Gobierno venezolano repudia propuesta de un «Consejo de Estado» y «gobierno de transición» emitida por Mike Pompeo

Foto: Agencias

El gobierno venezolano rechazó contundentemente la propuesta para formar un «gobierno de transición» en Venezuela, conocida como «Marco Democrático» y que fue presentada horas antes por el secretario de estado norteamericano, Mike Pompeo. Dicha propuesta, que no está incluida en la Constitución venezolana, contempla la conformación de un Consejo de Estado en el que no estarían incluidos ni el Presidente legítimo, Nicolás Maduro, ni el diputado opositor Juan Guaidó, y supuestamente gobernaría hasta las elecciones presidenciales y legislativas, a finales de 2020.

Texto: Alba Ciudad y RT

Mediante un comunicado publicado por el ministro para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, en su cuenta de la red social Twitter, Venezuela expone que «el Gobierno Bolivariano reitera que Venezuela es un país libre, soberano, independiente y democrático, que no acepta,ni aceptará jamás tutelaje alguno, de ningún gobierno extranjero».

Añade: «La política de los Estados Unidos hacia Venezuela ha extraviado su rumbo por completo. En una semana ha divagado entre constantes contradicciones: transita desde la extorsión y amenaza a funcionarios del Gobierno Bolivariano, incluyendo recompensas por su captura; hasta la presentación de un adefesio de acuerdo para la instalación de un supuesto gobierno de transición inconstitucional, desconociendo la voluntad democrática expresada por el pueblo venezolano en las urnas«.

El comunicado califica de «miserables» las acciones recientes de la Administración Trump. «Tratar de sacar ventajas geopolíticas en medio de la más pavorosa pandemia mundial, sólo puede provenir de la miseria de personas sin la menor sensibilidad y preocupación social«. Indica que la Administración Trump debería «hacerse a un lado, levantando las medidas coercitivas unilaterales que hasta sus propios legisladores reconocen que impiden en la práctica que Venezuela pueda adquirir insumos humanitarios para enfrentar el COVID-19».

Finalizan indicando que «ni las amenazas, ni las estrategias extorsivas, ni la pretensión de imponer falsos acuerdos, lograrán distraer la atención y las energías del Presidente Nicolás Maduro, de su Gobierno, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y del Estado venezolano como un todo, en la protección del pueblo de Venezuela en momentos tan difíciles para la humanidad. Venezuela se mantendrá incólume ante cualquier agresión y unida en la defensa de su soberanía e independencia».

«Consejo de Estado»

Según la propuesta de Washington, el Consejo de Estado estaría conformado por cinco miembros, tanto del partido de Gobierno como de los opositores liderados por Guaidó, que son parte de la Asamblea Nacional del país suramericano. «El presidente del gobierno de transición no debe contender a presidente en las elecciones», explicó Pompeo. Ni el Presidente legítimo, Nicolás Maduro, ni el diputado opositor Juan Guaidó podrían formar parte del Consejo de estado, según la propuesta.

Sin embargo, Pompeo dijo que Guaidó podría postularse como candidato a las elecciones presidenciales. «Creo que lo haría extraordinariamente bien, pero lo que es más importante, aún seguimos apoyándole, absolutamente«, manifestó el funcionario estadounidense, quien dijo que Guaidó era el político más popular en Venezuela.

De igual forma, en una entrevista con Reuters, Elliott Abrams, encargado del Departamento de Estado para Venezuela, dijo que según el plan, Maduro «teóricamente, podría postularse» en las elecciones. Sin embargo, Pompeo lo contradijo: «Maduro nunca volverá a gobernar Venezuela».

El plan contempla, además, que Guaidó se mantenga como presidente de la Asamblea Nacional durante este período de transición, pese a que el diputado perdió su mandato en enero pasado, cuando se eligió una nueva directiva en el Parlamento.

Plan hecho con Guaidó

Pompeo reconoció que el ‘Marco Democrático para Venezuela’ fue trabajado por EE.UU. junto a Guaidó. «Esperamos que todos los venezolanos consideren esta oferta profunda y seriamente. Creemos que representa una oportunidad para el pueblo venezolano», consideró el funcionario.

En su alocución añadió: «Debemos lograr que esta democracia eche a andar y hemos propuesto este camino para conseguirlo».

Tras darse a conocer la propuesta, Guaidó informó que se había comunicado con Pompeo para agradecer a EE.UU. por este paso. «Es momento de crecernos: estamos dando los pasos correctos para salvar a Venezuela», escribió en Twitter.

Levantar las sanciones

Pompeo indicó que «si se cumplieran con todas las condiciones» presentadas en este plan, EE.UU. estaría dispuesto a levantar las sanciones contra Venezuela.

El funcionario negó que las medidas coercitivas estadounidenses afecten la lucha de Venezuela para enfrentar la pandemia del coronavirus, como lo han denunciado las autoridades de Caracas.

