Recordaron a Alberto Granado en conversatorio en la Casa de Martí

Conversatorio2  Para conmemorar el natalicio de Alberto Granado, ayer jueves, en la Casa de Nuestra América José Martí, ente adscrito a la Biblioteca Nacional, se realizó el conversatorio Viajando con el Che Granado, con la participación de sus hermanos, Gregorio y Tomás Granado; su esposa Delia Duque y su hijo Alberto. Alberto Granado fue recordado, entre otras razones, por su cercanía con el Che Guevara, por el célebre viaje que realizaron juntos por Sudamérica en diciembre de 1951, a bordo de “La Poderosa”, una motocicleta Norton de 1939.

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Prensa IABN (Tania Oropreza / Fotos: Ronald Montaño)

Tomás Granado inició la actividad recordando a su hermano, un hombre luchador que se preocupaba siempre por los demás. “Le gustaba leer desde niño, realizar interpretaciones teatrales y crear equipos para jugar deportes junto al Che”.

Por su parte, Alberto Granado hijo, resaltó: “Mi padre viajó para conocer la realidad de América Latina de aquel entonces, e investigó sobre la enfermedad de la lepra y averiguó sobre el Leprosario de Cabo Blanco de Maiquetia. Luego de llegar a Venezuela y visitar el Leprosario, el Che regresa a Argentina, mientras Granado se quedó brindando ayuda a los enfermos de lepra, una vez que logró que fueran desatados de cadenas por su condición, haciendo respetar sus derechos humanos. Además de esto, trabajó directamente con el doctor Jacinto Convit en busca de la vacuna en contra de la lepra.

Conversatorio3

Cuando Granado trabajaba en el Leprosario, conoció a la venezolana Delia Duque quien era enfermera de ese hospital. “Él se la pasaba en un carro descapotado. Duramos tres meses de novios y luego nos casamos; él me comentaba algunas cosas de su viaje con el Che, pero sin mucho detalles”, indicó Delia. De igual manera, resaltó: “Alberto escribía un diario, ahí hablaba de su viaje, el cual se dio a un paciente, un escritor que padecía de lepra; al pasar el tiempo, le dije que lo recuperara , y así lo hizo”.

En 1960, después del triunfo de la Revolución Cubana, los amigos se reencontraron en La Habana. Granado vivió en Cuba donde dirigió un departamento de Genética hasta su retiro, en 1994, ése fue parte del sueño de su vida.

Conversatorio1Luego de esto, para mostrar cómo era el proceso revolucionario en Cuba, estuvo en varias ocasiones Venezuela, donde se reunía con jóvenes universitarios de diferentes estados del país. Durante el mandato del Comandante Eterno Hugo Chávez, también estuvo de visita.

Finalmente, Granado, hijo, recordó: “Mi papá siempre sintió a Venezuela como una de su tres grandes patrias. Como él decía, Argentina lo vio nacer y lo formó académicamente;Venezuela le dio su familia y la oportunidad de prestar sus conocimientos en la medicina; y en Cuba se concretaron sus sueños revolucionarios. Me dejó su ejemplo de hombre trabajador y esposo responsable, todo eso hace que uno tenga un compromiso moral con la sociedad”.

Granado nació en la ciudad de Córdoba en Argentina el 08 de agosto de 1922, y muere el 05 de marzo de 2011 en la Habana Cuba; este conversatorio forma parte de las actividades que se realizan en homenaje al Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, al Comandante en Jefe Fidel Castro y al médico Alberto Granado.

Conversatorio

Compartir:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600
wpDiscuz