Pueblo que lee no come cuento en homenaje a Miguel Otero Silva

LC-MIGUEL-OTERO2Debido a la importancia del legado cultural y político de Miguel Otero Silva, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (Mppc) y sus entes adscritos en materia del libro y la lectura, se prepara para rememorar su nacimiento con la realización de una lectura colectiva enmarcada en el plan Pueblo que lee no come cuento, este lunes 26 de octubre en la Librería del Sur ubicada en la esquina de Gradillas a partir de las 10:00 am.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Texto: FEPR

Hace 107 años el estado Anzoátegui vio nacer a quien se convertiría más tarde en uno de los escritores, humoristas, periodistas y políticos más destacados de la historia venezolana, se trata de Miguel Otero Silva, quien vino al mundo el 26 de octubre de 1908.

Son innumerables los aportes realizados por este destacado personaje, empezando por las luchas que lo llevaron a formar parte de la Generación del 28, motivado por su oposición a las doctrinas dictatoriales de la época (razón por la cual fue privado de su libertad en repetidas oportunidades); formó parte de la creación, en 1960, del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes (INCIBA); la fundación del diario El Nacional en 1943; así como la concepción de obras literarias como Fiebre, Casas Muertas (Premio Nacional de Literatura 1955-1956), Cuando quiero llorar no lloro (Premio Lenin de la Unión Soviética 1980) y Poesía hasta 1966, entre otras, textos que hoy forman parte del acervo cultural de la humanidad y referencia bibliográfica para todos los niveles de la educación en Venezuela, debido a su gran importancia artística, formativa y social.

El polifacético Miguel Otero Silva pasó a la eternidad en Caracas el 28 de agosto de 1985.

Desde la plataforma del libro y la lectura del Mppc se reconoce la importancia, no solo de difundir masivamente destacadas obras culturales sino que también enfoca su servicio en dar a conocer las grandes labores que hombres y mujeres han llevado adelante a lo largo de la historia nacional, para aportar conocimiento y sumar su grano de arena a la construcción de la democracia que hoy disfrutamos.

La cultura y el amor a la Patria conforman juntos el combustible inagotable que mantiene encendida la llama revolucionaria en los corazones de este pueblo heroico.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz