Ministro de Cultura ofreció detalles sobre la aprobación de recursos para el plan de lectura Manuel Vadell

Foto: Luigino Bracci

Con la finalidad de dar a conocer los detalles sobre los recursos aprobados por el presidente de la República Nicolás Maduro Moros, para el sector cultura, específicamente para el plan de lectura Manuela Vadell, la recuperación de la Biblioteca Nacional y la Red de Bibliotecas Públicas, el ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, acompañado del presidente del Centro Nacional del Libro (Cenal), Raúl Cazal, el director de educación del MPPC, Jesús Milano y el director de la Biblioteca Nacional, Ignacio Barreto, ofrecieron una rueda de prensa en la plaza Bolívar de Caracas, lugar donde se desarrolla la 14ª Feria Internacional del Libro de Venezuela (Filven) 2018.

Texto: Alba Ciudad (Angie Vélez)

El ministro expresó su alegría por la inversión que el gobierno Bolivariano realiza en la cultura, siendo el mejor destino que puede tener el tesoro nacional, “cada Bolívar soberano, cada Petro invertido en la cultura, es un Bolívar soberano o un Petro, que una semilla para el florecimiento no solamente de las artes en sus distintas disciplinas artísticas, no solamente en la memoria, en el caso de las Bibliotecas, sino también una semilla para la cohesión y la identidad nacional de Venezuela”.

En ese mismo sentido, aseguró que la cultura forma parte del fortalecimiento de la identidad del venezolano, así como indestructibles e insensibles, dándole eternidad al proyecto nacional. Asimismo, destacó que en tiempo en los que el país ha sido atacado, es de mayor importancia que se afiance la identidad nacional mediante el florecimiento de sus disciplinas artísticas.

Foto: Luigino Bracci

Precisó que no es casualidad que lo primero en atacar a la hora de una invasión, en su cultura, “no por azar la biblioteca de Barbados fue de las primeras edificaciones destruidas durante la invasión a Irak, no por casualidad se despliegan poderosas fuerzas de transculturización para borrar nuestra identidad y nuestra cultura nacional. No por casualidades se inoculan en nuestro pueblo la celebración de fiestas y de ritos distintos a los de la original cultura venezolana”.

Resaltó la importancia del plan de lectura aprobado por el ejecutivo nacional, el cual lleva el nombre de un venezolano que consagró su vida al trabajo editorial revolucionario, Manuel Vadell. Además la puesta en uso de la Biblioteca Nacional y toda la Red de Biblioteca Públicas del país.

Agradeció la aprobación de los recursos en el marco de esta exitosa 14ª Filven, lo que demuestra que es un espacio más allá de la venta de libros, “pero si solo lo fuera, sería solamente un mercado y la feria es mucho más que un mercado. La feria es la fiesta del libro y la lectura en Venezuela, y yo diría mucho más de todas la artes”.

Foto: Gregory Terán, AVN

Saludó a los directores y directoras de las escuelas y centros de formación cultural presentes en la rueda de prensa. Entre los que estuvieron presentes, se encuentra la escuela de Luthería del 23 de enero de Sierra Maestra, centro de educación del MPPC, El Ballet nuevo mundo creación de la bailarina Sandra Rodríguez y el Centro de Formación Voces Risueñas de Carayaca.

De igual forma extendió la invitación a los medios de comunicación para que se acerquen a los centros de formación, para que difundan el trabajo de gran importancia que se realiza con los niños y niñas, inculcándole las distintas disciplinas artísticas.

Incluida toda la Bibliodiversidad

Por su parte Raúl Cazal, presidente del Cenal, expresó su agradecimiento por la aprobación del plan de Lectura Manuel Vadell, detallando que desde los gabinetes de cultura se ha estado trabajando en la inducción de la mediación del libro y la lectura, instalado durante tres días en la Filven. Por otro lado, el coloquio de literatura infantil y un seminario de literatura venezolana, ¿Qué están escribiendo los jóvenes?.

Con la aprobación de los recursos, se estaría trabajando más desde la imprenta de la cultura, quienes trabajaron de manera ardua para esta Filven.

Cazal, detalló que se estará incluyendo toda la bibliodiversidad, desde los géneros de literatura, poesía y ensayo, “la memoria va a estar incluida ahí para que todos ciudadano se sienta descolonizado con la lectura”.

Centros de Formación

Jesús Milano, director de educación del MPPC, detalló que los centros de formación nacieron como alternativas de formación cultural para otras instituciones, por ello resaltó que siempre estuvieron de la mano de la población rechazada.

Cuentan con escuelas de artes desplegados a nivel nacional, 5 escuelas de música en Caracas: Escuela de Música Lino Gallardo, Escuela de Música Prudencio Esaa, Escuela de Música Pedro Velazco Colón, Escuela de Música José Reina, Conservatorio Nacional de Música Juan José Landaeta, todas atienden la formación musical profesional.

Foto: Gregorio Terán, AVN

También cuentan con 2 centros de formación cultural en Caracas, El Centro de Formación José Fernando Díaz que está en Pérez Bonalde y el Centro de Formación Cultural Benicio Agámez que está en la escuela Bolivariana José Martí en Sarria.

En el estado Vargas, se encuentra la escuela de música Pablo Castellanos y el Centro de Formación cultural, Voces Risueñas de Carayaca. En el Estado Miranda, se encuentra el Centro de Formación Juan Lovera en San Antonio de los Altos, Centro de Formación Cultural Armando Reverón en Caucagua y en el estado Mérida El Centro de Formación Cultural Elbano Méndez Osuna en el municipio Tovar.

También las escuelas nacionales de danza en Caracas y en el estado Táchira, así como la primera escuela nacional de Artes Escénicas César Rengifo y la Escuela Nacional de Danza Ballet Nuevo Mundo.

El ministro, Ernesto Villegas, pidió una asamblea con las comunidades donde se encuentran ubicados los diferentes Centros de Educación Cultural y todas las organizaciones populares para garantizar la transparencia y eficiencia absoluta de los bolívares soberanos invertidos en la recuperación de estos establecimientos.

Recursos aprobados

Ignacio Barreto, presidente de la Biblioteca Nacional, recordó que las bibliotecas nacionales tienen como finalidad la preservación y el resguardo de la memoria documental lo que hace tener una fortaleza como pueblo en lo que tiene que ver con identidad, soberanía y entender de dónde se viene y para dónde ir.

Foto: Luigino Bracci

Agregó que efectivamente la guerra económica para tratar de ahogar la voz de un pueblo afecta a la biblioteca con la misma gravedad con la que afecta el sistema de salud y al sistema alimentario, el no tener insumo, implica que la tarea tan importante de la biblioteca nacional de hacer el tratamiento al acta de independencia, “no nos lo permite porque no tenemos los insumos”.

Por otra parte, lamentó que la guerra económica tampoco permite actualizarse porque se han visto en la necesidad de importar los títulos de venezolanos que han escrito en otras partes del mundo, “la necesidad de mantenernos actualizados para poder generar más conocimientos entre nosotros”.

Un total de 85 millones, 848 mil Bs.S para el desarrollo de las actividades, reparación y mantenimiento de la estructura bibliotecaria para la adecuación de las colecciones en su control de temperatura que permite que no se deteriore, “no es solamente el tema de preservación para que estén en vitrina, sino que es también para el para el acceso a la información”.

Ignacio Barreto. Foto: Luigino Bracci

Además, 48 millones 920 mil 418 Bs.S, para la adquisición de equipos que ayudarán con el resguardo de las obras y para los procesos de digitalización que permitirán que todo el mundo pueda consultarlo.

Resaltó la importancia de la Red de Biblioteca Públicas, para un total de 41 en Caracas, 9 en Vargas y más de 700 bibliotecas públicas y salas de lectura en todo el resto del país, centros donde además actúa la misma comunidad, haciendo importantes aportes a la construcción del estado comunal.

Foto: Luigino Bracci

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

Foto: Gregorio Terán, AVN

 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en