Pedro Castillo fue destituido y detenido en medio de profunda crisis política en Perú

Foto: Archivo

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, fue detenido este miércoles luego de haber disuelto temporalmente el congreso para convocar a elecciones con el fin de elaborar una nueva constitución, a lo que el Congreso de Perú respondió horas después aprobando la vacancia o destitución del presidente Castillo por «incapacidad moral».  

Texto: RT y Alba Ciudad

Según la decisión del congreso peruano, la vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, quedará al frente del Ejecutivo. Boluarte acusó esta tarde a Castillo de «perpetrar el quiebre del orden constitucional» y de ejecutar un «golpe de Estado». 

La tercera moción de vacancia contra Castillo estaba prevista para ser debatida este miércoles, pero el jefe de Estado peruano anunció de forma sorpresiva el establecimiento de un Gobierno de excepción en el país suramericano y la disolución del congreso. «En atención al reclamo ciudadano, a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un Gobierno de excepción orientado a restablecer el estado de derecho y la democracia», dijo Castillo en un mensaje a la nación.

El anuncio apresuró la votación en el Congreso de la resolución sin intervenciones. La vacancia alcanzó 101 votos a favor, cuando se necesitaban 87, una cifra que la oposición previamente no alcanzaba, pero la decisión de Castillo de disolver el cuerpo cambió radicalmente el panorama.

El titular de la Mesa Directiva del Congreso, José Williams, consideró la medida de Castillo como un «golpe de Estado» a pocas horas del tratamiento de su posible destitución.

Detención

Posteriormente, Pedro Castillo fue detenido y trasladado a la sede de la Prefectura de Lima. El procurador general del Estado de Perú, Daniel Soria Luján, presentó una denuncia penal ante la Fiscal de la Nación contra el presidente Pedro Castillo «por la presunta comisión de los delitos de sedición, abuso de autoridad y grave perturbación de la tranquilidad pública».

La vicepresidenta Dina Boluarte asumirá la Presidencia en una sesión del Congreso pautada para las 3:00 de la tarde (hora local), como dicta la Constitución. Sería la primera vez en la historia de Perú que una mujer queda al mando del Poder Ejecutivo.

La medida de Castillo

Castillo sorprendió a todos este miércoles y, antes del debate parlamentario que planeaba destituirlo, dio un mensaje a la nación en el que anunció la disolución del Congreso y la conformación de un «gobierno de excepción». Dijo que en un plazo de nueve meses se elaboraría una nueva Constitución, y dictó un toque de queda desde las 10 de la noche hasta las 4:00 de la mañana (hora local).

De acuerdo con el mandatario, la medida comprende:

  • Disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un «gobierno de emergencia excepcional».
  • Convocar en el más breve plazo a elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva Constitución en un plazo no mayor de nueve meses.
  • Se decreta toque de queda a nivel nacional desde las 22:00 horas hasta las 04:00 del día siguiente. La medida rige desde este miércoles.
  • Se declara en reorganización al Sistema de Justicia: Poder Judicial, Ministerio Público, Junta Nacional de Justicia y el Tribunal Constitucional.

Castillo explicó que a partir de la fecha y hasta que se instaure el nuevo Congreso de la República se gobernará mediante «decretos leyes».

Esta sería la tercera vez que el Congreso buscaba destituir al mandatario. La primera fue desestimada en diciembre de 2021, mientras que la segunda fue rechazada en marzo pasado.

Castillo acusó en su mensaje de una «nefasta labor obstruccionista» a la mayoría de congresistas, identificados con «intereses racistas y sociales en general». Añadió que estos «han logrado crear el caos con el fin de asumir el Gobierno al margen de la voluntad popular y del orden constitucional».

«Llevamos más de 16 meses de continua y obcecada campaña de ataques sin cuartel a la institución presidencial, situación nunca antes vista en la historia peruana», enfatizó, al señalar que la «única agenda del Congreso», desde el 29 de julio de 2021, «ha sido y es la vacancia presidencial, la suspensión, la acusación constitucional o la renuncia a cualquier precio».

Llamado a «respaldar» la decisión

Castillo llamó a todas las instituciones de la sociedad civil, asociaciones, rondas campesinas, frentes de defensas y a todos los sectores sociales a «respaldar estas decisiones» que, a su juicio, permitirán «enrumbar» al país «hacia su desarrollo, sin discriminación alguna». El mandatario comentó que en este «interregno» se «respetará escrupulosamente el modelo económico, basado en una economía social de mercado, que se sustenta en el principio que señala ‘tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario'».

Es decir, indicó, «se respeta y garantiza la propiedad privada, la iniciativa privada, la libertad de empresa con una participación activa del Estado en protección de los derechos de los trabajadores, la prohibición de los monopolios, oligopolios y toda posición dominante, conservando el medioambiente y protección de las poblaciones vulnerables».

Castillo, además, señaló que están comunicando a la Organización de Estados Americanos (OEA) la decisión tomada.

Renuncian sus ministros

Luego que Castillo ofreciera su mensaje, varios ministros presentaron sus renuncias:

  • César Landa, de Relaciones Exteriores
  • Kurt Burneo, de Economía y Finanzas
  • Alejandro Salas, de Trabajo
  • Félix Chero, ministro de Justicia y Derechos Humanos
  • Wilbert Rozas, de Ambiente
  • Richard Tineo, de Transporte
  • Rosendo Serna, de Educación
  • Manuel Rodríguez Cuadros, quien renunció a su cargo de embajador de Perú ante Naciones Unidas.

Reacciones

Francisco Morales, presidente del Tribunal Constitucional, dijo que «nadie debe obediencia a un gobierno usurpador y el señor Pedro Castillo ha dado un golpe de Estado ineficaz». Por su parte, la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, rechazó la medida del mandatario, que calificó como un «quebrantamiento del orden constitucional». Los congresistas opositores denunciaron un «golpe de Estado» y uno de ellos, José Cueto, de Renovación Popular, ha emplazado a las Fuerzas Armadas para «defender la democracia».

Temas:

Publicado por Luigino Bracci
Suscribirse
Notificar en
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios