Falleció el dramaturgo Pedro Joaquín Riera

10919415_900048203372778_495017741882707321_oEste domingo a las 10:25 de la mañana falleció en su hogar y en compañía de su esposa e hijo, el dramaturgo Pedro Joaquín Riera Sevilla a sus 73 años. Revolucionario quien dedicara toda su vida a la cultura, el teatro y los títeres en Caracas y las comunidades del Estado Vargas. “Ha muerto Pedro Riera, dramaturgo, actor, director. Más de 50 años de vida artística. Nuestros respetos”, señaló el ministro de Cultura, Reinaldo Iturriza, a través de su cuenta en Twitter. “De parte del equipo de trabajadores del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, del Centro Nacional de Teatro y de la familia de la Fundación Casa del Artista nuestras palabras de condolencia a sus familiares y nuestro compromiso de estar siempre al lado de su legado”, señaló la Casa del Artista en un comunicado.  

Texto tomado de la Fundación Casa del Artista

Pedro Riera fue postulado por la Red Nacional de Teatro y Circo para los Premios Nacionales de Cultura mención Teatro 2012-2014, deferencia que nos comenta su esposa “fue de gran alegría y motivación para él”. Sus restos serán cremados en el Cementerio del Este. Hoy nos despedimos con un gran y fuerte aplauso sus familiares, amigos y público quienes tuvimos la dicha de conocerle y verlo en la creación. Paz a su Alma y consuelo a sus seres amados.

¿Quién es Pedro Riera?

Pedro Riera, fue el Director General de El Teatro del Triángulo, hombre dedicado al teatro venezolano desde 1959. Perteneció a la primera promoción de la Escuela de Teatro Ramón Zapata que aún funciona en la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, donde la base de su formación cultural, artística y teatral fue producto especial de Eduardo Moreno. Director de Teatro, (ex alumno del japonés Seki Sano, quien a su vez fue alumno directo del maestro ruso Constantin Stanislavky), y a los maestros: Luís Luksic (pintor, poeta y titiritero), Eulalio Toledo Tovar (pintor y muralista), Pedro León Castro (pintor y grabadista), Nina Socolova (maestra rusa de danza clásica), Alfredo Anzola (docente de Psicología), los titiriteros Alexis Antiques (Argentino) y Jaime González Portal (Peruano) y en especial a Cesar Rengifo (pintor y dramaturgo) quien con su amistad influyó en su formación.

Realizó actividades de docencia teatral y de educación secundaria, creatividad infantil, actor en teatro y cine, director teatral, dramaturgo, titiritero, articulista de temas culturales, escenógrafo, cineasta, promotor cultural y dirigente sindical.

Como actor, en los años sesenta en Valencia, recuerda su actuación en la obra de Cliford Odets “Despierta y canta”, o en el Estado Anzoátegui en “Miser Patelín” (farsa francesa de autor anónimo), o recientemente en Caracas y en el Estado Vargas lo recuerdan en el monólogo “La semana de la Patria” de Néstor Caballero; así como también a los hoy jóvenes y niños que disfrutaron su actuación en los espectáculos “Vamos de Cuentos” y en ”Los cuentos de la abuela María”.

Trabajó como docente en las escuelas de teatros: Ramón Zapata (Valencia), Teatro Teófilo Leal (Barcelona), Liceo “Martín J. Sanabria (Valencia) Liceo “Enrique Bernardo Núñez (Valencia), Liceo nocturno “Nueva Valencia, Liceo “Enrique Delgado Palacio” (Guacara), como Director escénico con los grupos teatrales con la ACAT (Asociación Carabobeña de Arte Teatral) (Valencia), Pequeña Compañía de Teatro Venezolano (Valencia), Teatro La Huella (Barcelona (Anzoátegui), Teatro Tilingo (Caracas), Teatro del Triángulo (Caracas) del cual fue su Director general desde 1978, el grupo de teatro infantil del Ateneo de Valencia). Su inquietud social lo obligó a participar, conscientemente, como directivo en las instituciones UTIVE (Unión De titiriteros de Venezuela), como Centro Teatral La Guaira (La Guaira), INPREC. (Instituto de Previsión Trabajador Cultural y cinematográfico) (Caracas) el Sindicato Profesional de Radio, Teatro, Cine, Televisión y Afines del Distrito Federal y Estado Miranda. (Caracas) FUNDARTE (Caracas) y la Coordinadora de titiriteros de Caracas.

Esta actividad le valió los reconocimientos: Condecoración (MÉRITO AL TRABAJO.1º CLASE) Ministerio del Trabajo. (1988) Caracas, Condecoración Orden “ANDRES BELLO” 3ª Clase. Ministerio de Educación. (1992) Caracas, Mención por el Primer Concurso de obras en un acto. Asamblea Legislativa del Estado. Carabobo. (1972) Valencia, PREMIO HUMANIDAD (Artes Escénicas) Ateneo Dr. José María Vargas. (1997). La Guaira, Mención Concurso de Obras en un acto. Nuevo Grupo. (1973) Caracas, Premio Colectivo “Juana Sujo” al Teatro Del Triángulo, Por su labor en el interior del país y en el exterior. (1974) Caracas, Premio Colectivo “Juana Sujo” al Teatro Tilingo por sus producciones: Popul Vhu y La Princesa Panchita. (1974) Caracas, Mención por el Cortometraje: “Cesar Rengifo” del Concejo Municipal del Distrito Federal. (1976) Caracas, (Premio Colectivo) Por la obra “Vamos de Cuentos”, en el Primer Festival de Teatro Para Niños. CANTV. (1979) Caracas, Reconocimiento a la labor de 16 años. FUNDARTE. Caracas, Placa y reconociendo público por la trayectoria y aportes al desarrollo del teatro venezolano en el XXVIII Festival Internacional de Oriente (2004) Barcelona-Estado Anzoátegui y DIPLOMAS de variadas instituciones públicas y privadas del país en reconocimiento a su actividad teatral.

Como dramaturgo escribió 36 piezas teatrales, entre comedias, dramas, sátiras, teatro para niños y títeres, donde se observa gran variedad de temas y formas, destacándose en lo que él llama teatro para adultos obras como “El Sueño de las Tortugas” la cual ha sido montada por mas de 90 grupos teatrales en el país desde que fue escrita en 1961, el impacto que causo la pieza “PAM” (Pobre Anciana Millonaria) para el público valenciano, por la forma y contenido en 1964, Con las piezas “La Historia Conocida 1973 (Mención Concurso de obras breves Nuevo Grupo) y producida por el Teatro Tilingo de Caracas y “La Señora Rosa Vive Ahí” 1985, puesta en escena por el Teatro del Triángulo destaca su capacidad como dramaturgo al colocar en el escenario temas de la actualidad social venezolana.

La mayoría de su producción dramática está inédita, al igual que la mayoría de los dramaturgos venezolanos; sin embargo los grupos teatrales se las han arreglado para montar sus textos, en especial aquellas que están dirigidas tanto al público infantil como los de contenido político, como ha ocurrido con la pieza ecológica “Hubo un Árbol”, “Vamos de Cuentos” la producción del Teatro del Triángulo y dirigida por Sylvia Mendoza que se representó 200 veces durante los años 70 y “Los Cuentos de la Abuela María” donde dirige y actúa y que mantiene como parte del repertorio del Teatro del Triángulo con mas 170 presentaciones, presentándose en escuelas públicas. Otras obras escogidas por grupos de teatro popular han sido “Las Fotos”, “Chicago 1886”, “El Lago Encantado”, “Los Miopes”, “Intriga en el Bosque” y las obras de títeres.

La dramaturgia de Pedro Riera, evidenciada en orientaciones claramente definidas en lo referido al teatro como servicio social, presentando conflictos, personajes y situaciones propios del entorno social donde ha convivido con la intencionalidad de propiciar conciencia crítica del espectador con su sociedad, sin llevar sus propuestas escénicas, hacia el panfleto, la disertación filosófica o el recurso didáctico hacia lo social, ya que por su experiencia como director escénico, le ha permitido tener presente el carácter estético de la creación artística, lo que le a permitido mostrar, en algunas de sus obras, la presencia de un lenguaje que puede considerarse poesía dramática. Amplió su creación hacia el teatro para niños y los títeres, apoyado en el concepto de que todos los temas del ser humano son aptos para ser disfrutados por el niño, con la única cualidad de escoger correctamente la forma en que se le presente, para divertir y formar.
Su hijo Raúl Riera Soler
Su esposa la Sra. Emma Soler

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz