Un Movimiento de Poetas para el mundo

El pasado domingo 17 de mayo se celebraron muchas cosas en el país: la conmemoración del Centenario de Aquiles Nazoa, el primer Día Nacional de la Poesía y la creación del Movimiento de Poetas que lleva el nombre del “transeúnte sonreído”, el cual nació con el propósito de mantener y divulgar el legado histórico, artístico y humorístico del insigne poeta caraqueño. Para conocer de este movimiento nacional conversamos con su coordinador, José Leonardo Riera, quien detalló que “celebrar el Día Nacional de la Poesía el mismo día  del nacimiento de Aquiles Nazoa es reivindicar la importancia de crear y creer en la poesía desde las cosas más sencillas”.

Texto: CiudadCCS (Emily Cazorla)

—¿Cómo y por qué nace este Movimiento Nacional?

—Esta iniciativa se fundamenta en el compromiso y la conciencia mostrada en dos décadas (y más), a través de logros culturales alcanzados por los movimientos sociales del país. Que el Presidente haya fundado este movimiento es consecuencia del trabajo orgánico que se ha potenciado desde los poderes creadores del pueblo.

—¿Qué tareas y proyectos tiene el Movimiento de ahora en adelante?

—Tenemos tres planes fundamentales: difusión, formación y producción. En ese marco nos desplegaremos para generar la mayor suma de poesía posible en comunidades y urbanismos, una poesía participativa y protagónica con los creadores del territorio. Tenemos grandes proyectos en materia editorial, comunicacional e inclusive socioproductivos, que permitan establecer y sistematizar el panorama de la poesía venezolana en el siglo XXI. Todos estos esfuerzos, apenas a tres días de nuestra conformación, darán resultados inherentes a ese despliegue de acompañamiento a nuestro pueblo, en las jornadas de flexibilización de la cuarentena y a través de medios de comunicación convencionales y emergentes.

—¿Qué retos debe asumir el Movimiento durante esta cuarentena?

—El principal reto es encontrarnos y unirnos manteniendo el distanciamiento social; que Venezuela y el mundo nos conozcan como movimiento y que lo hagan a través de
nuestro trabajo, que no es otro que visibilizar las experiencias históricas de todos los creadores del país.
Demostrar que éste no es una oficina o ministerio, que somos la suma de todos los movimientos culturales, de todos los creadores y creadoras, aunque por las circunstancias de prevención social no podamos estar juntos físicamente. Todo esto ha permitido que nos unamos en la corresponsabilidad de defender nuestra plataforma para creer y crear.

—¿Qué representa para José Leonardo Riera Bravo liderar este Movimiento?

—Representa el esfuerzo que desde niño los movimientos culturales dedicaron a mi formación. Soy resultado de iniciativas artísticas, pedagógicas y comunicacionales de muchísimos maestros de la cultura y de muchas instancias gubernamentales de la cultura. En este momento me corresponde tomar el testimonio de este trabajo que desde hace muchos años han realizado los creadores de Venezuela.

Por suerte, junto a ellos y ellas, con sus orientaciones, consejos y experiencias. Es como abrazarse con una universidad itinerante de humor y amor. Hoy me reafirmo como un obrero, un soldado, de la cultura venezolana y sus hacedores, del pasado, el presente y el futuro. Todo lo que soy es resultado de los movimientos culturales de Venezuela.

—¿Qué importancia tiene que celebremos el Día Nacional de la Poesía conjuntamente con el natalicio de Aquiles Nazoa?

—Es enaltecer la poesía que se hace comunicación, que se hace teatro, que se hace muñecas, que es crítica, que es humorística, que es amorosa. Una poesía que nos guía para ser transeúntes de nuestra nación a través de nuestros valores. Significa entonces que en Venezuela enaltecemos la poesía como el método, el medio, la determinación y la estrategia para resaltar nuestra esencia creadora para la defensa y el disfrute de la vida perdurable.

— Coméntanos sobre el reto de los mil murales.

—Un reto enorme, a la altura del compromiso de los creadores venezolanos. Podríamos pensar que se trata únicamente de un reto, pero los movimientos culturales lo han asumido como una maravillosa oportunidad y allí se involucran no solo los muralistas y los artistas plásticos, sino el pueblo todo: poetas de la vida y la alegría “en tremenda lucha contra la tristeza y la muerte”.

Es parte de los esfuerzos por mantener a nuestra Venezuela Bella y hacerlo a través de sus propios artistas, en sus propios territorios.

Evidenciando que los artistas tienen mucho que dar por sus comunidades y por nuestra nación.

—¿Qué nos dejó Aquiles Nazoa?

—El Ruiseñor de Catuche nos dejó el primer Día Nacional de la Poesía, nos dejó este Movimiento Nacional, nos dejó el compromiso de enaltecer los poderes creadores del pueblo desde una perspectiva crítica pero coherente, desde las cosas más sencillas, desde el humor y el amor. Ser cronistas de nuestro tiempo, defensores de nuestros valores y creer en nuestro futuro.

Aquiles Nazoa, 100 años después de su nacimiento, nos ha montado en su bicicleta y nos dirige hacia una poderosa dinámica cultural que estará por encima de las dificultades actuales y nos permitirá vencer esta pandemia con conciencia, compromiso y creatividad.

 

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios