Fallece el maestro de la guitarra Alirio Díaz

aliriodiazEste martes, se conoció el sensible fallecimiento de Alirio Díaz, el maestro de la guitarra clásica, quien dejó de existir a las 3 de la tarde en la ciudad italiana de Roma a los 92 años. El ministro del Poder Popular para la Cultura, Freddy Ñáñez, señaló: “con mucha tristeza informo al país que hoy en Roma murió uno de los guitarristas más importantes del mundo: nuestro Alirio Díaz”. A través de su cuenta en la red social Twitter, aseguró que “la última voluntad del maestro será cumplida: será enterrado en Carora, su tierra natal. Alirio Díaz nos deja. ¡Sentido pésame, guitarra!”.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Alirio Díaz nació el 12 de noviembre de 1923 en el seno de una familia campesina de ocho hermanos, en el caserío La Candelaria –al norte de Carora– y desde niño mostró aptitudes por la música y curiosidad por la cultura. Fue uno de los más grandes guitarristas clásicos venezolanos, conocido en el ámbito internacional, junto a Antonio Lauro, Rodrigo Riera, Raúl Borges, José Rafael Cisneros y Luis Zea.

Se formó en  Trujillo y en Caracas, en la Escuela Superior de Música “José Angel Lamas”, recibiendo lecciones de Juan Bautista Plaza, Raúl Borges, Vicente Emilio Sojo y Primo Moschini. Como ejecutante de clarinete es acogido en las filas de la Banda Marcial que dirigía el maestro Pedro Elías Gutiérrez y el maestro Sojo lo incorpora en la fila de los tenores del mejor coro que ha tenido Venezuela, el memorable Orfeón Lamas. Pero su modus vivendi quedó resuelto cuando los músicos populares de la esquina de la Torre y de la magnífica orquesta de César Viera en la Radio Tropical lo llaman para trabajos profesionales, a lo cual se añadió un pequeño subsidio que, gracias al maestro Vicente Emilio Sojo, le fue otorgado por el Ministerio de Educación Nacional.

A partir de 1950 se da a conocer mediante repetidos y brillantes recitales tanto radiales como privados y públicos, en la Biblioteca Nacional de Caracas -el 12 de febrero de 1950- y poco después en los Ateneos de Valencia, Barquisimeto y Trujillo, de los que obtuvo magníficas críticas. Ya desde entonces interpretaba en la guitarra lo mejor de su repertorio, incluyendo las obras de los más notables maestros venezolanos como Borges, Sojo y Lauro.

A mediados de 1951 emprende viaje a Italia siempre con la inquietud del perfeccionamiento, recibiendo clases de Andrés Segovia, una de las mayores figuras a nivel mundial en el mundo de la guitarra. “Un par de años más tarde Alirio llega a ser no sólo el discípulo del maestro sino su asistente y sustituto en la propia Academia Chigiana”, señala su biografía oficial.

De allí, realizó ininterrumpidas peregrinaciones por los cinco continentes por donde aparece actuando, como solista y con grupos sinfónicos bajo la dirección de renombrados directores como Celibidache, Stokowsky, Estévez, Kostelanez, Frubek y Iturbi.

Durante estas actividades Alirio fue tomando conciencia del alto valor de las manifestaciones musicales populares, y siguiendo las huellas de Vicente Emilio Sojo, en sus viajes a Venezuela dedicaba gran parte de su tiempo a la recopilación de cantos de origen popular, muchos de los cuales, luego de cuidadosas armonizaciones guitarrísticas eran -y siguen siéndolo- interpretadas ante públicos de todo el mundo. De las mismas quedan ediciones y grabaciones discográficas, fruto de estas experiencias.

El pasado 12 de noviembre el también Premio Interamericano de Música cumplió 92 años de edad, acompañado por su familia con la que residió hasta hoy en Italia, país que lo declaró Ciudadano honorario de Turín, de donde regresará a Carora para su última despedida.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz