Omar Enrique: «Soy merenguero dominicano nacido en Venezuela»

Omar Enrique de La Chiquinquirá Gotera nació en Maracaibo, estado Zulia, el 7 de noviembre de 1977; amante del rock and roll, debutó como cantante en el género pop, grabando su primera producción con este ritmo,pero reconoció que no tuvo la mayor suerte y fue cuando por circunstancias de la vida viajó a Colombia y allí nació el cantante de merengue dominicano, siendo venezolano. «Soy un dominicano nacido en Venezuela «, citó en medio de la entrevista hecha por el ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, en su programa dominical: «Aquí con Ernesto», con quien recordó en una hora parte de su carrera artística que nació en 1994, apoyado en principio por su padre quien lo ayudó a grabar su primer LP.


Texto: Prensa MPPC

Agregó que «El Omar Enrique merenguero nació en Colombia. En 27 años de carrera artística siempre he estado involucrado en la creación de la música, en la producción y eso es lo que me ha permitido evolucionar. Todo depende de tu creencia y lo que se es como ser humano y yo soy un cantante que busca llevar su música a los corazones de las personas sin mirar su posición, no voy a ningún país a llevar discursos políticos sino a cantar”, frase que dijo al momento en que Villegas le preguntó sobre su prohibición de cantar en ese país.

Omar Enrique entrevistado en Aquí con Ernesto Villegas, 9 de mayo de 2021
Ver este vídeo en YouTube.

«Soy amigo de Poncho Zuleta, quien es como el Simón Díaz de allá con el vallenato; él es uribista y es amigo mío (…) cuando me prohibieron la entrada a Colombia él fue el primer artista que se pronunció en contra de esa medida arbitraria e inédita», dijo.

Sin embargo, desde ese entonces las canciones de Omar Enrique han sonado más porque llamó la atención el veto por razones política ante este artista venezolano, también le fue suspendida una gira por varias semanas en Estados Unidos por apoyar en la campaña del presidente Chávez.

En la actualidad Colombia atraviesa por serias protestas en contra de las medidas económicas que pretendió ejecutar el gobierno de Iván Duque, que ha generado diversas violaciones de los Derechos Humanos por parte de las autoridades de seguridad ciudadana y militares. Al respecto, Omar Enrique informó que grabó con el cantante de ese país Danny Daniel, siendo la primera vez que el marabino graba una canción de salsa, además que fue proyectada en el programa, la versión de «Cali Pachanguero», que fue pegada por el Grupo Niche.

«Quisimos hacer este tema porque fue en esa ciudad donde comenzaron las protestas en contra de esa reforma, siendo el único país del mundo que en medio de esa pandemia su gobierno se atreve a tomar una medida como ésta», criticó.

Comentó que la canción la grabaron hace unos días en Maracaibo, durante la visita del artista colombiano quien ayuda a Omar Enrique en su nueva producción «Bipolar».

Recordó que aunque ha hecho en el pasado muchos trabajos en la vecina nación y tiene muchos amigos allí, durante el gobierno de Juan Manuel Santos le fue vetada la entrada a esa nación por sus nexos con el chavismo: «Soy amigo del presidente Nicolás Maduro y siempre me la llevé bien con el presidente Hugo Chávez».

El cantante recordó que comenzó su apoyo al comandante Chávez en su gesta del 4 de febrero de 1992. Con los años lo llegó a conocer; inclusive, su carrera musical marcó un antes y un después cuando participó en la campaña presidencial de 2012: «Me llamaron previo a esa campaña. En ese momento vivía en Miami (Estados Unidos de América) donde trabajaba para impulsar más mi carrera; su hija, cuando llegué a Caracas, me dijo lo que querían hacer en esos meses; estaba con Hanny Kauam, con Antonio (El Potro) Álvarez y con los de Los Cadillacs, quienes de inmediato aceptamos acompañarlo en la gira e hicimos la canción «Chávez Corazón del Pueblo».

Añadió que «estar cerca del Comandante Chávez era algo increíble, casi me orino cuando vimos lo que representaba compartir junto a él una tarima en medio de la campaña; lo que proyectaba y significaba. Inclusive aquella de las siete avenidas. Me costó llegar a la tarima, más en medio de esa lluvia. Tuvimos que cambiarnos la ropa en tres ocasiones y cantar mojados».

Sobre Fernando Villalona

Había transcurrido un tiempo en que recién acababa de comenzar a grabar su segundo disco en República Dominicana, cuando en Maracaibo se realizaron unos Juegos Panamericanos donde conoció a un músico que le dio el contacto de Fernando Villalona. De allí se trasladó a la Serie del Caribe que se disputó en Puerto La Cruz y tuvo la oportunidad de conocer a este artista dominicano catalogado como uno de los mejores merengueros de la historia.

«Recuerdo que en esa conversación le dije que es el ídolo de mis padres, quienes siempre escuchaban sus canciones y la bailaban, era uno de los cantantes más sonados en los ochenta. Desde luego me conocía todas sus letras, sin embargo fui a República Dominicana y me costó al principio reunirme con él. Me ayudó un ingeniero de sonido merideño que trabajaba con él, llamado Gustavo Montilla. Una vez vino a Venezuela Wilfrido Vargas y su Orquesta (Los Baduinos) lo conoció y se lo llevó, él luego me presentó a su mánager quien es hermano de Fernando (Bolívar) Villalona, me llevó a un acto privado donde iba a cantar, quedamos en grabar juntos, pasaron varias semanas no hubo esa concreción volví a viajar y luego compartimos tarima, cantamos «Cama y Mesa y Sonámbulo».

Luego de haber cantado con, a su juicio, «el ícono más grande del merengue dominicano» conoció a otros grandes exponentes del merengue dominicano como Wilfrido Vargas, Sergio Pérez, Rubby Pérez y Bonny Cepeda, entre otros. Con varios de ellos ha cantado a dúo o ha compartido tarima en diversos eventos, con quienes espera en junio realizar un concierto vía on line en estos meses de pandemia en República Dominicana.

Sobre otros géneros musicales

Omar Enrique no se niega a cantar otros géneros como los urbanos, pero él asume que no los sabe cantar o que no se identifica: «cuando comencé a cantar no existía el regueton, además me gusta la salsa, la gaita, las canciones venezolanas pero no las sé cantar».

Resaltó que no le gusta el Trap y se preocupa por la falta de nuevos talentos en los géneros tradicionales.

Corazón Merenguero

Una o dos semanas antes de la llegada de la pandemia del Covid-19, el presidente de la República Nicolás Maduro se había reunido con Omar Enrique a quien le pidió que montara los eventos de Corazón Merenguero, al mismo estilo de Corazón Llanero y Corazón Salsero; pero, por razones obvias, fueron suspendidos por la recomendación sanitaria de evitar eventos artísticos con público masivo.

«Tenemos varios proyectos del año pasado y de éste para desarrollarlos, pero por la pandemia tuvimos que paralizarlos, no podemos ahora», expresó el cantante. En estos momentos los artistas han tenido que reinventarse, algunos están dedicados a otros oficios. En su caso está trabajando con sus restaurantes y con la venta de alimentos, sin descuidar su carrera artística.

El acoso a su hija en redes sociales

Hace unos meses su hija, de 12 años de edad, fue víctima de acoso cibernético por parte del influencer José Pérez, quien la atacó constantemente por ser la hija de «un enchufado»; hecho que fue llevado a las autoridades competentes y se procedió legalmente contra este ciudadano que fue acusado de «delito de odio», «acoso a una menor de edad» y de paso mujer «es adolescente».

Su hija es tiktoker, baila y hace cosas de niña en esa plataforma. «Una persona irresponsable la empezó a agredir y a colocarla al escarnio público. Ella estuvo muy afectada y maduró cuando se le habló del tema. Le dijimos, si quieres ser una figura pública tienes que saberlo llevar, tu papá es figura pública también».

Añadió que «un ataque de ese tipo a un niño es grave. Puede llevarlo al suicidio y es un delito en cualquier lugar del mundo. El atacante está fuera (de la cárcel), pero estuvo detenido. Es más, fue hasta defendido por una ONG y mi hija pasó de víctima a victimaria, siendo ella la atacada y la que aguantó todo el odio. Les dije públicamente: ustedes se preocupan por el victimario y no por una niña de 13 años, por el simple hecho de tener un papá chavista. Una ONG irresponsable, no puede ser».

En la actualidad

El cantante trabaja en una nueva producción llamada «Con las canciones que crecí», que las grabó con varios artistas que sonaron hace décadas y que espera sea exitoso. «Acabo de regresar de Dominicana donde hice ese trabajo, inclusive una dedicatoria al maestro Juan Luis Guerra».

Además realiza un documental sobre su trayectoria artística para que quede como parte de su legado debido a la gran cantidad de anécdotas que acumula en toda su carrera musical.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios