Estados Unidos, Francia y Reino Unido iniciaron agresión militar contra Siria

Foto: Hassan Ammar / AP. Foto de exposición prolongada mostrando la trayectoria de dos misiles.

Fuertes explosiones se registraron en la madrugada de este sábado cerca de Damasco, luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, diera la orden de bombardear Siria. En las redes sociales se difundieron las primeras imágenes del bombardeo, en las que se aprecian los sistemas de defensa aérea sirios en Damasco, que se activaron en medio de los ataques aéreos. La coalición imperialista lanzó contra Siria 103 misiles, según los datos del Ministerio de Defensa ruso. 71 de estos misiles fueron interceptados por los sistemas de defensa antimisiles de Siria.


Texto: Actualidad RT

También informaron que las bases militares fueron evacuadas antes del ataque, gracias a “una advertencia temprana de los rusos”. El Estado Mayor ruso informó que según los datos preliminares, no hay víctimas entre los civiles y las fuerzas militares sirias tras el ataque a Siria de EE.UU. y sus aliados.

Los ataques habrían alcanzado un centro de investigaciones a las afueras de Damasco y almacenes militares en Homs.

Poco tiempo después del ataque, el presidente de EE.UU., Donald Trump, confirmó su decisión de atacar territorio sirio en el marco de una operación conjunta con Francia y el Reino Unido. “Ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos realizar ataques de alta precisión contra los objetos relacionados con el potencial de las armas químicas del dictador sirio Bashar al Assad”, declaró Trump este viernes en la noche ante los periodistas.

“En estos momentos, ya está en marcha una operación conjunta con las Fuerzas Armadas de Francia y del Reino Unido”, precisó. Asimismo, Trump aseguró que la respuesta militar de EE.UU. a Siria será “de larga duración”, si las autoridades del país “no dejan de usar armas químicas”.

Además, el presidente de EE.UU. explicó que la operación conjunta militar contra Siria es una consecuencia de la incapacidad de Rusia de frenar el uso de armas químicas por Al Assad.

De este modo, el presunto ataque químico que habría tenido lugar el 7 de abril en la urbe siria de Duma (Guta Oriental), del cual Occidente acusa, sin tener ninguna prueba, al gobierno de Bashar al Assad, se ha convertido en el pretexto para atacar al Estado sirio.

Por su parte, la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, autorizó la participación de las Fuerzas Armadas británicas en la operación contra Siria.

Poco después, el secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, dio una rueda de prensa desde el Pentágono en el que afirmó que los ataques contra Siria contra distintos objetivos fueron “más duros” que los de 2017, pero que fueron un “solo disparo” para enviar un “mensaje fuerte al presidente de ese país, Bashar Al Assad.

Aseveró que el ataque contra Siria es para “defender los intereses de EE.UU” y que pudiera haber más si Al Assad “decidiera usar más armas químicas en el futuro”, aunque por ahora no tienen otros planificados.

El jefe del Pentágono aseveró que el gobierno de Al Assad realizó un ataque químico contra Siria, sin embargo, al ser consultado por los periodistas sobre el tipo de agentes utilizados, no pudo precisar.

También se le preguntó si el ataque con misiles contra lugares donde supuestamente hay armas químicas no podría liberarlas y afectar así a la población civil inocente, a lo que respondó que “se han tomado todas las previsiones”.

Un día antes, el 12 de abril, Trump publicó un tuit en el que advirtió a Rusia que se preparara para un ataque estadounidense contra Siria con misiles “bonitos, nuevos e inteligentes”. No obstante, no precisó entonces, cuándo sería el ataque.

“Nunca dije cuándo tendría lugar un ataque a Siria. ¡Podría ser muy pronto o no tan pronto!”, expresó el mandatario estadounidense.

  • Algunos países occidentales responsabilizan a Bashar al Assad por el supuesto ataque químico en la localidad siria de Duma, que habría tenido lugar el 7 de abril, y consideran la posibilidad de una respuesta militar.
  • El Gobierno sirio niega vehementemente haber realizado ese ataque.
  • Damasco, en virtud del acuerdo sobre la destrucción de sus armas químicas, suscrito en 2013, procedió a registrar todo su arsenal de ese tipo, que fue llevado fuera del territorio sirio.
  • En enero de 2016, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) –que recibió por ello el Premio Nobel de la Paz– anunció que el arsenal químico de Siria había sido completamente eliminado.
  • El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, subrayó que no está confirmado que en Duma se emplearan sustancias químicas prohibidas.
  • Los especialistas rusos de protección biológica, radiológica y química tomaron muestras de suelo en Duma, cuales no indicaron la presencia de ningún compuesto nervioso ni de cloro.
  • Rusia aboga por una investigación de las circunstancias del incidente, que habría tenido lugar en Duma el pasado 7 de abril, y ha instado a la OPAQ compartir lo antes posible los resultados de su trabajo en el lugar de los hechos.
  • El jefe del Pentágono, James Mattis, reconoció que EE.UU. no tiene pruebas del uso de cloro o sarín en el presunto ataque del 7 de abril en la localidad siria de Duma. Según Mattis, la única prueba del Pentágono de que este incidente tuvo lugar provino de informes de medios.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en