Samuel Moncada denunció 20 formas en las que Trump y Guaidó planificaron derrocar al gobierno venezolano (+Discurso completo)

Foto: Redes Sociales

Este jueves, el embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, Samuel Moncada, tuvo un derecho de palabra ante la Asamblea Nacional de su país en el que amplió detalles sobre las denuncias hechas en días pasados en torno a las acciones que la administración Trump y Juan Guaidó adelantaron contra Venezuela, plasmadas en el libro «Un juramento sagrado», recientemente publicado por Mark Esper, quien fuera el secretario de Defensa durante el gobierno de Trump.

Texto: Alba Ciudad (LBR) y Últimas Noticias

«Nunca antes en la historia de Venezuela habíamos estado tan cerca de una invasión», señaló Moncada tras relatar diferentes acciones planeadas por Trump, muchas de ellas aprobadas o conocidas por Guaidó tras reunirse ambos en la Casa Blanca en Washington, junto a Esper y otros funcionarios.

Samuel Moncada, discurso completo en la Asamblea Nacional de Venezuela este 26 mayo 2022
Ver este vídeo en YouTube.

Entre dichas acciones estaban: el invadir militarmente a Venezuela con tropas estadounidenses, el ejecutar un plan para asesinar o deponer al Presidente Nicolás Maduro, el bombardear puertos petroleros y refinerías, o el hacer un bloqueo naval contra Venezuela y Cuba.

Moncada también se refirió a los ataques contra el sistema eléctrico venezolano, los cuales fueron descalificados por la oposición achacándolos a falta de mantenimiento, pero en el libro de Esper se hace referencia a ellos, con el objetivo de «facilitar el conflicto interno y crear una guerra civil, todo el clima propicio para que Estados Unidos invadiera Venezuela».

También señaló que los barcos petroleros que venían desde Irán y fueron detenidos en altamar por el gobierno estadounidense formó parte de estos planes. «Trump lo que quería era el petróleo. El 5 de febrero de 2020 hubo una reunión donde Trump manifestó que ya no creía en Guaidó, y dijo que era débil. Entonces se pasó a buscar otra forma para atacar a Venezuela, e intervino los barcos petroleros que venían desde Irán hacia Venezuela a surtir gasolina y además les robó la mercancía», acotó.

Samuel Moncada denunció 20 PLANES hechos por EEUU y Juan Guaidó para derrocar a Maduro
Ver este vídeo en YouTube.

Señaló Moncada que estos fueron algunos de los proyectos que se ejecutaron o se planearon contra Venezuela, para intentar derrocar a su gobierno legítimo:

  1. Invasión militar directa de EEUU a Venezuela
  2. Asesinato del Presidente Nicolás Maduro
  3. Ataque aéreo o marítimo a puertos petroleros venezolanos
  4. Bloqueo total naval a Cuba y Venezuela
  5. Detención de barcos petroleros venezolanos y robo de su petróleo
  6. Ataque con mercenarios de EEUU desde Colombia
  7. Ataque militar directo, con tropas colombianas, a Venezuela
  8. Ataque militar directo, con tropas multinacionales latinoamericanas, a Venezuela. Recuerda que, en 2019, las fuerzas militares argentinas practicaron un plan para invadir Venezuela, y que se planteó usar el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) como justificación para una intervención de fuerzas militares latinoamericanas en Venezuela.
  9. Ataque militar disfrazado de operación humanitaria (que se concretó el 23 de febrero de 2019 en la llamada Batalla de los Puentes)
  10. Operaciones encubiertas disfrazadas de operaciones antidrogas, incluyendo recompensa por captura del Presidente y otros funcionarios
  11. Sabotaje a la infraestructura vital con instalaciones eléctricas y refinerías, usando a las oposiciones internas
  12. Financiar bandas armadas en la capital y otras ciudades del país (caso el Koki, cota 905)
  13. Operaciones cibernéticas de sabotaje a la infraestructura vital de los venezolanos
  14. Presión militar en la frontera con aviones espías y barcos con misiles que se acercan a pocos kilómetros de Caracas
  15. Operaciones conjuntas con fuerzas armadas de Colombia en la cercanía de la frontera con Venezuela
  16. Operaciones psicológicas y de desinformación para dividir la Fuerza Armada venezolana, llevarlos a la guerra civil y justificar una «invasión salvadora» de Estados Unidos o multinacional.
  17. Saqueo de bienes de la nación: más de 30 mil millones de dólares en bancos de Europa, Estados Unidos; robo de empresas como Citgo, Monómeros, etc.
  18. Bloqueo de operaciones financieras y de comercio legal con otros países, usando amenazas y chantajes.
  19. Secuestro de barcos usando amenazas, chantajes o sobornando a los capitanes.
  20. Todo esto en medio de la pandemia de Covid-19. «Una estrategia de crueldad para matarnos de hambre y enfermedad», denunció.

Para Moncada, lo vivido en el país ha sido «una segunda guerra de independencia», y sólo la conciencia, el amor a Venezuela, a su pueblo e historia, «es lo que ha permitido mantener la unidad, lo que nos ha salvado», aseguró.

 

Discurso completo

(Cortesía diputado Fidel E. Vásquez)

EXPOSICIÓN COMPLETA EN LA ASAMBLEA NACIONAL DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA DE SAMUEL MONCADA, EMBAJADOR PERMANENTE ANTE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS EL 26.05.2022 EN RELACIÓN A LA CONFESIÓN DEL EX SECRETARIO DE DEFENSA DE EEUU, MARK ESPER DE INVADIR NUESTRA PATRIA Y ASESINAR AL COMANDANTE PRESIDENTE NICOLÁS MADURO MOROS

Samuel Moncada, Embajador y representante permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas:

Diputado Jorge Rodríguez, Presidente de la Asamblea Nacional, Diputada Iris Varela, primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional. Honorable diputada Vanesa Montero, segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional. Ciudadana Rosalba Pacheco e Inti Hinojosa, secretaria y subsecretaria de la Asamblea Nacional. Honorables diputadas y diputados de la Asamblea Nacional, pueblo de Venezuela que sigue esta sesión a través de los medios, compatriotas, hermanas, hermanos, todas y todos.

Es un honor para mí estar hoy aquí presente en la Asamblea Nacional, la voz del pueblo, la representación del pueblo desde 1811, sin Asamblea Nacional no existe república, la Asamblea Nacional tiene el papel de hacer las leyes obviamente, de hacer contraloría al Poder Ejecutivo pero también y por eso es que se llama también parlamento, debatir, investigar y aclararle al pueblo de Venezuela los grandes problemas nacionales.

Hoy estoy aquí para hablar de uno de los grandes problemas de nuestra nación, no de los más graves problemas de nuestra nación, cuál es todas las agresiones de carácter económico pero sobre todo militar que ha sufrido Venezuela en los últimos cuatro años, no nada más por parte de potencias extranjeras sino dolorosamente con la ayuda de un grupo de dirigentes políticos venezolanos que colaboran y colaboraron en los planes de destrucción de Venezuela.

Nunca en nuestra historia –he hecho un esfuerzo por revisar– ha ocurrido una situación como la que estamos viviendo hoy, nunca. Lo más grave que hemos visto nosotros es como en 1902, hace ya 120 años exactamente, cuando los puertos venezolanos fueron bloqueados por cinco potencias europeas y unas compañías norteamericanas de Estados Unidos pagaron a un grupo de venezolanos para que montaran un ejército y se insurreccionaran en una rebelión, en una Revolución Libertadora la llamaron, contra el Presidente, General Cipriano Castro, que fracasó. Pero nada de eso, por lo grave que sea, es tan grave como lo que estamos viviendo hoy y no nada más por lo que les voy a contar, los ataques y todas las cosas, sino porque está ocurriendo contra 30 millones de venezolanos increíblemente, mientras ocurre que todavía hoy está ocurriendo la peor pandemia de la humanidad en más de 100 años.

El mundo, ayer nada más en Estados Unidos, que lo quieren ocultar y normalizar como si no existiera, ayer, solamente ayer hubo 200.000 casos de Coronavirus en Estados Unidos. Y actúan como si no se viera, como si se hubiera acabado.

Está presente. Y en los dos últimos años que hemos sufrido una de las pandemias más graves en la historia de la humanidad, se dedicaron a tratar de matarnos de hambre, de matarnos por enfermedad, de matarnos con ataques militares, dividirnos y producir una guerra civil. Y todavía los agentes y los factores que están ahí siguen presentes y esa es la alarma que vengo a traer.

Entonces, para entrar directo al grano. Por más de 20 años de historia, eso arrancó desde que el Presidente Chávez ganó en 1999 ¿verdad? Pero 20 años de agresiones, del golpe de 2002, el desconocimiento de las elecciones del 2005, el desconocimiento a todas las otras elecciones, las insurrecciones pagadas por el exterior del año 2014, el año 2017 la declaración de Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para los Estados Unidos, una cosa increíble y absurda, todo eso ocurrió. Pero el período 2018-2022 es incomparablemente peor, por eso digo no hay comparación, yo diría desde la Guerra de Independencia, a una situación

tan grave como esta. Y que no ha cesado, porque no estamos hablando de historia, eso es lo más grave.

El período del 2018-2022 se nos trató de matar por hambre, por enfermedad y más de 30 millones de venezolanos fueron cercados por múltiples medidas, por una alianza multinacional, ahí está Estados Unidos, el Grupo de Lima, 14 países, la Unión Europea, una alianza como nunca antes, ese es otro punto, nunca antes una alianza tan grande se había dedicado a destruir a Venezuela y atacar al pueblo venezolano. Y ocurrió no nada más por potencias imperiales ¿verdad? sino porque un grupo de venezolanos se dedicó deliberadamente a favorecer estos intereses extranjeros.

Eran potencias extranjeras atacando a Venezuela y venezolanos atacando a venezolanos.

Todos sabemos y ustedes más, de actores principalísimos todos, de lado y lado, todos, lo que ocurrió en Venezuela en los últimos 4 años, saben, si sumáramos las historias de todos aquí fuera maravilloso porque hiciéramos una gran enciclopedia de lo ocurrido y tienen muchísimos datos de lo que ha ocurrido, algunos púbicos, otros personales, privados, otros que quizás sabremos más adelante, conocen la historia pero hay ángulos de esta historia que están apareciendo recientemente y que necesitan ser conocidos por ustedes y por nuestro pueblo para elevar nuestro nivel de conciencia, de información, pero también para actuar sobre la realidad porque, como digo, esto no ha terminado.

El método que voy a usar para exponer lo que viene a continuación es el análisis de tres documentos que son públicos y todo lo que voy a decir son hechos de la realidad comprobados, análisis históricos rigurosos hechos por tres testigos que no son venezolanos, eso es lo interesante, son tres voces norteamericanas, de Estados Unidos, que ven todo desde el punto de vista de Estados Unidos y que precisamente por eso tienen ángulos de información que son más desconocidos para nosotros, importante que nosotros los incorporemos a la narrativa.

Son tres documentos.

  • Primero, rápidamente examinaré el libro de John Bolton que fue asesor, director del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos durante el año 2019, durante el período del Presidente Trump.
  • Luego, un documento que es público pero veo que no se ha trabajado mucho, que es la demanda en un tribunal de Florida de Jordan Goudreau contra el señor J. J. Rendón, donde echa el cuento exacto, bajo juramento, demandando por 30 millones de dólares al señor J. J. Rendón por incumplimiento de contrato y cuenta cómo fue el contrato para asesinar al Presidente Maduro, a la dirigencia nacional, pero entiéndase bien, a miles de dirigentes regionales y locales, porque ese contrato duraba 497 días y se iba a ocupar de la limpieza de todo tipo de oposición al nuevo gobierno por la vía de la fuerza, un asesinato en masa que se contrató y fue firmado por el señor Guaidó y sus adláteres, sus secuaces.
  • Y el tercero, el que ustedes ya quizás más conocen, el más reciente, del señor Mark Esper, el libro “Un juramento sagrado”, que fue publicado hace apenas dos semanas y contiene gran cantidad de información poco conocida hasta este momento.

Primer punto, en el libro del señor Bolton, “La habitación donde todo ocurrió”, él mismo cuenta cómo desde el año 2017 hay un cambio con la llegada del Presidente Trump para Venezuela, porque como he dicho, los últimos 20 años hubo una serie de ataques de todo tipo pero los ataques eran encubiertos, operaciones encubiertas, financiamiento, operaciones diplomáticas, sabotaje. No se habían atrevido a proponer la invasión abierta y directa de Estados Unidos a Venezuela. El Presidente Trump cambia eso, es el primero que abiertamente dice y lo dijo en agosto de 2017: todas las opciones están sobre la mesa y estoy pensando en un ataque militar. Sorprendió hasta a su propio equipo, incluso el propio Bolton dice: no, nosotros no estábamos de acuerdo con eso, es una locura! Y aquí tengo que explicar por qué, es una explicación que vale hasta para hoy. ¿Cuáles son los límites para este grupo de asesores militares, para el uso de la fuerza directa?

No es que nos quieren a nosotros, no les importamos para nada, ellos lo que dicen es: no vamos a sacrificar vidas de tropas norteamericanas sino sólo en caso donde la seguridad nacional de Estados Unidos esté en peligro y nosotros no consideramos a Venezuela un peligro directo para la seguridad nacional. Ya veremos algunos casos donde sí llegaron a considerarlo. Mientras tanto, que se maten entre ellos, guerra civil, que se asesinen entre ellos, los matamos de hambre, que Colombia invada, que Brasil invada, que las multinacionales latinoamericanas invadan, todo vale menos nuestras tropas, le metemos a la CIA, a las organizaciones internacionales, operaciones encubiertas, sabotaje de refinerías, todo, menos tropas abiertas porque no conviene. Si cruzan esa línea sí nos metemos. Y lo que dicen todos es: hay maneras de hacer las cosas sin necesidad de aparecer nosotros primero. Ese es el criterio.

Entonces, el señor Bolton dice: Trump se excedía, siempre estaba pidiendo bombarderos, siempre estaba pidiendo uso de tropas directas, nosotros decíamos: no es conveniente, vamos a hacer las cosas bien.

Un punto importante que es válido desde allá hasta acá, es que el Presidente Trump dijo: miren, nosotros vamos a hacer esto no porque nos interesa Venezuela, ni siquiera como dicen, los pobres venezolanos, la situación tan difícil en Venezuela. No, vamos por el petróleo, les dice: la doctrina Monroe, donde según los norteamericanos, la rescataron ellos, porque el Presidente Obama, el grupo de Obama había dicho: no, nosotros abandonamos esto, somos buenos vecinos. Y el Presidente Trump dijo: rescatamos la doctrina Monroe otra vez, dice que todo el hemisferio, todo el continente es territorio influencia de Estados Unidos y le pertenece a Estados Unidos.

El Presidente Trump le dice: yo quiero, si nos metemos ahí nos metemos es por el petróleo, yo quiero esos campos petroleros, porque yo sé que en realidad Venezuela nos pertenece. Eso es literal, del libro de John Bolton, Venezuela nos pertenece y ese petróleo es nuestro y yo voy es por el petróleo. Ese dato es muy importante, lo repite Mark Esper, tiene muchos aspectos en común, donde dice: El Presidente Trump hablaba de los pobres, etc., pero no, mentira, él quería era el petróleo y el modelo es como ya hizo en Siria. En Siria, todo el mundo habla de muchos países pero nadie habla de la invasión de Estados Unidos a Siria, que invadió el este de Siria, hay tropas norteamericanas invadiendo ese territorio que es el área petrolera de Siria, están extrayendo petróleo de Siria, vendiendo petróleo sirio, sin permiso y en contra de la Carta de las Naciones Unidas, del Derecho internacional, actos de fuerza puro y duro, robándose el petróleo sirio y dice: Yo quiero que sea así como hicimos en Siria, igualito en Venezuela.

Otro punto en común entre Bolton y Esper y Goudreau también, es que, lo voy a decir con mucha vergüenza, es que desprecian a la oposición que les pide ayuda. El enorme desprecio que sienten, Bolton y Esper repiten lo que dice Trump, literal, no escuchen al mensajero, estoy repitiendo, dicen Bolton y Esper que Trump decía: es que el señor Guaidó es débil, no tiene con qué, no tiene lo que se necesita, en cambio Maduro parece fuerte, Maduro tiene coraje. Palabras que no son mías, palabras del señor Trump. Esos generales que lucen bien ahí al lado de Padrino, eso no da buena imagen, vamos perdiendo, esas son cosas que dicen ellos en sus testimonios. Y en cambio este Guaidó no da la talla, ¿de dónde salió este muchacho que nadie conocía? Palabras textuales, no son mías.

Ese desprecio, donde Goudreau, por ejemplo, desprecia a quienes firmaron el contrato, porque dice, además de que no se ponen de acuerdo entre ellos, se traicionan entre ellos, son traidores porque además ni me pagan. Y por eso es que los está demandando, esa gente es poco confiable, no tiene dignidad, no tiene integridad. La conclusión de los tres es que este grupo de venezolanos que les pidió ayuda para invadir a Venezuela no son confiables, ni son dignos, ni tienen integridad. Eso es terrible, porque ellos creen en su cabeza que son salvadores de Venezuela y a los que fueron a pedirle ayuda los están despreciando.

Bolton tiene varios temas importantes. Un punto importante que aclaremos desde ya, es que Bolton define las sanciones, ¿para qué son las sanciones? El exigió y veremos más adelante, él aplicó las sanciones más fuertes de la historia de Estados Unidos hacia Venezuela, que ocurrieron precisamente pocos días después, el 26 de enero del año 2019, después de la autoproclamación de Guaidó, pero cuando el propio Secretario del Tesoro, Mnuchin, del Presidente Trump, decía: esas sanciones son muy fuertes, nos van a afectar, cómo ustedes le van a quitar las tarjetas de crédito a los venezolanos si estamos afectando a Visa y a Master Card?

Mnuchin se interesaba era por Visa y Master Card, no los venezolanos. Trump decía: mira, es que ustedes no entienden cuáles son las sanciones. Y dice así su definición exacta: ¿para qué son las sanciones? Yo le llamo, las sanciones es una palabra de Estados Unidos, porque ellos creen que tienen autoridad para sancionar, es decir una autoridad que castiga sanciona, pero nosotros no debemos usar nunca esas palabras, el lenguaje correcto es medidas coercitivas unilaterales, que son ilegales de acuerdo al Derecho internacional, actos de coerción, actos de fuerza, ilegales, que lo aplican no nada más contra Venezuela sino contra un tercio de la humanidad, más de 39 países están bajo medidas de coerción económica, actos de agresión económica.

Pero Bolton dice claramente: las sanciones –como le llama él- se tratan del uso masivo del poder económico de Estados Unidos, para avanzar nuestros intereses nacionales. Ya está. Entonces, cuando dicen que si son personales o nacionales, que si es a favor de la libertad, de la democracia. No, para avanzar nuestros intereses nacionales, para eso es que son las sanciones. Y así lo hacen crudamente. Y si ustedes no han entendido de qué se trata, es por eso que lo hacen, dice Bolton a su compañero del alto gobierno de Estados Unidos. Bolton comienza que, ¿cuándo Trump se dio cuenta, o pensó que era posible derrocar al gobierno de Maduro por la vía de la fuerza? Lamentablemente el 4 de agosto del 2018.

El 4 de agosto del 2018 cuando comienza el magnicidio frustrado contra el Presidente Maduro en la avenida Bolívar, con los drones, él vio las imágenes del caos que se creó cuando explotaron los drones en el aire y él dijo, otra vez las palabras textuales: esos militares son cobardes, mira como corren. Yo les puedo pasar, se los paso luego, el video exacto donde él, al lado del Presidente Duque en las Naciones Unidas, en una reunión que tuvieron en septiembre, se burla de los militares norteamericanos y dice: ¿tú no los viste corriendo? Y le pregunta al jefe del gabinete, John Kelly ¿tú no viste a esos militares venezolanos corriendo? ¿Qué te parece? ¿Los Marines norteamericanos corren?

Y John Kelly dice: los Marines norteamericanos no saben correr. Y dice: ¿Qué te parece? Eso es fácil, es fácil que esos militares derroquen a Maduro porque son cobardes. Eso es lo que digo, el desprecio que le tienen a todos los venezolanos, no sé por qué no nos enervamos más de esto. Pero el punto es que él tomó la decisión el 11 de agosto, le dijo a Bolton: hazlo, tengo cinco meses pidiendo que se deshagan de Maduro y no lo hacen. Hazlo. Y ahí empezó, ahora sí en serio, la planificación para derrocar al Presidente, al gobierno revolucionario, a todo el gobierno, a la república por favor, esto no es ni el Presidente, ni el gabinete, ni el PSUV. A la república entera convertirla en colonia.

La oposición venezolana, ese sector que se acercó, que conformó luego con Guaidó, se le acercó ya en diciembre y le pidió ayuda, diciembre del 18, le dijo: vamos a tomar el poder, vamos a declararnos, autoproclamarnos Presidente y tomar el Poder Ejecutivo, necesitamos su ayuda. Y desde diciembre todos acordaron con Colombia, con Brasil, con Canadá, con Chile, acordaron que iban a actuar en conjunto. ¿Y cuál era la acción? Era un golpe de Estado. La gente cree que el golpe de Estado es nada más el 30 de abril. Son cuatro ataques, el primer ataque ocurrió el 23 de enero con la autoproclamación, que se esperaba que se desatara un golpe de Estado en ese o en los siguientes días inmediatos. La acción de Estados Unidos era coordinar internacionalmente un bloqueo económico total de Venezuela, la destrucción total de la producción petrolera. Si a Maduro le quitamos el petróleo no aguanta una semana, esa era la expectativa, a todos le vendieron ese cuento, sin petróleo esto dura una semana y por eso únanse todas las compañías petroleras porque van a tener más ganancias luego porque todos los contratos son para ustedes.

Trump pidió en la planificación del golpe del 23 de enero, literalmente, lean a Bolton, dice: Yo pido que Guaidó le declare su lealtad exclusiva sólo a los Estados Unidos y a más nadie. Y que esos contratos petroleros con Rusia y con China sean eliminados y me los dé a mí, esos contratos van a ser para compañías norteamericanas. Y se planificó un programa económico de expansión de los programas de las compañías norteamericanas en Venezuela. Y cuando se autoproclama el 23 de enero, Guaidó, a los dos días, un día anterior lo llamó Mike Pence, vicepresidente, le dijo: Te deseo lo mejor, estamos contigo. Hablaron por teléfono.

Y dos días después, John Bolton anunció el mayor bloqueo histórico económico en la historia de Venezuela, más que los puertos en 1902, por eso digo, más que todo lo que había ocurrido hasta ese momento, del 19, hasta ese momento era todo malo pero incluso vino peor, bloqueó todos los fondos de PDVSA, 7.000 millones de PDVSA literalmente quitados, Citgo, Banco Central, empezaron a llamar a todos los Bancos Centrales de todo el mundo. No permitan que las cuentas del Banco Central venezolano sean movidas. Todas las agencias de PDVSA y todo el dinero de Venezuela en el exterior, decenas de miles de millones de dólares no podían ser colocados. Desconocimiento inmediato y absoluto. Y hay un video de Bolton diciendo: Llamo a todos los países del mundo a que desconozcan de inmediato al Presidente Maduro y reconozcan a Guaidó.

Para los que no sepan el efecto de eso en economía, es que por ejemplo nosotros hoy tenemos 6.000 millones de dólares en el Fondo Monetario Internacional, que no es prestado, que son nuestros, que tenemos derecho a usarlos mañana como si fuera una cuenta personal de ustedes en un banco, son de la nación, son del pueblo venezolano, no son de Maduro, son del pueblo venezolano y están ahí por derecho de Venezuela en el Fondo Monetario Internacional pero no podemos usarlos en medio de esta terrible situación, la pandemia, etc., la falta de alimentos, lo que sea que haya pasado los últimos tres años, porque el Fondo Monetario dice que tiene dudas acerca de si el gobierno legítimo de Venezuela es Guaidó o es el Presidente Maduro. Nos robaron los 6.000 millones de dólares. Ahí están.

El oro de Estados Unidos. Bolton cuenta cómo el Ministro de Relaciones Exteriores británico, se apareció en Washington y dijo: ¿Cómo colaboro? Yo voy a colaborar con ese golpe quitándole el oro de Venezuela en el Banco de Inglaterra de Londres, no se los voy a dar, están bloqueados. Y todavía lo tienen, están bloqueados, se robaron 1.200 millones de dólares en oro. La idea era matarnos por hambre, secar todas las fuentes de recursos de Venezuela, que no hubiera gasolina, que no hubiera nada. Y que nosotros lamentablemente como ratas encerradas en una jaula nos matáramos entre nosotros, crear las condiciones, degradar la vida interna de los venezolanos a tal punto que nosotros nos íbamos a matar entre nosotros y ellos venían a salvarnos en una operación humanitaria, una invasión multinacional, ellos venían a darnos comida, como luego quisieron hacer en los puentes de Tienditas.

Esa operación fracasó. Ellos llamaron el 26 de enero, Bolton dice: llamo a los militares de Venezuela a que se unan a Guaidó, todos vamos bien. Y estaban pensando que el golpe estaba funcionando. No funcionó ese golpe y dijeron: tenemos que arreciar. Fueron cuatro ataques. El segundo ataque después del 23 de enero es el ataque que ocurrió el 23 de febrero precisamente, un mes después, todo estuvo planeado con el apoyo del gobierno colombiano, del gobierno de Paraguay, el gobierno de Chile, que aparecieron en la frontera con Cúcuta, la OEA. Y ustedes conocen más que yo esa historia pero les voy a dar dos detalles que son muy muy, a mí me parece lo más importante de todo, todo es importante pero estos dos tienen que estar en la punta. Uno, ese día, además de que se buscaba una guerra civil, un golpe militar, ese día estaban preparados cientos de mercenarios en la frontera venezolana, dispuestos a ingresar a Venezuela, estaban listos, armados y preparados, estaba lista la operación. Eso lo dice Bolton.

Pero peor aún, eso no es lo más grave, Bolton revela en su libro que había el plan A, que no estaba funcionando, el de los puentes, las piedras, las bombas molotov. El plan B era mucho más grave, el plan B era que ellos esperaban que Colombia invadiera a Venezuela, ellos esperaban que el ejército colombiano directamente entrara en territorio venezolano. No mercenarios, tropas colombianas formales uniformadas, lo esperaban. Y Bolton dice en su libro que lamentablemente ese plan no funcionó porque a los colombianos se les enfriaron los pies, dice él, palabras literales, se le enfriaron los pies. ¿Y por qué se le enfriaron los pies a los colombianos? Porque los colombianos tenían una tradición, según Bolton, nada de esto son mis palabras, tenían una tradición de guerra contra guerrilleros, una tradición de guerra contra insurgentes y no tenían la práctica de una guerra contra un ejército formal.

Entonces, ese nuevo tipo de guerra los frenó. Y dos veces dijo: lamentablemente le faltaron los nervios a los colombianos para actuar. Eso es lo más grave que yo creo que nosotros lo tenemos al frente de nuestro pensamiento, lo que realmente iba a ocurrir ahí, una invasión multinacional donde Estados Unidos por supuesto iba a estar detrás de Colombia, apoyando, como la OTAN está detrás ahora en las guerras, en el conflicto de Europa oriental, donde no iba a haber muertos ni soldados norteamericanos por ningún lado pero nos íbamos a matar colombianos y venezolanos, uno de los crímenes más graves contra la historia de nuestras dos naciones, contra la historia del pueblo colombiano y el pueblo venezolanos, que nos pusiera Estados Unidos a matarnos entre nosotros, un crimen histórico que no tiene en verdad parangón.

El tercer ataque fracasó el 23 de enero ¿verdad? El tercer ataque ocurrió el 7 de marzo, un mes después, eso no tenía descanso. El 7 de marzo se preparó uno de los mayores actos terroristas contra la infraestructura vital, contra nuestra nación, que ha ocurrido en nuestra historia, fue el gran apagón eléctrico. Todo el mundo dice: eso era porque ese gobierno corrupto tenía esos sistemas eléctricos descuidados! Eso fue lo que dijo Bolton, lo que dijo Marco Rubio, lo que dijeron todos, pero yo les voy a dar este dato, el propio Bolton dice, él no lo va a contar completo ¿verdad? Porque tiene restricciones de seguridad, pero él dice: cuando yo ví ese apagón yo dije: aquí hay la mano o de la oposición, o de alguien que parece que tomó el asunto en sus propias manos. Él lo dice, eso no fue natural, eso ocurrió por mano de alguien Ese es el único dato que él dice, pero yo le pongo a ustedes que consideren este segundo dato que no está en ninguno de esos libros.

El 7 de marzo en la mañana hubo una audiencia en el Senado, con el Senado del Congreso de Estados Unidos sobre Venezuela. Llevaron autobuses enteros, centenares de venezolanos de Miami fueron a escuchar al senador Marco Rubio que iba a hablar de la situación venezolana. Ese 7 de marzo en la mañana, el Senador Marco Rubio dijo textualmente lo siguiente: “Mi primer pensamiento”, perdón, aquí está: “Lamento informar -estamos hablando de la mañana antes del apagón- lamento informar que el sufrido pueblo de Venezuela está a punto de experimentar la más dramática escasez que jamás haya enfrentado, cuyas implicaciones no podemos predecir completamente, pero nada de ello se debe a ninguna de las acciones tomadas por los Estados Unidos hasta el momento”, o sea “todo lo que va a ocurrir, va a ocurrir pero no es Estados Unidos quien lo hace”, pero ¿qué poder adivinatorio tenía Marco Rubio para saber lo que pasó en la tarde, que fue el apagón gigantesco nacional que duró una semana y que obviamente fue un ataque terrorista contra la infraestructura vital, algo que está penado por el derecho internacional violatorio de todas las normas de las Naciones Unidas, resoluciones enteras. Eso es terrorismo puro y duro.

Y a nosotros nos lo hicieron con apoyo de la oposición nacional, porque el problema está en que el apagón eléctrico era para otra vez degradar las condiciones de vida, generar el caos interno, facilitar un conflicto interno, movilizar a las fuerzas golpistas, crear una guerra civil y que Estados Unidos invadiera, eso era el propósito de todo. Y yo quiero dar un reconocimiento a todos ustedes, a todo el pueblo de Venezuela que aguantó esa semana sin luz, los hospitales, las escuelas, la comida, las medicinas, al Presidente Maduro, a los técnicos, a la Vicepresidenta Delcy que estaba a cargo de la crisis, en verdad, esa resistencia y esa unidad hizo que Venezuela venciera ese ataque, que todavía hoy muchos dice, “no es que ustedes tenían eso tan mal cuidado que eso se dañó solo”. ¿Entienden? Y nunca fue así. Nunca fue así.

Y luego, después de fracasar ese pase del 7 de marzo, vino el que tenían más preparado, porque era una cadena, que fue el golpe del 30 de abril.

El golpe del 30 de abril, otra vez, el mes siguiente, enero, febrero, marzo, abril, todo en conjunto. El golpe montado otra vez con el sector interno que esperaban que hubiera un conflicto… un choque interno y que las fuerzas externas estaban preparadas para intervenir.

Lo importante de esto es que la oposición estaba en permanente contacto… ese grupo en particular estaba en permanente contacto con el gobierno de Estados Unidos y había una coordinación internacional de varios países latinoamericanos. Recuerden incluso, para que todo recordemos, porque eso lo sabemos todo, cuando ocurrió el problema del choque en Cúcuta, el puente de Tiendita, el mismo día atacaron a un cuartel venezolano en la frontera con Brasil, era una operación coordinada por las dos fronteras. Igual acá, se esperaba una gran movilización popular el 30 de abril, que era para el primero de mayo realmente, y se esperaba un choque militar; fracasó y ahí es cuando Trump dice: “no, es que con Guaidó no se puede, este hombre no tiene con qué, este es débil”, y se desinteresó. Hasta ahí llega el cuento de Bolton. Muy interesante.

Paso con Bolton al segundo punto y es Goudreau, el documento de Goudreau ¿y por qué es con Goudreau? Porque increíblemente Goudreau en su demanda… hace una demanda formal bajo juramento en un tribunal de Florida, diciendo “todo lo que digo es verdad, porque quiero que esta gente me pague treinta millones de dólares por daños y perjuicios” y Goudreau cuenta que… Bolton cuenta hasta el 30 de abril del año 19. Goudreau arranca en mayo del 2019. Increíblemente fracasa el golpe del 30 de abril y ya en mayo está esta misma gente buscando compañías extranjeras y firman un contrato de asesinato del Presidente Maduro, de la dirigencia nacional y como digo, lean bien el contrato, de las dirigencias regionales y locales, lo tiene un contrato por 497 días.

¿Qué dice Goudreau? Goudreau dice: “ya en mayo 19 yo me estaba reuniendo con los agentes de la oposición venezolana o del gobierno legítimo, como dice él, y estábamos discutiendo las condiciones. Él nombra… muy importante que Goudreau siempre dice: “Yo siempre, y estoy convencido y lo juro aquí, el gobierno de Estados Unidos estaba detrás de este proyecto. Ellos sabían, ellos me apoyaron. El gobierno de Colombia estaba detrás de este proyecto, ellos sabían y ellos me apoyaron. No era yo como un loquito solo con dos gatos. Nunca fue así. Yo tenía el apoyo de todos ellos”. Y el contrato es un contrato de asesinato en masa. Ustedes ya conocen los detalles grandes, 212 millones de dólares, 50 millones de dólares en el primer pago, iba a durar 496 días y se iba a pagar con barriles de petróleo y decía una de las cláusulas por cierto, que se aplicó, “si fracasa, el Presidente Guaidó va a negar cualquier contacto con esta operación, y si triunfa todos vamos a tener el crédito por nuestra victoria”. Goudreau da detalles interesantes, él nombra al representante de Estados Unidos, dice: “son mi contactos con el gobierno de Estados Unidos Keith Schiller, que era el Jefe de Seguridad Personal del Presidente Trump por 20 años, no un hombre nombrado por el gobierno, el amigo personal de Trump por 2o años, que lo viene cuidando desde que er empresario, casi que su papá se lo puso ahí para que lo cuidara. Keith Schiller tenía una empresa, tenía contacto con el presidente Trump y dijo: “yo voy a ser quien te busque la licencia para que tú puedas comprar las armas. Yo te voy a hacer todos los contactos”.

Ruben Kraft, una cosa impresionante, parece un cuento, millonario, heredero de la familia famosa esta que fabrica los quesos Kraft, esos quesos Philadelphia, esos quesos cremas, bueno, es millonario, heredero de esta familia, de ese negocio, aventurero e iba a invertir para ganarse los doscientos… y contratos exclusivos con el gobierno y con nuestras compañías en toda la etapa posterior del gobierno que se iba a instalar.

Luego cita directamente al Director de Política de la Oficina del Vicepresidente Mike Pence, un señor llamado True Horn, él dice, ese señor era mi contacto, me reuní cuatro o cinco veces con él, en Washington y me dijo: te voy a conseguir la licencia para que consigas esas armas, el Vicepresidente Pence está de acuerdo.

Y luego cita a otro, Jasin Birley, de la Oficina de Veteranos, amigo también de ese grupo de Mike Pence, que también estaba participando.

Lo interesante es que esto es Goudreau, pero conseguimos en el libro de Esper una ratificación de todo lo que viene diciendo, cuando Esper cuenta en la reunión del 5 de febrero de 2020 cómo venían discutiendo distintos modos de atacar a Venezuela, se lo vamos a contar con más detalles, pero salió, en medio de la conversación, alguien estaba: Guaidó, Julio Borges y Carlos Vecchio, y uno que no era Guaidó, dice él, no señala quien, dijo literalmente: “no te preocupes que tenemos un plan abajo, en Florida, que está en preparación, está casi listo, y esa es la manera en que vamos a actuar contra el Presidente Maduro”, y Mauricio Claver Carone, que era el Jefe del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, que estaba presente en esa reunión, donde estaban todos los ministros del Presidente Trump sonrió y asintió diciendo “eso está bajo control”.

El propio Esper dice, en su libro, que esa es la confirmación de lo que luego ocurrió meses después en Venezuela, en mayo del 2020, era lo que esta gente estaba hablando, porque ese contrato fue firmado en octubre del 2019. Digo, en mayo se empezó a discutir y en octubre del 2019 se firmó, aparece la firma del señor Guaidó en este contrato literalmente. Luego Guaidó dice ahora que eso es una maniobra del Presidente Maduro, que toda esa operación fue planeada por Maduro para engañar al mundo, que él no tiene nada que ver con eso, que fue Maduro. Incluso hay una señora que está presa en Colombia, que participó en los campos de entrenamiento, es decir, una venezolana, participó en campos de entrenamientos y viajó con el señor Goudreau varias veces en un avión privado de Miami a Colombia, conoce todos los detalles, y ella dice siempre “yo estuve en contacto permanente con la inteligencia colombiana, siempre les dije, me dijeron que cambiara los teléfonos, que no hablara por aquí”. Esa señora hoy está presa en Colombia acusada de ser “agente de Maduro”, es increíble como traicionan a su propia gente. Los usan, los destrozan, los destruyen y los traicionan.

El señor Goudreau, en esta misma demanda, cita al General Eliecer Camacho Jiménez, Comandante de Policía del Departamento del Valle de Agurrá, del Distrito Metropolitano del Departamento del Valle de Agurrá. Este Comandante Eliécer Camacho Jiménez, se reunió con él varias veces en persona y le ofreció el aeropuerto para movilizarse, el campo de entrenamiento para los mercenarios y paso a Venezuela privilegiado al momento del ataque.

También se les propuso que hicieran un grupo armado para combatir al ELN dentro de Colombia, pero ese era un negocio secundario, el primer negocio era el ataque a Venezuela. Esta gente que, como quiero que todo quede claro, el gobierno de Colombia, el gobierno de Estados Unidos sabían todo, protegieron, siempre estuvieron presentes, inteligencia, operaciones. Esper se cuida las espaldas en el libro diciendo: “Yo no sabía. Le pregunté a la directora de la CIA ¿tú sabes de lo que están hablando? Y dijo: no, yo no sé, pero voy a averiguar”.

Detalle interesante es que noticias de prensa, investigaciones que se hicieron después, que por cierto Goudreau hoy está haciendo una película sobre todo lo que pasó, ahí le va a sacar el dinero, y él dice que “a mí la CIA me llamó en Jamaica, y me dijo ¿qué estás haciendo tú? Y yo le conté. Y la CIA sabía exactamente todos los planes. Y la DEA en Colombia también sabía. La DEA era participante esencial de todo esto. Lo que quiero decir es que Goudreau ¿dónde está hoy? Está viviendo normalmente en Estados Unidos. No está escondido, no está perseguido, está más bien él demandando, ejerciendo su derecho, anda a compensación y protegido por el gobierno de Estados Unidos como uno de los principales asesinos del gobierno de Estados Unidos contra nuestros pueblos, y ese señor está ahí hablando. El señor Goudreau, Jordan Goudreau, cita del lado venezolano sus contactos: Juan Guaidó, Leopoldo López, se ha reunido con él dos veces vía zoom. Es impresionante, Leopoldo López estaba el 30 de abril tumbando al gobierno, salió y se escondió en una embajada, 30 de abril, y el 5 de mayo yo estaba hablando por zoom con Guaidó… con Jordan Goudreau planificando. A los pocos días, desde la Embajada de España donde estaba escondido. Porque Leopoldo López duró varios meses luego en Venezuela, en la embajada de España. Desde la Embajada de España estaba planificando el asesinato de nuestro presidente con unos mercenarios extranjeros.

Goudreau también cuenta, les digo los nombres, Juan Guaidó, Leopoldo López, Carlos Vecchio, Lester Toledo, Jorge Betancourt, Sergio Vergara, a quien Juan Guaidó le firmó un nombramiento como representante especial para todas las operaciones en el exterior, y J. J. Rendón, quien le firmó un pagaré de un millón quinientos mil dólares que nunca lo pagó y por eso es que este lo demanda, por estafador, la demanda es por estafa, no es por asesinato ni gran crimen, el problema es el dinero, como siempre acaban.

Ya digo otra vez, doscientos doce millones de dólares, cincuenta millones el primer pago, se pagaba con barriles de petróleo. La jurisdicción era en Florida. Si había alguna dificultad eran las leyes de Estados Unidos las que valían, no las leyes de Venezuela. Evidente acto criminal firmado como nunca antes; como nunca antes hemos visto un contrato formalizado para asesinar al Presidente y a miles de venezolanos con extranjeros, eso lo firmó este grupo de venezolanos. Y si creen que era falso, que es mentira, lo que pasó en Haití es el mismo modelo. Se firmó con un contrato con empresas en Miami, con mercenarios colombianos, con financistas norteamericanos, y ahí si tuvo éxito. Vean la realidad de lo que estoy diciendo. Esto no es fantasía, ya ocurrió, y esa gente está libre y el gobierno de Colombia los protege; el gobierno de Colombia dice que eran caballeros honorables los mercenarios colombianos que están en Haití y ahora algunos en Estados Unidos presos.

Paro un momento con Goudreau y ahora si pasamos al tema quizás menos conocido que es el tema Esper, porque Goudreau cubre ese período desde mayo 19 hasta mayo del 20. Y este cubre el período desde todo el año 20 realmente, que es el período que no está cubierto por los documentos anteriores y que ahora nos estamos enterando. El testimonio de esto es importante porque él mismo dice: “antes de publicar este libro yo me tardé seis meses, dice él, publicando… lo terminé, lo quise publicar y no pudo salir a la calle, a la luz pública porque el Pentágono me lo prohibía, me impedía sacar este libro, y yo estuve que negociar con ellos que todo lo que yo dijera ahí era verdad, no mentía, y ellos me quitaron mucho de la información que yo tenía puesta ahí, pero todo lo que sale está aprobado por el Pentágono”, o sea, por eso que “eso era un invento de él, un chisme, una falsedad”, el Pentágono lo aprobó de hecho porque él le mandó al Pentágono, y luego una negociación. Ese libro que salió es el resultado de los expertos del Pentágono diciendo esto es lo que puedes publicar, y es verdad.

Y luego dice, una nota para que vean la validez del testimonio, si esto es un invento, él (Esper) dice, mire: “A mí una vez Trump me llamó y me dijo: yo quiero acabar con los laboratorios de cocaína en México, y quiero que le mandemos unos misiles. Ya. Les mandamos unos misiles esta noche y los explotamos, y él le dijo: mire Presidente eso es un acto de guerra, eso no se puede hacer. —No, no, nadie se va a dar cuenta, tranquilo, yo mismo digo de que yo no sé de qué se trata, dale. Y entonces la cosa era tan loca, era tan desvariado todo tan… que dije: yo no puedo poner eso en el libro porque nadie me lo va a creer”, y él mismo dice: “yo hablé con dos miembros del Gabinete que me lo recordaban luego, me dijeron “¿tú te acuerdas de aquella vez que el Presidente Trump dijo que le tirara un misil a México? Yo. Gracias porque yo no lo iba a poner en el libro, pero ahora que tú también estás de testigo, sí lo voy a poner porque ya tengo a alguien que corrobora”. Y él dice: “yo le mandé estas copias de este libro a 15 ministros o secretarios de estado, secretarios de gobierno, que lo leyeran y me corroboraran si lo que yo estaba diciendo ahí era falso, y me lo devolvieron diciendo, tú lo que estás diciendo ahí es verdad”. O sea, lo que quiero decir es que esto no es un invento, eso no es una conversación en un bar, esto está corroborado.

Entonces, otra vez, ¿qué dice Esper sobre este tema? Dice: “El Presidente Trump lo que quería era el petróleo, y el Presidente Trump le pidió a Guaidó lealtad personalísima, y Guaidó se la ofreció».

Luego dice: Guaidó es débil, que Maduro es fuerte, y él dice lo mismo, no debe de haber ataque militar directo, sólo en caso de la seguridad de los Estados Unidos en peligro. Lo demás son ejercicios coloniales de dominación, de expansión, ahí tenemos cien maneras de hablar.

Cuatro eventos, los distintos eventos del 5 de febrero de 2020, en esta reunión muy, muy grave, Trump ya no creía en Guaidó. Todos los informes de la CIA los mismo dicen que Guaidó no tiene popularidad, Guaidó no tiene futuro, el gobierno está unido, ahí no hay nada que hacer. Pero como Guaidó se había acabado ese año y todos esperaban que se le acabara el gobierno, él le da como un nuevo empuje, pero él no cree personalmente en Guaidó. Guaidó aparece ahí y Trump le preguntó, ya no cree que él pueda hacer nada, por eso la pregunta va directo, Trump, que siempre pedía ataque militar ¿qué haces tú si nosotros mandamos a nuestros militares directo a Venezuela y nos deshacemos de Maduro ¿tú que piensas? Dame tu opinión. Y él dijo: “Presidente toda ayuda se lo agradecería”. Esa es la respuesta del señor Guaidó.

Inmediatamente dice: también hay unos venezolanos en Colombia que quieren liberarse por sí mismos, dijo, esta es la oportunidad porque yo no quiero mandar tropas norteamericanas, no quiero que americanos derramen su sangre por estos venezolanos, que derramen ellos la de ellos. Dijo “Mira, esto está interesante ¿tú qué pensarías si nosotros entrenamos a esos venezolanos que tú dices que están dispuestos, qué te parece si los entrenamos, lo hemos en muchos lados, en Nicaragua, tenemos experiencias, ¿tu estás de acuerdo con eso? Y Guaidó no hallaba que responder, se lo preguntó tres veces en esa reunión y Guaidó no respondió, al punto que dijeron que era muy complicado y tarda mucho tiempo”.

Esper dice, en sus propias palabras: “Ahí fue cuando entendí que estos personajes estaban aquí porque decían: hágannos ustedes el trabajo que es más fácil”. Y luego de esto la discusión se concentró en distintas formas de ataque militar a Venezuela. Se proponían porque hay un cambio importante, Trump estaba un poco solo mientras estaba John Bolton y otros en el gobierno, pero cuando llegó Robert Bryan junto con Mauricio Claver Carone, tenía Trump dos aliados dentro del gobierno que decían “Sí, ataque militar directo, vamos con todo que eso se puede”, y otro grupo que decía: “hay otra manera de hacer las cosas”.

En esa misma reunión se le dijo luego, como él dice literalmente, una operación de pequeña escala, más específica, directo contra el Presidente Nicolás Maduro, y ahí empezamos a discutir básicamente el asesinato, todos estaban de acuerdo y fue cuando uno de los del grupo de los venezolanos dijo: “tenemos algo preparado” que terminó siendo lo de Goudreau.

La idea era, como dice el propio Esper, ellos querían luchar hasta el último soldado de Estados Unidos para liberar a Venezuela, pero ellos no iban a poner nada. El los despreciaba, decía: “Esa gente no tiene integridad, no tiene dignidad, no está dispuesta a pelear por su país. Esto no es la gente que yo esperaba”. El también les pierde respeto a esa condición, lo dice y ratifica lo que dice el contrato de Goudreau.

La reunión del 5 de febrero abrió las puertas para todo lo que sigue. Miren lo que sigue: el primer plan, después de febrero en marzo de 2020, una locura, el Consejo de Seguridad Nacional le propone a todo el grupo y al Presidente Trump, un bloqueo naval total a Cuba y Venezuela. Todo, que se paren todos los barcos, vamos a meter Fuerza Aérea, Fuerzas Navales, como Cuba en la crisis de los misiles del año 62. Que no pase nada porque la troika del mal que era Nicaragua, Cuba y Venezuela tiene que ser destruida toda de un solo golpe, y si eliminamos eso, ahí los matamos a los dos de un solo tiro. Un bloqueo naval, esa fue la propuesta, y el otro grupo del Pentágono decía, bueno, pero ¿cuál es la base? Es un acto de guerra, ustedes hacen eso y es un acto de guerra en el derecho internacional, ¿Cuál en la base? Esos son barcos petroleros, ahí lo que está pasando es nada ilegal, ahí ni siquiera llaman, eso es comida, petróleo ¿Qué es lo que ustedes están queriendo parar, cuál es la base? Y si atrapamos esos barcos y nos ponen oposición, ¿cuál es la fuente legal para dispararles? ¿Y si mueren los soldados norteamericanos cómo lo justificamos? Pero además si atrapamos el barco, ¿qué capitanes mandan en esos barcos para llevarlos? Son detalles técnicos de una operación ¿Y si le quitamos el petróleo, que hacemos con ese petróleo luego? Todas esas respuestas las estaban resolviendo. Y por eso pasaron a una segunda fase que seguían intentando, no fue que lo eliminaron sino vamos a reunirnos, vamos a volver a discutir y vamos a tener respuestas a todos esos puntos. Luego un siguiente plan fue un bloqueo… la detención de los barcos petroleros, ya no total, sino todos los barcos petroleros venezolanos los vamos a parar en el mar, todos por la fuerza militar, les vamos a quitar el petróleo, le vamos a secar el petróleo. Cuando en Venezuela… y aquí lo que quiero es que vean el material, ya estamos hablando del 2020, ya estamos hablando del coronavirus, ya estamos hablando de las colas en Venezuela porque no hay gasolina, del problema con las vacunas que no existían, las medicinas, los hospitales, la luz, todo lo que ustedes saben, esta gente estaba planificando quitarle todo a Venezuela, todo, bloqueo total, ni un solo barco que saliera de Venezuela, igual, la misma discusión ¿Cuál es la fuente legal? ¿qué íbamos a hacer con estos barcos? Y ¿cómo podemos responder? Decían vamos a responder a esto.

Hubo un cuarto plan en marzo de 2020, 26 de marzo, ese día le dije: bloqueo naval a Cuba y Venezuela, todos los barcos petroleros que fueran detenidos.

El cuarto plan era, como Trump quería ataque militar directo, le desviaron la atención al Fiscal General Bill Baa, dijo, mira, que hay una manera de hacerlo que no es con ataque militar, pueden usar fuerzas policiales, ¿cómo? Bueno, hay un problema de drogas que a Trump le preocupaba mucho la droga en Estados Unidos, y ahora vean como se envenenan ellos con su propia propaganda, Venezuela es el principal productor de drogas de la región, entonces nosotros vamos a usar las fuerzas para… si le cortamos al gobierno de Venezuela toda la droga, va a quebrar, porque ellos viven es de la droga. Miren lo que están diciendo. Como Venezuela vive de la cocaína, si le paramos los barcos de cocaína a Venezuela, no va a resistir ese gobierno, y vamos a dedicarnos a salvar a la juventud norteamericana de la droga, al mismo tiempo que derrotamos a Maduro porque vive de la droga obviamente. Y Trump lo compró, dijo. “Sí sí, yo quiero ese plan. Ese es el que me gusta, vamos a darle”. Y lo hicieron pero la droga que consiguieron fue la droga que 80% se va por el Pacífico, que es la droga colombiana, porque el principal productor de drogas del mundo y de cocaína es Colombia, el principal productor y el principal exportador. Y lo que consiguieron y mostraron no era venezolano, pero ese era… lo que quiero que vean es como una política antidrogas hecha por la DEA y todo un plan lo corrompieron para usarlo contra el gobierno de Venezuela y decir que iban a derrocar al gobierno de Venezuela porque estaban luchando contra las drogas.

Igual pasa con la lucha contra el terrorismo. Otra propuesta fue incorporar a Venezuela en la lista de países que apoyan el terrorismo. Esa lista, donde está incluida Cuba, es una lista que no tiene ninguna credibilidad, porque ¿adónde apoya Cuba el terrorismo?, pero ¿dónde apoya Venezuela al terrorismo? El mundo no les iba a creer, sin embargo, todo el apoyo que le dieron al plan de Goudreau a la Operación Gedeón desde Colombia contra Venezuela, es terrorismo, ese se les olvidó.

Ese plan de meter a Venezuela en la lista contra el terrorismo, que también es la corrupción de la lucha contra el terrorismo, así como la corrupción de la lucha contra la droga, usando la DEA para esto, también fue pospuesto. La CIA como digo, todos los informes de la CIA eran “por ahí no es, por ahí no es”.

Viene un tercer plan, el cuarto y quinto plan en este encasillado, dice: “Nosotros queremos parar los barcos petroleros, ya no de Cuba, ya no de Venezuela”, sino ustedes recuerdan, mejor que nadie cuando no había gasolina en Venezuela venían unos barcos iraníes, con petróleo, aquí no había gasolina en las estaciones de gasolina, venían con material para las refinerías y algunos casos literalmente combustible directo, venían barcos iraníes, y ellos dijeron vamos a usar la fuerza para frenar esos barcos iraníes, vamos a atacarlos y se los vamos a quitar. Otra vez dijeron ¿cuál es la base legal si los iraníes se nos oponen, no es mejor el uso de la fuerza? Y ahí se fueron más aún todavía, dijeron: “Tú estás arrastrando los pies, le dijeron a Esper ¿verdad?- no quieres meterte en el negocio militar, vamos a suponer un ataque a ellos directo al Puerto de Jose, directamente lo dijo, y eliminamos toda la salida y entrada de petróleo, aquí no va a entrar petróleo iraní ni sale petróleo. Bombardeo al puerto de Jose”, lo dicen literalmente. Ellos dicen: “hay mejores maneras de hacer esto” y aquí es donde quiero que vean, además de la locura de atacar al puerto de Jose con un bombardeo, el General Millie, Mack Millie, que era el Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Armada de Estados Unidos, que todavía hoy está en ese puesto, él dijo: “No, nosotros tenemos que actuar de otra manera, tenemos con operaciones encubiertas, con ataques cibernéticos, con actos clandestinos, no abiertamente, eso no se debe hacer”. Y ahí todos se pusieron de acuerdo en idear un nuevo plan y el plan es el siguiente:

Los barcos petroleros iraníes que vengan a Venezuela, no vamos a usar la fuerza militar sino vamos a usar la amenaza y la coerción y el soborno, vamos a llamar a los capitanes y les vamos a pagar, vamos a llamar a los dueños de las empresas y les vamos a pagar o amenazar, vamos a llamar a las compañías de seguro y los vamos a amenazar. Y eso sí les funcionó.

En agosto de 2020 cuatro tanqueros iraníes fueron, no por la fuerza, se entregaron directamente a fuerzas navales norteamericanas con un millón punto cien mil barriles de combustible, que se lo llevaron, se lo robaron y lo vendieron, que venía a Venezuela a salvar la gasolina, a ponerla en las bombas de gasolina, a salvar los carros de los venezolanos, las ambulancias, todo lo que se necesita, se lo robaron. Pero fíjate que sí lo hicieron por las vías que les estoy diciendo. Funcionó y todavía están dispuestos, permanentemente a comprar capitanes, a comprar empresas navieras, todo eso es un plan que se sigue haciendo.

El ataque de ellos fracasó, se fueron con los ataques cibernéticos, se fueron con los cuatro barcos, y lo que quiero que vean es que en medio de la mayor pandemia, del mayor sufrimiento, hambre, enfermedad, medicinas, vacunas, esta gente estaba toda trabajando por la destrucción del pueblo venezolano, de nuestra vida. Era la señora, los niños, los enfermos, los que tienen diálisis, los que trabajan en las clínicas, todo el mundo, toda la vida normal y corriente de todos los venezolanos sean de oposición, sean del gobierno, nuestras familias están aquí, ellos iban a sufrir, y por eso, esa mezcla de sanciones, junto con ataques militares y con presión, el propio Esper se justifica diciendo mira, le dice al presidente Trump “mire Presidente Trump yo no estoy negándome al ataque militar, mire todo lo que estoy haciendo” y le hace una lista. “Yo mando aviones B52 bombarderos saliendo de Luisiana todas las semanas, salen de los aeropuertos de Luisiana y pasan por toda la fronteras entre Colombia y Venezuela amenazando a Venezuela, con bombarderos, yo lo hago pa que sepan que estamos ahí. Yo mando barcos a las costas venezolanas al límite, a 14 kilómetros, y el límite del mar territorial, la zona económica exclusiva es como 200 kilómetros pero ahí pueden entrar. El mar territorial son 12 kilómetros, ellos ponen el barco en 13 kilómetros. Y esos barcos tienen misiles que llegan a más de cien kilómetros, y nos pusieron barcos misilísticos a 13 kilómetros de Caracas, enfrente de La Guaira. Diciendo yo puedo bombardear a Miraflores o Fuerte Tiuna o esta misma Asamblea Nacional la puedo bombardear desde mis barcos que están ahí a 13 kilómetros de La Guaira, lo han hecho varias veces. Yo mando aviones de guerra por la zona de información aérea de Venezuela permanentemente, aviones espias, les explico, todo eso lo hago. Yo hago ejercicios militares con Colombia permanentemente en La Guajira, en la zona sur del Táchira, hacemos ejercicios de ataque a aeropuertos y toma de aeropuertos armados conjuntos, todo eso lo hago y los venezolanos lo saben, les tenemos la presión montada, eso lo hago. No crean que es que yo no quiero, yo tengo el plan, pero sólo cuando se den las condiciones. Así no. Si se dan las condiciones. Y Esper dice: una vez que se iban a dar las condiciones fue la siguiente, Trump nombró a un amigo director nacional de inteligencia, un político, y el tipo corrompió la información de inteligencia. La información de inteligencia tiene que ser lo más confiable y lo más sincera, no puede ser propaganda porque ahí uno se envenena y actúa erróneamente. Ese hombre trajo la información falsa de que Irán estaba vendiendo misiles de largo alcance a Venezuela. y que los barcos que venían con petróleo no era petróleo sino eran armas de largo alcance, misiles que pueden llegar a territorio de Estados Unidos. Y ahí si dijo Esper, ahí si me preocupé, ahí si iba a meter las tropas, ahí si iba a parar esos barcos, pero cuando corroboramos la información no había nada de eso. Era falso, nos estaban engañando, nos estaban provocando para tirar toda una operación militar. Pero lo que quiero llegar es que sí están los planes, están preparados, están siempre aceitándose, están viendo como se ajustan a las nuevas realidades. Esta agresión es permanente. Nunca antes en la historia de Venezuela habíamos tenido nosotros tales peligros, nunca, nunca, nunca antes hemos estado tan cerca de una invasión, nunca, nunca antes.

Yo voy a hacer un resumen para concluir, fíjense todas las cosas que nos han hecho, unas planeadas a punto de hacerse, otras ejecutadas, voy a hacer la lista.

  • Uno: una invasión militar directa de Estados Unidos a Venezuela.
  • Dos: el asesinato del Presidente de la República Nicolás Maduro.
  • Tres: Un ataque aéreo marítimo o por vías de tropas especiales por mar que lleguen submarinas a los puertos petroleros venezolanos.
  • Cuatro: un bloqueo total, naval a Cuba y Venezuela.
  • Cinco: la detención de barcos petroleros venezolanos y el robo de su petróleo.
  • Seis: ataques con mercenarios de Estados Unidos desde Colombia. Que por cierto no lo dije: Goudreau dice que a él por poco le quitan el contrato, en medio de la discusión, porque el mismo grupo estaba negociando con un señor llamado El Prince, dueño de la Compañía Black Water que es una compañía mercenarias privadas más grandes del mundo, infame porque mató cientos de civiles en la guerra de Irak, y Prince dijo que sí, pero que el contrato eran 500 millones de dólares con cinco mil hombres y ellos prefirieron la vía más barata que era la de Goudreau que era 212 millones de dólares, por eso le dieron el contrato a este.
  • Otra es: ataque con mercenarios de Estados Unidos desde Colombia, ataques con mercenarios colombianos y venezolanos desde Colombia.
  • Ataque militar directo de tropas colombianas a Venezuela
  • Ataque militar multinacional de tropas latinoamericanas y ustedes saben ya como en Argentina se planeó un abuso de fuerza militar argentina en conjunto, en territorio venezolano apoyando a la invasión, usando el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, el famoso TIAR que permite una invasión pero Venezuela se fue del TIAR hace como ocho años, pero más aún el TIAR sólo puede ser aplicado si el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas lo aprobara. Nada de eso les iba a importar a ellos. Ellos iban a usar el TIAR contra Venezuela, con la excusa humanitaria, Brasil, Argentina, Colombia y otros países. Ataque militar multinacional donde Estados Unidos no iba a aparecer, con países latinoamericanos, una guerra de países latinoamericanos contra Venezuela.
  • Ataque militar disfrazado de operación humanitaria, era lo que tenía pensado el 23 de febrero.
  • Operaciones encubiertas disfrazadas de operaciones antidrogas, que fue cuando le pusieron 15 millones de dólares de recompensa por la captura de nuestro Presidente. Eso es la corrupción de las luchas antidrogas.
  • Sabotaje a la infraestructura vital con instalaciones eléctricas o refinerías, usando a la oposición interna, lo dice el propio Millie.
  • Financiamiento de bandas armadas en las capitales. Aquí ocurrió en una de esas ocasiones, grupos armados en ciertas zonas de Caracas fueron pagados para iniciar grandes operaciones de tiroteos, de violencia, para confundir a las Fuerzas Armadas y ejecutar otras operaciones, en mayo del 20 ocurrió.
  • Operaciones cibernéticas de sabotaje a la infraestructura vital de los venezolanos.
  • Presión militar en las fronteras con aviones espías, barcos con misiles que se acercan a pocos kilómetros de la costa de Caracas.
  • Operaciones conjuntas con fuerzas armadas de Colombia en la cercanía de las fronteras con Venezuela.
  • Dieciséis: Operaciones psicológicas y de desinformación para dividir a la Fuerza Armada Bolivariana, llevarnos a la guerra civil, y justificar así entonces, una vez que nos estuviéramos matando nosotros, una invasión salvadora de Estados Unidos, una invasión multinacional.
  • Saqueo de los bienes de nuestra Nación. Más de 30 mil millones de dólares en Europa, en Estados Unidos, Citgo, Monómeros, etc.
  • Bloqueo de las operaciones financieras y de comercio legal con otros países usando amenazas y chantajes, como se robaron el petróleo iraní de los cuatro barcos.
  • Secuestro de barcos petroleros sobornando a los capitanes.
  • Y todo en medio de la mayor pandemia en la historia de la humanidad en más de cien años. Una estrategia de crueldad calculada para matarnos por hambre y de enfermedad.

Honorables diputados, pueblo de Venezuela, hermanos todos, sólo la claridad en la defensa de nuestra patria nos ha llevado a la victoria en esta lucha, en esta segunda guerra de independencia. Estamos literalmente en la segunda guerra de independencia de Venezuela.

La conciencia, el amor a Venezuela, a nuestras familias, a nuestra tierra, a nuestro pueblo, a nuestra historia, es lo que nos ha permitido mantener la unidad que es lo que nos ha salvado, sólo la unidad es la que nos salva, si nos dividimos nos matan.

La unidad del pueblo y de nuestra Fuerza Armada Bolivariana, clave para la victoria. La unidad de nuestra dirigencia nacional, regional, local para la victoria. Y debemos reconocer, lo digo con toda sinceridad la valentía, la claridad, la visión y el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro y todo el equipo de gobierno.

Más que Cipriano Castro, más que en los últimos ciento veinte años hemos sufrido en los últimos cuatro años y la amenaza sigue presente.

Para terminar, miren, un poquito la visión hacia el futuro. Ya dije que el petróleo es clave ¿verdad? Trump, el petróleo como a Siria se lo quiero quitar, dame los contratos, todos son míos, pero hoy estamos, hoy, en una circunstancia radicalmente diferente. La situación del conflicto armado en la región de Europa del Este cambió todo, estamos en una nueva época, todo se está rompiendo, las instituciones de la segunda guerra mundial se están rompiendo, yo puedo darles una lista rápida, nada más que vean algunos efectos para discutirlos en otra ocasión de lo que está pasando en el mundo ahora, fíjense lo que viene ahora, estoy hablando del pasado hacia el futuro, producto de esta guerra de bloques. Viene una nueva carrera armamentista, mundial, todos ahora van a dedicarse a la compra de las armas más modernas y nuevas imaginadas, los proyectos de armas que estaban en las gavetas que nunca habían pensado las van a sacar de las gavetas para crearlas. Nuevos tipos de guerra.

Viene el rearme de Alemania y Japón, que eran los países vencido en la segunda guerra mundial y que se habían desarmado, dedicados ahora al rearme como nunca antes, gran peligro para la humanidad, los países que crearon el rearme de Alemania y Japón como nunca antes, cien mil millones de dólares va a usar solo este año Alemania para su rearme.

El fin de la paz de setenta años en Europa. La paz en Europa por setenta años, es el mayor período de paz en Europa por mil años. En los últimos mil años nunca había habido tanta paz en Europa tan larga como estos últimos setenta años. Nunca. Se terminó y comenzó ahora un conflicto de carácter mundial.

La expansión de la OTAN, no nada más por Europa, sino para Asia. Yo les recomiendo que se lean el discurso de la Ministra de Relaciones Exteriores Británica, de hace tres semanas donde pone el plan. Dice: el plan no es nada más en Europa, nos vamos a ir al Pacífico porque hay que castigar a China, y tenemos que obligar a China a cumplir, y si China no cumple hay que castigar a China con un bloqueo militar, y tenemos que hacerlo así porque es la democracia la que se tiene que imponer al mundo. La Cumbre de las Américas que quieren hacer ahora en Los Angeles es la Cumbre de un bloque sólido que tiene Estados Unidos contra China y Rusia que las ven como influencia maligna. Eso vamos a hallar, un nuevo choque de bloques, guerra fría.

La guerra económica mundial, otra vez de bloques. Gran crisis alimentaria en los próximos meses, porque cuando se necesitaba mayor comercio mundial, para que todo el mundo intercambie alimentos, tecnología, capitales, para invertir en agricultura, se ha desatado la mayor ola de medidas coercitivas de la historia contra Rusia y el resto del mundo, nos amenazan a nosotros, a la India y a todos si comerciamos con Rusia, si le compramos trigo, si le compramos fertilizantes, es decir, se están creando las condiciones para una gran hambruna mundial de septiembre en adelante porque nos estamos comiendo en este momento las reservas alimentarias del año pasado.

Las mayores medidas coercitivas, como ya lo dije.

La guerra por intermediarios, lo que está ocurriendo en Europa del Este es la guerra de la OTAN contra Rusia usando a Ucrania, como querían usar a Colombia en la guerra contra nosotros y ellos no aparecen por ningún lado. El mismo tipo de guerra.

Las medidas coercitivas contra un tercio de la humanidad. Las crisis de las instituciones multilaterales, lo que es la Organización Mundial del Comercio, la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial de Turismo, las propias Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad. Se está partiendo todo, el Fondo Monetario a Rusia la están sacando del Fondo Monetario, o sea no lo sacan porque no pueden, pero están ahí que ni le atienden el teléfono. No se comunican con ellos, como nos hicieron a nosotros en el Banco Mundial, en el Fondo Monetario, en el Banco Interamericano de Desarrollo. Un bloque de países se ha formado, un bloque permanente alrededor de 85 países alrededor de la OTAN, que es un bloque duro se actúa no nada más en el caso de Rusia, Ucrania si no actúa para muchísimos otros temas como contra nosotros y del otro lado no hay un bloque, hay gente asustada, alterada, miedosa que no sabemos que hacer, no queremos problemas, pero el unipolarismo se está tratando de imponer, y eso es lo que nos quieren aplicar a nosotros. Se acabó la lucha contra la pobreza, por el cambio climático, por los derechos civiles, los derechos sociales, se van a dedicar a las armas, por ahí es por donde va el dinero.

Las guerras por recursos naturales, por el agua, alimentos, minerales y sobre todo el petróleo. Aquí es donde quiero llegar, Estados Unidos en los últimos diez años se convirtió en el mayor productor de petróleo del mundo, uno de los mayores productores de gas del mundo. Estados Unidos no necesitaba nuestro petróleo, lo quería por ambición, pero hoy cambió, Estados Unidos sigue produciendo muchísimo pero quiere sacar doce millones de barriles de petróleo de Rusia, que nadie los compre. Las cuentas no cuadran si ese petróleo no entra al mercado. ¿de donde van a sacar el petróleo para que lo compre no Estados Unidos sino Europa y los aliados de Estados Unidos- Venezuela es la mayor reserva mundial de petróleo y está en este hemisferio, a nosotros nos están ofreciendo algunas condiciones para que aumentemos la producción pero mi alerta es la siguiente, si ese plan no se cumple o no se logra van a ir por este plan. Van a ir por las malas, y esa es la alerta. Estamos en una situación difícil, nueva, de nueva guerra fría, y Venezuela está en el ojo del huracán. Si no entendemos donde estamos parados, no nos fortalecemos, no nos preparamos, con ciencia, economía, sociedad, vacunas, salud, organización, unidad, diplomacia de paz, estaremos en peligro y ahí estamos nosotros para afrontar ese peligro.

Muchas gracias.

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Milia
Milia
1 mes atrás

Que canallada más grande, encuentro inconcebible que ciertas naciones puedan robar a otras en total impunidad desde su petróleo hasta sus reservas en oro, la legislación mundial está al debe, lo mismo han echo con Rusia , piratería, despojo, robo descarado.