Gobierno venezolano rechaza incursión de buques de ExxonMobil contratados por Guyana

Foto de archivo de la nave exploratoria Ramform Tethys

El Gobierno de Venezuela, a través de su canciller, Jorge Arreaza, exigió a Guyana respetar a su soberanía luego del conflicto suscitado este sábado tras la presencia de dos buques de la empresa transnacional ExxonMobil, contratados por dicho país, en aguas venezolanas.

Texto: Alba Ciudad

El día sábado, el Ministerio de Exteriores de Guyana denunció que un buque de la compañía petrolera Exxon Mobil, fue interceptado por Venezuela supuestamente en aguas de Guyana. La interceptación del buque se registró el 22 de diciembre a las 10:30 (hora local) por parte del patrullero oceánico Kariña, de la Armada de Venezuela, que se comunicó con la nave exploratoria Ramform Tethys, contratada por Exxon Mobil y que transportaba a 70 personas.

Según agencias internacionales, el buque supuestamente acudía rumbo a un pozo de exploración del bloque Stabroek, situado frente a territorio guyanés y que cuenta con 26.800 kilómetros cuadrados.

Como reacción ante la medida, el ministro de Exteriores guyanés, Carl Greenidge, afirmó que fue un incidente “ilegal”, “hostil” y “agresivo” y advirtió que elevará una queja formal ante la ONU. La compañía Exxon Mobil anunció la suspensión de algunas de las labores que serían adelantadas en la zona oeste de dicho pozo.

Sin embargo,  el canciller venezolano, Jorge Arreaza, explicó que se actuó bajo la normativa internacional para estos casos.

“Ante la flagrante violación de nuestra soberanía por parte de buques de exploración petrolera contratados por Guyana, la Armada Bolivariana procedió a aplicar los protocolos correspondientes con estricto rigor y apego a los acuerdos y tratados internacionales”, explicó el canciller en su cuenta de Twitter, quien instó a Guyana a restablecer el “diálogo directo y respetuoso sobre esta sensible materia”.

En un comunicado emitido por la Cancillería venezolana, explicó que los dos buques de exploración sísmica interceptados, Ramform Tethys, de bandera Bahamas, y Delta Monarch, de bandera Trinidad y Tobago, se encontraban en las coordenadas latitud 09° 17′ 4″N longitud 58°15′ 7″ W, y latitud 9° 15′ 0″ longitud 58° 17′ 3″W, “en la proyección marítima del Delta del Orinoco, de indubitable soberanía de Venezuela”.

Un mapa difundido por el especialista José R. Gamero Lanz en su cuenta Twitter, muestra que las coordenadas señaladas se encuentran al oeste de la línea de azimut para el patrullaje de la Armada venezolana según los convenios internacionales.

En el comunicado venezolano, se señala además que “en el intercambio de comunicación con los capitanes de los buques de exploración, éstos arguyeron disponer de un permiso del gobierno de la República Cooperativa de Guyana para operar en dicho espacio marítimo. Se procedió a informarles que dicho país no tiene jurisdicción en la proyección marítima del Delta del Orinoco, en razón de lo cual levantaron la faena y navegaron hacia aguas de la extensa zona en reclamación que proyecta la costa Esequiba”.

El gobierno venezolano también señaló “que ha informado al Secretario General de las Naciones Unidas y trasladado la correspondiente nota de protesta al gobierno de la República Cooperativa de Guyana ante esta inaceptable violación a la soberanía nacional”.

Por otro lado, un vocero del Departamento de Estado de Estados Unidos llamó irrespetuosamente a Venezuela a respetar la “ley internacional y la soberanía de sus vecinos”. Uno de los portavoces de la diplomacia estadounidense, Robert Palladino, escribió en Twitter: “Estamos supervisando los reportes de que la Armada Venezolana pudo haber interferido con los buques que operan en nombre de Exxon Mobil. Subrayamos que Guyana tiene el derecho soberano de explorar y explotar recursos en sus aguas territoriales y zona económica exclusiva”.

Los hechos aumentan las tensiones entre ambas naciones por esta zona, conocida por su riqueza en materia de recursos minerales, luego de que en 2015, uno de los consorcios empresariales al mando de Exxon Mobil identificó un nuevo yacimiento petrolero en el área, al que le siguió el hallazgo de nueve puntos más en las costas cercanas, el más reciente, detectado el tres de diciembre.

Lee aquí el comunicado completo de la cancillería venezolana:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela informa a la comunidad nacional e internacional que la Armada Nacional Bolivariana, realizando su acostumbrado patrullaje por la fachada atlántica venezolana, correspondiente al día 22/12/2018, a cargo del Patrullero Oceánico Kariña (PO-14), divisó la presencia inédita en aguas jurisdiccionales de Venezuela de dos buques de exploración sísmica, RAMFOR de bandera Bahamas y DELTA MONARCH de bandera Trinidad y Tobago, ambos contratados por la transnacional ExxonMobil. Los buques referidos se encontraban en las coordenadas Latitud 09° 17′ 4″N Longitud 058°15′ 7″ W y Latitud 09° 15′ 0″ Longitud 058° 17′ 3″W, en la proyección marítima del Delta del Orinoco de indubitable soberanía de Venezuela.

Ante esta flagrante violación de la soberanía se procedió a aplicar los protocolos internacionales correspondientes a este tipo de hechos y salvaguardar la soberanía nacional con estricto apego a los acuerdos y tratados internacionales.

Resulta importante destacar que en el intercambio de comunicación con los capitanes de los buques de exploración, éstos arguyeron disponer de un permiso del gobierno de la República Cooperativa de Guyana para operar en dicho espacio marítimo. Se procedió a informarles que dicho país no tiene jurisdicción en la proyección marítima del Delta del Orinoco, en razón de lo cual levantaron la faena y navegaron hacia aguas de la extensa zona en reclamación que proyecta la costa Esequiba.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha informado al Secretario General de las Naciones Unidas y trasladado la correspondiente nota de protesta al gobierno de la República Cooperativa de Guyana ante esta inaceptable violación a la soberanía nacional que, mucho más allá de la controversia territorial sobre la Guayana Esequiba, ha traspasado con esta inédita incursión todos los límites, al pretender disponer de espacios marítimos de la proyección del Delta Amacuro, de indudable soberanía venezolana.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela con base en la Diplomacia Bolivariana de Paz, reitera a la República Cooperativa de Guyana el llamado a restablecer el diálogo directo y respetuoso sobre esta sensible materia, a la vez que garantiza su firme determinación de defender la soberanía territorial de la República y los intereses del Pueblo venezolano con base en el más escrupuloso respeto del Derecho Internacional.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en