Indignación por feminicidio de la bailarina Mayell Hernández

La comunidad artística y de estudiantes de la Universidad Nacional de las Artes (Unearte) se encuentra conmocionada por el feminicidio de la estudiante de danza Mayell Hernández, perpetrado el pasado lunes 3 de septiembre en un anexo ubicado en Charallave, estado Miranda, donde residía junto a su hija.

Texto: El Jojoto y Alba Ciudad

El cuerpo sin vida de la joven bailarina fue encontrado el mismo lunes en que fue asesinada. Al sitio de los hechos se trasladaron los agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para realizar las pesquisas.

Las pesquisas apuntan a que el homicida ingresó a la vivienda en horas de la madrugada, mientras la joven Mayell dormía. Posterior a la irrupción, el criminal procedió a cometer el brutal feminicidio, frente a su hija de dos años.

Diferentes comunicados de colectivos feministas explican que Mayell Hernández había denunciado en el pasado ante el Ministerio Público a su expareja, por lo que su familia apunta a que él sea el principal sospechoso del asesinato. Allegados aseguran que el principal indiciado fue detenido por funcionarios del Cicpc, pero posteriormente fue liberado, supuestamente por falta de pruebas. Los allegados a la víctima denuncian que el caso esta siendo objeto de un inexplicable cerco mediático.

El portal La Tabla, que dirige el periodista Víctor Majano y que maneja la fuente de sucesos, señaló en su cuenta oficial que “el femicidio de Mayell Hernández, de 29 años, ocurrido el lunes antepasado en Charallave, no fue registrado públicamente ni en el Cicpc ni en el servicio de Medicina Forense y tampoco reportado al Ministerio Público según diversas fuentes consultadas”. También señaló que “Infante acudió, presuntamente, a la vivienda de la familia Hernández y fue aprehendido por funcionarios del Cicpc. Algunas horas o días después fue liberado por no haber elementos que lo vincularan con el crimen. Aparentemente la decisión se tomó sin la autorización del Ministerio Público”.

Diferentes colectivos han rechazado contundentemente, a través de redes sociales y medios digitales, el feminicidio de la joven artista, entre ellos la Red de Información por el Aborto Seguro (RIAS), Las Comadres Púrpuras y La Brigada Feminista Latinoamericana.

Mundo del arte manifiesta su pesar por el feminicidio de Mayell Hernández

Mayell Hernández fue una de las 20 bailarinas seleccionadas en la destacada superproducción “Amor en Libertad” protagonizada y dirigida por el destacado “bailaor” andaluz, David Morales. La coproducción entre Venezuela y España, “Amor en libertad”, revivió la apasionante historia de amor de la “Libertadora del Libertador” Manuela Sáenz y El Libertador Simón Bolívar.

El destacado director y coreografo español David Morales, protagonista de “Amor en Libertad” y director de la renombrada academia expresó sus condolencias por el asesinato de la joven venezolana. A través de tres tuits (1 2 3) en su cuenta @MoralesFlamenco, expresó el pasado 8 de septiembre:

La danza pierde una joven interprete, una magnifica bailarina de 25 años de edad, presuntamente asesinada a manos de su expareja, una nueva víctima de violencia de genero en el mundo. Ella formaba parte de nuestro elenco de bailarinas, una chica trabajadora, luchadora, guerrera, que deja a una pequeña hija de dos añitos.

Desde la distancia me uno al dolor de su familia, y al vacío que deja en esta compañía, lo que bailamos, compartimos en estos casi dos años. Nos acompañarás con tu alma en los escenarios, gracias siempre.

Desde aquí unirme a todas las mujeres en el mundo que sufren la violencia de genero día a día con toda mi solidaridad.

El ministro de Cultura de la República Bolivariana de Venezuela, Ernesto Villegas, también manifestó su pesar el pasado 8 de septiembre por el feminicidio de Mayel Hernández.

“Expreso mis condolencias a familiares, compañeras y compañeros de Mayell Hernández, estudiante de Unearte y bailarina de ‘Amor en Libertad’, espectáculo donde derrochó talento junto a David Morales. Madre, hija y artista ejemplar. No más violencia contra la mujer. ¡Justicia!”, demandó Villegas.

Alejandrina Reyes, rectora de la Unearte, también se expresó vía Twitter: “En nombre de toda la comunidad Uneartista expreso palabras de condolencia a familiares y amigos de Mayell Hernández”.

La destacada docente, coreografa, bailarina y directora teatral, Carmen Violeta Pérez, publicó unas sentidas palabras:

¿Cómo hago para alcanzarlas a todas, para amarlas, para protegerlas y verter mi manto tibio sobre sus cuerpos sagrados? ¿Cómo hago para que mis brazos las arropen y las sostengan al mismo tiempo que a mi hija y a mis hijos y a mi misma y a mi madre y a ellos, a ellas, a ustedes, mis estudiantes, mis hermanas, mis pieles, mi sangre mis cavidades mi latir? Quisiera convertirme en red y anudarme infinitamente, tejerme y multiplicarme, crecer en la trama de los brazos de otros, hacerme infinita en los quehaceres de cuidar y acunar… Necesito más brazos, es urgente alargarse, y llegar donde la vida lo necesite… ¡vengan corazones, vengan amores, no hay más vidas que perder, a tejer, a tejer, a tejer!

Hoy mi nombre es Mayell y todas las flores se abren, se desprenden de sus tallos y me lloran en silencio

Mi nombre es mujer y se deslizan por mi cuerpo lágrimas y rubores, danzo a mi antojo el baile de la vida y mis caderas sostienen todo el poder de la existencia

Mi nombre es ella y tiemblo de miedo…camino y construyo, pujo y grito

Mi nombre es niña y busco tu pecho, tus brazos que me sostienen, tu voz que me salva

Mi nombre es él y me avergüenzo y me desprendo, desando los pasos y bebo la sabia de un amor nuevo

Mi nombre es ave , aleteo y trino, vuelo

Mi nombre es mar y me habita la furia, con mi tongoneo muevo las paredes de mis océanos

Mi nombre es lluvia y a cántaros lavo las heridas de los que me amaron

Mi nombre es danza y seguiré agitando los aires que rodean mi cuerpo, porque quiero, porque si, porque la tierra dice que lo merezco

Mi nombre es madre e imploro que te besen, que te den de beber la leche que mana a borbotones de mi corazón alado

Mi nombre es piedra, golpeo y me cubro, sostengo a dentelladas el latido, soy cimiento, me quiebro

Mi nombre es vientre

Tierra

Luz

Agua que te nutre

Poesía que abraza

Alma que estalla

Volcán que arde para que tus ojos miren cuan honda es la sordera y el desasosiego.

Carmen Violeta Pérez.

Feminicidio en Venezuela

El femicidio en Venezuela fue tipificado el 25 de noviembre del año 2014 cuando se oficializó la Reforma de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. En el Artículo 15 ordinal 20 de la Ley Orgánica sobre el Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se tipifica al feminicidio como “la forma extrema de violencia de género, causada por odio o desprecio a su condición de mujer, que degenera en su muerte, producidas tanto en el ámbito público como privado”.

Más adelante, en el artículo 57 del mismo ordenamiento jurídico, se enuncia: “El que intencionalmente cause la muerte de una mujer motivado por odio o desprecio a la condición de mujer, incurre en el delito de femicidio, que será sancionado con penas de veinte a veinticinco años de prisión y se considera odio o desprecio a la condición de mujer cuando ocurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • En el contexto de relaciones de dominación y subordinación basadas en el género.
  • La víctima presente signos de violencia sexual.
  • La víctima presente lesiones o mutilaciones degradantes o infamantes previas o posteriores a su muerte.
  • El cadáver de la víctima haya sido expuesto o exhibido en lugar público.
  • El autor se haya aprovechado de las condiciones de riesgo o vulnerabilidad física o psicológica en que se encontraba la mujer.

Se demuestre que hubo algún antecedente de violencia contra la mujer en cualquiera de las formas establecidas en esta Ley, denunciada o no por la víctima.”

Artículo 58. Serán sancionados con pena de veintiocho a treinta años de prisión, los casos agravados de femicidio que se enumeran a continuación:

  • Cuando medie o haya mediado entre el agresor y la víctima una relación conyugal, unión estable de hecho o una relación de afectividad, con o sin convivencia.
  • Cuando medie o haya mediado entre el agresor y la víctima una relación laboral, académica, profesional, que implique confianza, subordinación o superioridad.
  • Cuando el acto se haya cometido en menosprecio del cuerpo de la víctima o para la satisfacción de instintos sexuales.
  • Cuando el acto se haya cometido en la trata de mujeres, niñas y adolescentes o redes de delincuencia organizada.

 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en