía. Posteriormente cambiaron su nombre a Arkangel, de la mano de Alfredo Escalante, quien conducía un programa de rock en la Televisora Nacional, el canal 5.

El festival “Fotosíntesis para la Música”, realizado el 11 de agosto de 1979 en Carabobo, es considerado por Gillman como la fecha de nacimiento del movimiento de rock nacional. Indica que las regiones, particularmente Zulia y Carabobo -y no Caracas-, han sido los lugares desde donde el rock se ha catapultado en el país.

Gillman y Layo (Foto: LBR)

El tercer disco, Represión Latinoamericana, fue uno de los más populares debido a su contenido político con el que se identificaban todas y todos. “Estaba en todos los barrios de Caracas. En ‘Los gusanos del poder‘ se dice: ‘se burcan de ti, se burlan de mi, dame tu espada, Libertador para vengarte’, se hacía un juicio popular y se cortaba la cabeza al político de turno”. Explicó que lo llegaron a hacer en los años noventa, en el segundo período de Carlos Andrés Pérez, a pesar de estar suspendidas las garantías. “Y le seguíamos cortando la cabeza a Carlos Andrés Pérez. Hacíamos simulacros de fusilamiento de la GN a estudiantes, que es lo que no sucede ahora”.

Posteriormente la agrupación Arkangel fue vetada y se hizo presión para impedirle tocar en el país, aún cuando “Represión Latinoamericana” era frecuentemente colocada en emisoras clandestinas de países bajo dictaduras en el cono sur, como Uruguay, Paraguay y Argentina. La banda luego tomó caminos comerciales, a lo que Gillman decidió separarse del grupo y sacar su disco “Levántate y pelea“. Luego vino “Guerreros”, en el que hace una autocrítica al rock nacional por haberse comercializado.

Las disqueras y la trampa que le hizo Rodven

Gillman contó la desagradable experiencia vivida con la disquera Rodven, que entonces era parte de la Organización Cisneros. “Yo estaba trabajando en un taller mecánico” en Santa Rosa, estado Carabobo, y un gerente de Sonorodven, Salvador Pérez, logró contactarlo. Le ofrecieron convertirlo “en el Miguel Ríos venezolano” y en el “Rod Stewart venezolano”, a lo que se negó rotundamente. Finalmente, le dijeron: “está bien, vamos a hacer como tú dices”.  Les dijo Gillman: “podemos tranzar en algunas cosas musicalmente, pero no me quites el rock”. De allí salió el disco “Guerreros”.

Recordó el rockero: “Firmé el contrato, pero hay letras chiquiticas que uno no ve en ese momento, por la emoción de volver a un escenario. Después de haber luchado tanto, (no quería) terminar en un taller mecánico con tantas cosas qué decir”.

Paul Gillman y José Angel Lanz (Foto: Luigino Bracci, MPPC)

El problema ocurrió cuando fue a grabar “Sígueme”, el segundo disco que grabó con Rodven: “las letras chiquiticas” del contrato le forzaron a hacer las cosas según decía la disquera, o sino tendría que pagar 10 millones de bolívares (de aquellos tiempos) a Rodven. Estaba obligado a escoger de entre tres productores: Frank Quintero, Leo Quintero o Jorge Aguilar. Gillman decidió escoger a Leo Quintero, guitarrista quien tocó rock en el pasado. “Hicimos un disco muy comercial sin abandonar nunca el rock, con baladas y blues. La letra sonaba horrible, pero yo no podía hacer nada, porque de lo contrario tendría que pagar los 10 millones”. Logró colocar una advertencia en la portada del disco indicando que “este no es un disco de Gillman, es un experimento”, y a pesar de sus frecuentes apariciones en Sábado Sensacional y hasta en el Show de Popy, no lograron vender más de 2 mil discos. Indicó que “en el show de Popy, en Venevisión, me di el lujo de cantar ‘Ladrolítico‘, que es una crítica a Carlos Andrés Pérez… ¡y los tipos ni se dieron cuenta!”.

La disquera reconoció su error al haberlo forzado a hacer las cosas de esa manera, por lo que le dieron un poco de libertad en su siguiente disco,  “El regreso del Guerrero”, donde sí colocó varias canciones con contenido político, entre ellas F-27, Doctor Knoche y Ladrolítico. Luego vino el disco “Escalofrío”. Uno de sus últimos discos fue “Guaicaipuro Cuactemoc” (2005), donde retornan a las letras políticas y de conciencia, como “Contaminación“, “La Ola crece”, “El avestruz”, “Inquisición”, “El regreso” y “Miles como tú”. También hay que mencionar el homenaje a Alí Primera en rock.

Megadeth: Rockeros apoyando a Chávez

En la entrevista, recordó la visita de Megadeth a Venezuela en el GillmanFest de mayo de 2008, con una entrada relativamente económica de Bs.F. 150. Gillman visitó el Ministerio de Comunicación e Información para buscar material en inglés sobre el proceso y dárselo a  Dave Mustaine, el líder de la banda; estuvo 4 horas en el hotel explicándole sobre la revolución bolivariana y le mostraron el video donde Chávez manda al carajo a Bush, que fue muy del agrado de Mustaine.

“Mustaine cerró el concierto haciendo el gesto de Chávez como pelotero, con el puño cerrado”. Recordó que a esos conciertos van personas de toda ideología política, y que las palabras y gestos de Mustaine apoyando a Chávez ayudan muchísimo a atraer gente al proceso. Gillman indicó que la letra de las canciones de Megadeth tienen un claro contenido progresista, y que Mustaine cantó una preguntándose cuándo llegará el socialismo a Washington.

Elecciones internas del PSUV: “Elijan al que está en el barrio trabajando
con su pueblo, no al que sale en los afiches”

Pidiéndosele un mensaje final, Gillman exclamó: “Mi mensaje es: ‘levántate y pelea’. Nunca mirar hacia atrás, sino hacia adelante. No parar nunca. La revolución está en peligro en la Asamblea Nacional; si la perdemos, nos van a derogar los decretos y leyes, y luego irán por el Presidente”.

Los zapatos rojos del PSUV que portaba Gillman (Foto: LBR)

Para el rockero, el Presidente venezolano es un personaje único, a quien vale la pena apoyar y defender: “Chávez lucha no sólo por nosotros, sino por los marginados, por el Tercer Mundo y por el planeta. Si quieremos seguir viendo a Chávez allí, en la lucha mundial que él tiene por los excluidos y el planeta, tenemos que votar por nuestros candidatos a diputados”.

Respecto a las elecciones primarias, previstas para mayo, dijo: “Pido a la gente del PSUV que vaya a buscar a la gente que está en los barrios. El que sale en los afiches, el que tiene más real para pagar las fotos, ¡ese no es! Es al que está en los barrios calándose y resolviendo los problemas de la gente al que hay que elegir. Busquemos a la gente que está en los barrios, yo pido por favor caras nuevas”.

Pero también añadió: “Luego de que el Psuv escoja los candidatos, tenemos que ir disciplinadamente a votar por ellos, porque no podemos perder la Asamblea Nacional”.

Indicó que está trabajando en un festival 100 por ciento revolucionario, que no será el Gillmanfest. Propone traer grupos progresistas como Anthrax.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Homenaje a los grandes del Pop Rock ofrecerá grupo Sonido & Palabras
Una tarde de blues este sábado en Caracas
Cecilia Todd homenajeará a Otilio Galíndez en Conexión Cultural
Sellos discográficos demandan a sitio usado para extraer MP3s de videos de YouTube

Etiquetas: ,

Dejar un comentario

6 Comentarios en "Gillman sobre Ska-P: Tratamos de lo peor a quienes han defendido el proceso en el exterior"

Notificar en
avatar
600

trackback
4 años 6 meses atrás

[…] desubicado, que no le tiembla el pulso para hablar de rockeros desaparecidos en la cuarta, y de que Dave Mustaine es chavista -cuando en realidad es detestablemente republicano y […]

salvador allende
Invitado
salvador allende
1 Año 7 meses atrás

aquí el único desubicado eres tu imbecil,que andas poniendo tus rebuznos de opositor resentido en una pagina chavista,y que si mustaine es una rata republicana,el gesto lo hizo asi te duela mucho,ve a llorar con la lameculos de Bush de bush de maria corona machado,rata pro yanqui,y deja de ponerte el nombre de gillman que te ves ridículo hijo de puta.

DANN JEFTE
Invitado
DANN JEFTE
4 años 7 meses atrás

PAUL SE PELO PORQUE Claudio de Alas nació en Tunja, Colombia, en el año 1886 y falleció en Banfield NO ES DE ARGENTINA SOLO ESO

Alfredo Vasquez
Invitado
Alfredo Vasquez
5 años 9 meses atrás

Excelente! Me gustaria poder descargar la entrevista en mp3

Ronald Tarazona
Invitado
Ronald Tarazona
6 años 5 meses atrás

Excelente programa y mas con nuestro rockero, el señor Paul Gillman.

Esperemos que se concreten todos los proyectos de Gillman, queremos una fiesta 100% revolucionaria y por favor. Hay que traer a Ska-p, se romperian todos los records de eso estamos todos seguros…

Un saludo al camarada Paul y felicitaciones al pana por el programa.

OLGA PALACIOS
Invitado
OLGA PALACIOS
6 años 5 meses atrás

Escuche este programa, que bueno Gillman!! que llamaste al pan pan y al vino vino, basta de que nunca se quiera llamar a las cosas por su nombre es verdad, antes las disqueras, haciendo lo que les daba la gana con los musicos, y ahora ese monton de rabanos ique “Revolucionarios” pero desgraciadamente en cargos con poder de tomar de decisiones, boicoteando o ninguneando a los Venezolanos y dandole publicidad y pago en dolares a los que vienen.(vale decir Falson y sus ferias con Olga Tañon) Eso tiene que acabarse y deben todos los organismos de Gobierno sin excepción apoyar lo nuestro. Hasta cuando en un proceso de cambio como el que tenemos se va a seguir pidiendo a los ministerios que ayuden a los artistas, periodicos y emisoras comunitarias, que cierran o se dedican a otra cosa por falta de apoyo. Vamos Farruco por favor revise y el resto de R también en ese ministerio, bueno alba ciudad esta excelente, que siga asi!!!

wpDiscuz