XX Congreso del Partido Comunista de China avala lucha anticorrupción como “la auto-revolución más completa”

La erradicación de la corrupción dentro del Partido Comunista de China y la administración pública, es una de las metas de la gestión de Xi Jinping al frente de esta nación que observa cada vez más cerca su objetivo.

Por: Randolph Borges

Beijing, China. En el marco de la celebración del XX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), una de las metas logradas que se exhibe con orgullo es la de la lucha contra la corrupción. Muy por encima de cualquier crítica de occidente, los chinos han registrado cifras sorprendentes en la reducción de hechos de corrupción en la última década, uno de los objetivos trazados para la actual gestión de gobierno.

El subsecretario de la Comisión Central de Control Disciplinario, Xiao Pei, comentó en conferencia de prensa ante medios locales y extranjeros, que desde las más altas instancias del partido, se han abierto numerosos procesos de investigación y sanción contra cuadros y miembros del PCCh, que han estado incursos en actos de corrupción.

Xiao ofreció cifras ejemplares de cómo ha sido la lucha anticorrupción durante los últimos 10 años, en los que se ha controlado el fenómeno. “Los órganos nacionales de inspección y supervisión disciplinaria han investigado a un total de 207.000 «líderes máximos» en todos los niveles”, dijo el funcionario quien explicó que esto ha venido sucediendo desde que se celebró el XVII Congreso del Partido, a comienzos del primer período de Xi Jinping.

Entre los investigados, hay 49 miembros del 18º Comité Central y miembros suplentes del Comité Central, 12 miembros de la 18ª Comisión Central de Control Disciplinario, 12 miembros suplentes del 19° Comité Central y 6 miembros de la 19ª Comisión Central de Control Disciplinario, comentó.

Xiao recordó el discurso pronunciado por Xi Jinping en el XVII Congreso Nacional del Partido Comunista, cuando dijo que «no importa quién, no importa cuán alto sea su cargo, mientras viole la disciplina del Partido y las leyes estatales, debe ser severamente investigado y severamente castigado. De ninguna manera es una promesa vacía».

«El bambú del mal debe ser cortado»

El proceso de “cacería” emprendido contra los corruptos en China, no estuvo exento de polémicas y traumas. Antes de la llegada de Xi Jinping al poder, el diagnóstico de la situación era crítico, porque la corrupción estaba permeando los círculos de poder político y debilitando la imagen del partido.

Xiao Pei dijo ante la prensa que desde que Xi llegó al poder, “los órganos de inspección y supervisión disciplinaria han investigado y sancionado a más de 74.000 personas sospechosas de corrupción y soborno”, de los cuales el 48% cometió corrupción antes de la llegada del actual Secretario General al mando. Otro 11% fue sancionado luego del segundo mandato de Xi, lo que demuestra una importante disminución de la corrupción.

En su discurso ante los delegados del XX Congreso del Partido Comunista, celebrado este 16 de octubre, Xi Jinping alertó sobre la necesidad de poner en práctica los ocho reglamentos anticorrupción adoptados por el Comité Central del Partido y corregir los “cuatro hábitos malsanos”.

Entre los reglamentos observados por el Secretario General, se encuentran el «Reglamento de Integridad y Disciplina del Partido Comunista de China», el «Reglamento sobre la Rendición de Cuentas del Partido Comunista de China», el «Reglamento sobre el Castigo Disciplinario del Partido Comunista de China» y el «Reglamento sobre la Inspección de Trabajo del Partido Comunista de China», entre otros.

Para la Comisión Disciplinaria del Partido Comunista Chino, los “cuatro hábitos malsanos” por los que se suele investigar y sancionar a funcionarios y militantes, son el formalismo, el burocratismo, el hedonismo y la proclividad al derroche y la suntuosidad.

Medidas populares

A juicio de Xiao Pei, la población china ha recibido de muy buena manera los resultados de la lucha anticorrupción emprendida por las máximas instancias de poder. Dijo que la Comisión Central de Control Disciplinario de la que forma parte, ha cooperado con la Oficina Nacional de Estadística para realizar encuestas de opinión pública durante diez años consecutivos.

Los resultados de este trabajo expresan que “el 97,4% del público cree que la gobernanza integral y estricta del partido es efectiva”, lo que según el funcionario representa un aumento del 22,4% con respecto a 2012.

Xiao expresó que las encuestas que maneja el Partido, reflejan que el 99% de la gente cree que las medidas tomadas por el Comité Central del Partido para “mantener la disciplina y la lucha contra la corrupción” reflejan “el espíritu autorrevolucionario profundo del Partido”.

Dijo que mientras exista “el suelo y las condiciones para la corrupción”, la lucha contra este flagelo no puede detenerse ni un momento, “y la acusación siempre debe sonar a bombo y platillo”.

Temas:

Publicado por Luigino Bracci
Suscribirse
Notificar en
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios