Roberto Messuti: Nadie fue desalojado de la Casa del Artista

15135974_1173240569397397_3498198690085801125_nEl presidente de la Fundación Casa del Artista, Roberto Messuti, aclaró el pasado martes ante los medios de comunicación que la institución sociocultural no desalojó arbitrariamente a la “Fundación Artistas por la Vida” de sus instalaciones, ubicadas en Quebrada Honda, Caracas.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: Prensa MPPC 

“Lo primero que se dijo es que la gestión de la Casa del Artista llegó ‘cortando rabo, oreja, cabeza’ y a unos pobres enfermos de VIH los sacó a la calle. Es absolutamente falso, cuando es a través de esta Fundación y del Movimiento Venezolano de Artistas que se ha hecho la labor para atender a los más necesitados en el área social, de salud y cualquier otra que requiera nuestro pueblo venezolano creador, cultor, artístico y no artístico”, subrayó.

Explicó que la referida ONG mantenía una contratación con la FCA para operar en la planta baja del edificio hasta 2014, es decir, que mantenía un alquiler vencido desde hace dos años. Añadió que los responsables de la organización tampoco mantenían presencia en el espacio.

“El director Ejecutivo de la Casa del Artista, Jonathan Sánchez, habló con los encargados de esta Fundación y les hizo entender que la Casa del Artista es una institución muy grande y si necesitaban algún otro espacio para continuar esa labor de enlace, que por cierto tienen muchos años desaparecidos, ahí están los espacios, que podían ser utilizados. Pero vimos con preocupación que la mala intención prevalece en las mentes antinacionalistas”, lamentó.

Informó que los artistas, cultores y creadores portadores de VIH continuarán recibiendo sus tratamientos, a través de un nuevo convenio entre la Casa del Artista y Farmapatria, suscrito recientemente. “El espacio será utilizado para la oportuna colaboración de los beneficiarios que necesiten estos antirretrovirales”.

Fustigó la pretensión de difamar la voluntad de una persona o de una gestión bajo acusaciones falsas.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz