“El cine es una guerra bonita cuando se trabajaban producciones de gran magnitud”

Foto: CNAC

A propósito de que en este año se celebran los 120 años del cine nacional, el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC), ha estado llevando a cabo todos los jueves una clase magistral con el programa “Descubriendo nuestros protagonistas del cine venezolano”, en los que han participado varias figuras que han sido parte de este importante oficio, tal es el caso de Rafael Gómez, mejor conocido como Guataca, quien se ha destacado por más de 40 años como asistente de dirección.

Texto: Alba Ciudad (Angie Vélez)

Desde el programa Somos Cine de Alba Ciudad 96,3 FM, espacio conducido por la periodista Irabe Seguías, Guataca definió la asistencia de producción como un paso para un futuro director, basando su función en ser los ojos del director principal. Asimismo, estar pendiente de todo lo que corresponde a la filmación y a la pre- producción, donde se hace el desglose del guión.

El ser los ojos del director implica, según lo que explicó Guataca, el que ayuda a desestresar al director en cuanto a los problemas que se presenten. Debe estar varias horas antes de iniciar con la filmación para chequear las utilería, darle la información correcta a los técnicos.

“El cine es como una danza, está constantemente en movimiento, hay una armonía de movimiento. Según el tipo de guión que tiene mucha producción de gente como el Caracazo”, aseguró Gómez, quien también recomendó a los que producen películas con tanto volumen de personas, hacer una planificación con suficiente antelación.

Foto: Somos Cine

En ese sentido, habló del cine como “una guerra bonita cuando se trabajaban producciones de gran magnitud” como la del Caracazo o Zamora. Recomendó a los que se están formando para ser asistente de dirección, planificarse bien y saber qué es lo que va a suceder en la filmación para prever cualquier eventualidad

Guataca, ha participado en los rodajes de películas como, “Sagrado y obsceno”, “El pez que fuma”, “Cangrejo 1”, “Carmen la que contaba 16 años”, “El Caracazo” y “Días de poder”, en su mayoría producciones del maestro Román Chalbaud.

Guataca

Su seudónimo se lo debe al actor Orangel Delfín, cuando estaba en la grabación de un programa sobre la vida de Colón en su momento, una adaptación de Alberto Díaz Granado en la que había una toma en picado (cámara de arriba hacia abajo), Orangel estaba fuera de cuadro y comenzó a gritarle : “Pizón estás fuera de cuadro, tienes que estar en cuadro, ponte las pilas. Orangel llega y me dice ¡No me grites! Y llego y le digo, ¡No te estoy gritando a ti, le estoy gritando es al personaje!, se hace un silencio y Orangel me dice, tú si eres guataca.

Por otra parte, resaltó el papel tan importante que juegan los extras en las escenas, asegurando que es la ambientación humana de lo que sucede. “Ir al cine es una cosa mágica, yo le recomiendo ir al cine y de verdad compartir con 100 personas que estar comprando un quemaíto, una cuestión de esa que lo que le está haciendo es un daño al cine venezolano”.

Finalmente, aseguró que los extras es la clave de la ambientación del sitio donde se está filmando, sin dejar a un lado que hace años atrás era toda una osadía conseguir el presupuesto para hacer una película porque no había el apoyo de las instituciones como lo hay en la actualidad.

Guataca, forma parte de los Protagonistas del Cine Venezolano que han compartidos sus experiencias y anécdotas en las clases magistrales que se ofrece todos los jueves en la Sala de Formación Román Chalbauld del CENAC, así como la vestuarista Rosa Muñoz, Francisco Padrón y Fabiola Fernández.

Foto: CNAC

Para este jueves 16 de marzo, el encargado de sorprender a los presentes será al jefe de máquina Misael Velarde Zabala, quien ha trabajado al lado de destacados directores como Román Chalbaud, Luis Alberto Lamata, Solveig Hoogesteijn, Antonio Llerandi, Atahualpa Lichy, entre otros.

Dejar un comentario

¡Sea la primera persona en comentar!

Notificar en
avatar
600