Afirmó que en las sanciones estadounidenses «ni está, ni nunca ha estado» contemplada la restricción de entrada de ayuda humanitaria y equipos médicos al país sudamericano, aún cuando el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha denunciado que numerosas empresas han sido presionadas por el gobierno estadounidense por intentar venderle equipos y suministros médicos.

Un artículo en la prensa

La propuesta había sido adelantada por Abrams en un artículo publicado en el Wall Street Journal. En el artículo, señala que la proposición busca «ayudar a los venezolanos» a escapar de la crisis nacional «que la actual caída de los precios del petróleo y el coronavirus han profundizado».

También dijo que EE.UU. supuestamente no está con ningún partido político en Venezuela. «Nosotros apoyamos una vuelta a la democracia y creemos que cada partido, incluido el partido del régimen, el PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela), debe poder competir en condiciones de igualdad en unas elecciones libres. A lo que nos oponemos es al abuso del poder estatal que permite a un solo partido gobernar indefinidamente», escribió.

Para este año, Venezuela solo tienen en el calendario electoral la celebración de elecciones legislativas. Las presidenciales están previstas para 2025.

La nueva propuesta de EE.UU. llega apenas días después que el gobierno de Donald Trump presentaracargos formales de narcoterrorismo, tráfico de armas y corrupción contra Maduro.

Además, ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por la captura del mandatario venezolano. En la entrevista con Reuters, Abrams señaló que la nueva propuesta estadounidense no requería que obligaran a Maduro al exilio.

A continuación, el comunicado del gobierno venezolano:

Comunicado

Ante la pretensión del Departamento de Estado de EEUU de imponer en nuestro país una pseudo propuesta intervencionista de gobierno tutelado, el Gobierno Bolivariano reitera que Venezuela no acepta, ni aceptará jamás tutelaje alguno, de ningún gobierno extranjero.

La República Bolivariana de Venezuela ha tenido conocimiento a través de medios de comunicación social de la presentación de un supuesto «Marco para la Transición Democrática» por parte del Departamento de Estado de Estados Unidos, el día de hoy.

Al respecto, el Gobierno Bolivariano reitera que Venezuela es un país libre, soberano,independiente y democrático, que no acepta,ni aceptará jamás tutelaje alguno, de ningún gobierno extranjero.

La política de los Estados Unidos hacia Venezuela ha extraviado su rumbo por completo. En una semana ha divagado entre constantes contradicciones: transita desde la extorsión y amenaza a funcionarios del Gobierno Bolivariano,incluyendo recompensas por su captura;hasta la presentación de un adefesio de acuerdo para la instalación de un supuesto gobierno de transición inconstitucional,desconociendo la voluntad democrática expresada por el pueblo venezolano en las urnas.

La pseudo propuesta estadounidense confirma que los funcionarios de ese país desconocen por completo el ordenamiento jurídico venezolano y el funcionamiento de sus instituciones. Llama la atención, eso si, que incorporen la curiosa decisión de retirarle la silla al diputado auto proclamado ilegalmente como presidente interino, que fue escogido por ellos en 2019 como punta de lanza de su estrategia golpista y que ha cumplido a pie juntillas las órdenes dictadas desde Washington, a través de los caminos de la violencia y la persistente conspiración.

Las acciones de la Administración Trump en los últimos días contra Venezuela, no pueden catalogarse de otra manera: son miserables. Tratar de sacar ventajas geopolíticas en medio de la más pavorosa pandemia mundial, sólo puede provenir de la miseria de personas sin la menor sensibilidad y preocupación social, máxime si se considera que el pueblo de los Estados Unidos es uno de los más afectados en el mundo, ante el estrepitoso fracaso del sistema de salud de ese país y el manejo errático, improvisado e inhumano de la pandemia por parte de sus gobernantes.

Es precisamente la Administración Trump, la que debe hacerse a un lado, levantando las medidas coercitivas unilaterales que hasta sus propios legisladores reconocen que impiden en la práctica que Venezuela pueda adquirir insumos humanitarios para enfrentar el COVID-19. Es tiempo ya de que abandonen su fracasada estrategia de cambio de gobierno por la fuerza en Venezuela, cesen en su continuada y obsesiva agresión y se concentren en sus graves asuntos internos.

Ni las amenazas, ni las estrategias extorsivas, ni la pretensión de imponer falsos acuerdos, lograrán distraer la atención y las energías del Presidente Nicolás Maduro, de su Gobierno, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y del Estado venezolano como un todo, en la protección del pueblo de Venezuela en momentos tan difíciles para la humanidad. Venezuela se mantendrá incólume ante cualquier agresión y unida en la defensa de su soberanía e independencia.

Caracas, 31 de marzo de 2020

 

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios