El Saime está listo para implementar nuevo sistema de prórroga de pasaportes

De acuerdo con Juan Carlos Dugarte, director general del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), la institución se encuentra lista para atender las solicitudes de las personas que utilicen el nuevo sistema de prórroga de pasaporte, que entrará en vigencia a partir del primero de noviembre próximo.

Texto: Correo del Orinoco 

“Ya estamos listo. Contamos con el material y solo esperamos que la Casa de la Moneda nos entregue las primeras 300 mil calcomanías con el diseño acordado, para atender a los primeros solicitantes”, afirmó Dugarte.

El director de Saime precisó que la razón fundamental para la implementación de este plan está directamente relacionada con el ahorro del material empleado en la confección del pasaporte. Alegó que en algunos casos, este documento es desechado por sus dueños, “con un buen número de hojas sin uso”, y muchos de ellos, agregó, sin uso.

La elaboración de un pasaporte, explicó Dugarte, supone un “costó considerable para el Estado, pues todos los insumos utilizados en su fabricación son de origen extranjero”: la lámina de policarbonato y el chip interno, entre otros elementos.

“Una de las razones principales por las que se decidió por la prórroga del pasaporte”, señaló Dugarte, “es el ahorrar material en una situación donde el Estado afronta una merma en sus ingresos, producto del precio de petróleo, lo que obliga a invertir los dólares en alimento y medicina”.

El director calcula que más de 600 mil personas solicitarán prorrogar sus documentos en los último meses del año. Aseguró que la institución cuenta con el material necesario para atenderlos, y que para principio de 2018 llegará un cargamento de material para dar respuesta a más de un millón de solicitudes.

En una entrevista transmitida por Radio Miraflores, Dugarte atribuyó la iniciativa de crear un mecanismos para prorrogar los pasaportes al presidente Nicolás Maduro, quien formalizó el procedimiento mediante el decreto número 3.097, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 6.333, de fecha 8 de octubre de 2017.

PRIORIDADES

Dugarte indicó que en lo que va de 2017, la institución que dirige ha emitido 810.406 pasaporte. Al respecto, declaró que esta cifra pudiese ser mayor de no ser por los criterios de entrega adoptados por el Saime, los cuales priorizan a “las personas que en realidad tengan necesidad de viajar”.

“Lamentándolo mucho, pareciera que el sacarse el pasaporte es una moda. La gente solicita el pasaporte para no viajar”, expresó Dugarte, quien, basado en estudios realizados por el Saime, estimó que de los últimos dos millones de libretas emitidas, únicamente 400 mil personas han viajado fuera del país, lo que quiere decir que más de 75 por ciento de las ciudadanas y ciudadanos que lo solicitaron, no lo utilizan.

Reveló que el Saime solo expedirá pasaportes nuevos a quienes los solicitan por primera vez, así como a los menores de edad cuya fisonomía haya cambiado y a aquellas personas con libretas sin hojas libres para estampar los sellos de salida y entrada.

UN DOCUMENTO SEGURO

No obstante, el costo del documento y de la “imperiosa necesidad” de implementar medidas inmediatas, las propuestas planteadas siempre estuvieron subordinadas a la permanencia de los elementos de seguridad presentes en el pasaporte venezolano, las cuales, enfatizó Dugarte, hacen que este “sea el mejor del mundo”, debido a su inviolabilidad.

“Es el mejor pasaporte del mundo. Catalogado así no solo por nosotros sino por organismos internacionales. Este documento no es fácil de vulnerar”, sostuvo el director del Saime, quien destacó la intervención de las Casa de la Moneda venezolana, en su elaboración y en la adaptación de los elementos de seguridad que integran el dispositivo de prórroga.

El nuevo instrumento consiste en una calcomanía especial que incorpora la foto original del pasaporte, los datos del portador, un sello de agua y distintos elementos de seguridad, los cuales, no fueron descritos por Dugarte, quien alegó razones preventivas.

Además del aspecto económico y de seguridad, el interlocutor justificó la adopción de la calcomanía al agregar fácil obtención de la materia prima y celeridad en el proceso de tramitación, pues, dijo, solo comprende su colocación en una hoja disponible del librillo.

En el caso de Caracas, el proceso para la obtención de la prórroga podría durar 48 horas, es decir, desde que el usuario realiza la solicitud a través del portal web www.saime.gob.ve, hasta que, dos días después, acuda a la oficina del Saime a que le sea colocada la calcomanía en el pasaporte. En el caso de las solicitudes hechas desde el interior del país, el tiempo de espera estará subordinado al tiempo que demore el envío del documento hasta las oficinas regionales.

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz