Participantes en el III Congreso Nacional de Cultura condenan asesinato de Robert Serra y María Herrera: Lea el comunicado

img_32611409420326

(Archivo/AVN)

Desde el III Congreso Nacional de Cultura, cuyas asambleas estadales se realizan en estos momentos en todos los estados del país, cientos de cultores, comuneros, miembros de movimientos sociales y participantes de toda índole han aprobado un comunicado repudiando el vil asesinato del diputado del PSUV, Robert Serra, y su pareja María Herrera. Dice en parte: “Nuestros hermanos, Robert Serra Aguirre y María Herrera Sequera, fueron arrancados de nuestro lado, justo cuando más necesitamos de manos para hacer la patria y corazones para sentirla. Nosotros, cultores y cultoras, participantes del III Congreso Nacional de Cultura, condenamos el vil asesinato de nuestros hermanos. A esta hora sabemos que fue un crimen planificado y ejecutado con gran precisión, por eso exigimos justicia y que la verdad prevalezca”.

Le invitamos a leer el texto completo del comunicado:

Comunicado de Participantes del III Congreso Nacional de Cultura

El III Congreso Nacional de Cultura comenzó con el mes de octubre. Casi dos años han pasado de aquel inolvidable encuentro con el Comandante Chávez bajo la lluvia del Cordonazo de San Francisco. Hoy, esa lluvia que nos recuerda la palabra y la obra del líder eterno de la Revolución Bolivariana riega la tierra de nuevo, estamos en todo el país, integrándonos en la discusión de lo que somos, de la sociedad que queremos ser.

El mes de octubre llegó con nuestras reflexiones sobre la cultura comunal, la cultura de una sociedad amorosa cuyas bases se alzan sobre los valores más elevados del espíritu humano. Pero el viento de octubre, que trajo la lluvia y las ideas, el recuerdo y el juramento, también nos heló el alma. Nuestros hermanos, Robert Serra Aguirre y María Herrera Sequera, fueron arrancados de nuestro lado, justo cuando más necesitamos de manos para hacer la patria y corazones para sentirla. Nosotros, cultores y cultoras, participantes del III Congreso Nacional de Cultura, condenamos el vil asesinato de nuestros hermanos. A esta hora sabemos que fue un crimen planificado y ejecutado con gran precisión, por eso exigimos justicia y que la verdad prevalezca.

Alzamos nuestra voz contra los planes de los grupos fascistas que desde el inicio de la Revolución Bolivariana han tratado de frenar al río de Pueblo y de ideas que han echado raíces en tierras venezolanas; estos grupos, financiados y entrenados por la derecha imperial, buscan desestabilizar mediante prácticas terroristas la paz que día a día construimos desde el trabajo y la reflexión compartida.

Sabemos que no existen diferencias entre una vida y otra, que toda manifestación de la vida es invalorable, así que no aceptamos que nos dividan o confundan, no aceptamos la banalización de la muerte. Nos reconocemos como seres humanos que luchamos por liberar a la humanidad de la violencia opresora del capitalismo, violencia que se manifiesta de formas diversas, todas nacidas del robo de la riqueza social y de la ausencia de oportunidades para todos y todas. Estamos seguros de que los venezolanos y venezolanas honestos, rechazan el mal en todas sus formas y reconocen a la bondad y a la vileza como los únicos bandos en pugna.

Como cultores y culturas, como hacedores de las artes, como pensadores, cronistas, educadores y maestros, estamos conscientes de nuestro compromiso con Venezuela y la humanidad, sabemos que debemos fortalecer a las nuevas generaciones de cara al futuro, hacia una sociedad que reconozca la supremacía de lo espiritual sobre lo material, donde la vida en todas sus formas sea la riqueza más preciada. Con la bandera a media asta y sintiendo hondo la fuerza de nuestros caídos, en todos los tiempos, en todas las luchas que nos antecedieron, levantamos nuestra mirada para vislumbrar el horizonte, sabiendo que cada paso, cada palabra, cada acción está dirigida hacia esa clara línea, que es nuestro deber correr hacia los nuevos tiempos con las luces de la razón y del amor.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz