Sanciones de EEUU contra empresa china ZTE afectan compra de componentes y repuestos

Foto: Cortesía

A raíz de las sanciones que la empresa china ZTE, fabricante de teléfonos móviles, tabletas y otros dispositivos, ha sido víctima por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos al prohibirle en abril a las empresas de ese país tener negocios con ZTE, son diferentes los problemas que dicha empresa ha padecido. Un 30 por ciento de los componentes de sus teléfonos móviles son de procedencia estadounidense, pero recientemente se han viralizado las fotos de un orinal en las oficinas de ZTE en Shenzhen, que la empresa dice que no puede arreglar por las prohibiciones de EE.UU. Las sanciones fueron aplicadas por haber comercializado con Irán.

Texto: Gizmodo y Alba Ciudad

El Southern China Morning Post informa que la empresa le ha dicho a sus empleados, mediante una nota pegada en el baño, que no ha sido posible reparar un orinal en sus oficinas de Shenzhen porque significaría violar las prohibiciones establecidas por Estados Unidos. El orinal en cuestión fue fabricado por la empresa estadounidense American Standard, un fabricante de productos de cocina y baños con sede en la ciudad norteamericana de Nueva Jersey.

La foto de la nota fue publicada en la web china Weibo y confirmada como auténtica por un empleado de ZTE.

“Nuestra empresa está actualmente sujeta a una prohibición de exportación por el gobierno de Estados Unidos. Debido a que este aparato es un producto de American Standard, no podemos conseguir las partes de repuesto por la prohibición”, dice la nota. “Cuando se levante la prohibición de exportación, prometemos conseguir las partes de repuesto, reparar [el orinal] y reanudar su funcionamiento inmediatamente. Lamentamos cualquier inconveniencia provocada por esta situación”.

Es importante recordar que las sanciones contra ZTE fueron impuestas en 2016 por Estados Unidos, alegando que la empresa estaba comercializando con Irán, país que sufre un bloqueo comercial por parte de los estadounidenses.

Se estima que el 30% de los componentes de sus dispositivos son de origen estadounidense, por lo que el bloqueo hacía que estuvieran ante una situación muy complicada.

De esta forma, el fabricante chino ya no podrá usar tecnología ni componentes que provengan de compañías como Dolby o Qualcomm, incluidos los famosos procesadores Snapdragon que se usan en teléfonos Android.

También se alega que ZTE podría perder acceso a las licencias del sistema operativo Android, que comercializa la empresa estadounidense Google. Si bien el sistema operativo Android es de código abierto, los componentes provistos por Google (incluyendo la tienda Google Play y los diferentes servicios, tales como Gmail, Drive, los asistentes y similares) se proveen a través de licencias pagas.

En mayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció a través de un asesor haber llegado a un acuerdo con ZTE para reactivar sus operaciones, aunque la empresa debía cumplir una serie de condiciones:

  • Expulsar a todos los directivos responsables de la primera sanción por comerciar con Irán.
  • Colocar a algunos funcionarios de Estados Unidos dentro de la compañía, quienes se encargarán de monitorizar las actividades comerciales de los chinos.
  • Hacerse acreedor de una “multa sustancial”.
  • Cambiar a todo su equipo administrativo, el cual deberá ser aprobado por Estados Unidos.

Lo que se convierte en un claro mensaje contra las compañías chinas interesadas en comercializar con Estados Unidos.

En junio, el Departamento de Comercio anunció un acuerdo con la empresa para levantar las prohibiciones. No obstante, el Senado de Estados Unidos votó para restaurarla esta semana por supuestos “motivos de seguridad”. La Cámara de Representantes del país tendrá que aprobar las medidas del Senado para bloquear el nuevo acuerdo de ZTE.

En Venezuela, ZTE posee el 15,7 por ciento de las acciones de la ensambladora de teléfonos estatal Vtelca, creadora del popular “Vergatario” y otros teléfonos y tabletas, y que en un 84,3 por ciento es propiedad del Estado venezolano. La mayoría de sus teléfonos y tabletas son diseñados a partir de componentes y tecnologías suministradas por ZTE.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en