Investigación y realismo son la base argumental del largometraje “Abril la película” (+Fotos)

_mg_18021438557795La investigación documental y el empleo de escenarios reales junto a la recreación de personajes y hechos son la base argumental de Abril la película, largometraje que vincula con veracidad la memoria histórica reciente con la actualidad política, mediante un trabajo actoral y de producción basado en el realismo, para llevarle al espectador una nueva mirada sobre el golpe de Estado de Abril de 2002. Basada en el libro Abril golpe adentro, reportaje de precisión del periodista Ernesto Villegas, la película —dirigida por José Antonio Varela y cuyo rodaje de ocho semanas concluyó en agosto— narra varias subtramas que configuran los sucesos de los días 11,12 y 13 de abril de 2002, cuando la derecha dio un golpe de Estado contra el gobierno legítimo y constitucional del presidente Hugo Chávez.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: AVN

“La investigación sobre abril sigue viva, es una investigación dinámica, muchos de sus protagonistas y sus testigos siguen vivos, hay memoria de lo ocurrido, hay episodios inéditos a granel”, resaltó Villegas en declaraciones a la Agencia Venezolana de Noticias el pasado domingo 2 de agosto, último día de rodaje realizado en Fuerte Tiuna.

Explicó el autor que el valor documental de la obra se ha ido enriqueciendo con datos adicionales a través del tiempo. “A medida que tú te asomas a abril, vas descubriendo nuevas cosas, y eso que me pasó durante la redacción del libro ha seguido ocurriendo en el rodaje de la película”.

_mg_16931438557793

De esta manera la memoria histórica del tema adquiere más atributos informativos al tiempo que se agregan elementos veraces a la trama de investigación, como ocurrió durante el rodaje. “Si he de reeditar mi libro tendré que tomar de la película algunas cosas que ellos han profundizado, de esa investigación viva que todavía sigue desde abril de 2002”, agregó.

Con base en un complejo proceso de investigación, Luis Alberto Lamata, José Luis y José Antonio Varela, elaboraron el guión cinematográfico, pregiras, establecimiento de locaciones con valor histórico donde se recrearon las subtramas que acompañan al argumento central de la obra: el secuestro de Chávez y la conspiración militar-empresarial que estableció un gobierno de facto.

_mg_17831438557795Este proceso creativo incluyó la relectura del libro de Villegas, año y medio de investigaciones que incluyeron la revisión de otros materiales como los documentales audiovisuales Puente Llaguno, Un Golpe y Una Carta y La Revolución no Será Transmitida, necesarios para el debate de ideas por parte del equipo de guionistas del que surgió una película apegada a la veracidad de los hechos con el fin de presentarlos con el esquema del drama clásico, de intriga, clímax y desenlace.

Una historia, varias miradas

Un grupo de 150 personajes, narradores y protagonistas, construyen la narración colectiva de este hecho histórico desde varios ámbitos en conflicto, como la conspiración y defensa de la democracia, expresados en un guión de 110 páginas, el cual regirá el proceso de edición y posproducción que está previsto culminar en noviembre.

“Esta película tiene varias complejidades. Una de ellas es que el elenco es muy amplio, porque no se cuenta una sola historia sino varias historias en simultáneo”, explica al respecto Ignacio Márquez, director de actores, quien orientó a un elenco con formación teatral con “mucha investigación en la preparación de los personajes”.

“Hay muchos personajes divididos en diferentes universos, el universo de la conspiración política, de la conspiración militar, de las personas de a pie, que padecieron las circunstancias del golpe”, detalló Márquez sobre los protagonistas y antagonistas que llevan adelante la acción dramática.

_mg_16511438557793

Con más de 200 escenas, la narración plantea el recurso de sucesión de escenas muy rápidas, con grandes niveles de tensión en una trama que se desarrolla en locaciones reales, un gran reto a nivel de producción por ser espacios con acceso restringido y de mayor exigencia para la iluminación y sonido.

El barrio José Félix Ribas de Petare, Los Ruices, La Carlota, Palacio Blanco, Fuerte Tiuna, el Hospital Vargas, La Orchila y la avenida Urdaneta fueron algunas de las locaciones utilizadas.

En esta producción también se avanzó con nuevas propuestas en la dirección de arte, que propuso un enfoque naturalista en ambientación e iluminación para otorgarle realismo a las escenas, factores que permitirán que en pantalla sean tangibles los sentimientos de los personajes.

Actuación adentro

El trabajo actoral vinculó al talento artístico con los personajes que intrepretaron, así como les condujo a revisitar la historia, sus complejidades y el sentimiento que rodeó a los protagonistas, como lo explican Anibal Grunn y Julio César Castro.

Grunn, actor argentino radicado desde muy jóven en Venezuela, tuvo la oportunidad de interpretar a Pedro Carmona, líder de la cúpula empresarial que asumió la presidencia de facto el 12 de abril. “Cuando comencé a estudiar a este personaje —que no lo nombro— me costó mucho, porque todo lo que veía era tan feo y tan odiosamente negativo, que se hacía muy difícil para mí la empatía”, recuerda.

_mg_18391438557795

Por su parte, Castro manifestó que fue un honor el haber interpretado a un personaje fundamental para el retorno de Chávez al poder, como lo fue el general Jorge Luis García Carneiro “un personaje que ha sido leal hasta el cielo”, al cual acompañó durante un día entero para observar los detalles que lo caracterizan.

“Esto ha sido un proceso de investigación para poder entender cómo ocurrió todo desde adentro, porque yo lo viví desde afuera, el 11 y 12 de abril yo salí a la calle como pueblo, a Miraflores hasta que llegó el presidente”, recordó.

Parte del elenco lo conforman Alberto Alifa, Alberto Rowinski, Antonio Cuevas, Costa Palamides y Luis Boffil junto a una agrupación de 2.000 extras que participaron en la realización.

Asimismo, por primera vez incursiona en el cine una generación de actores de teatro, entre los que destacan Aura Rivas, Carlos Arráiz, Pedro Olarte, Rafael Gil, Raúl Burgos, Rodolfo Ricci, Rubén León, Sara Tovar, William Escalante, Yorkis Díaz, Yulys Rodríguez y Zair Mora.

_mg_17521438557794

_mg_17181438557794

 

_mg_17171438557794

 

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

También puede leer:

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz