Bachelet pide suspensión de sanciones económicas contra Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Myanmar y Zimbabwe

La suspensión de las sanciones económicas contra países como Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Myanmar y Zimbabwe fue solicitada este martes por la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, por considerar que tales medidas unilaterales y coercitivas atentan contra los derechos humanos y el acceso a los insumos de salud, necesarios para enfrentar la pandemia del coronavirus Covid-19.

Texto: AVN

La Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, públicó en su página web las declaraciones de Bachelet, quien manifiesta que «en este momento decisivo, las sanciones sectoriales deberían atenuarse o suspenderse, tanto por razones de salud pública como para reforzar los derechos y defender las vidas de millones de personas en esos países. En un contexto de pandemia mundial, las medidas que obstaculizan la atención médica en cualquier país incrementan el riesgo que todos afrontamos».

La Alta Comisionada agrega que «las exenciones humanitarias anejas a las sanciones deberían aplicarse de manera más amplia y eficaz, mediante la autorización rápida y flexible de suministrar equipos y material médico».

Igualmente, advierte que «en la mayoría de estos países los sistemas sanitarios se encuentran en situación de debilidad o fragilidad. El progreso en la defensa de los derechos humanos es fundamental para mejorar esos sistemas, pero las medidas que obstaculizan la importación de suministros médicos esenciales, -entre otras el exceso de celo de los bancos en el cumplimiento de las sanciones-, causarán perjuicios duraderos a las comunidades más vulnerables. La población de esos países no es responsable en modo alguno de las políticas que han motivado las sanciones y, en diverso grado, ya han tenido que vivir en condiciones muy adversas durante largos periodos».

Bachelet puso el ejemplo de Irán, donde al menos 1.800 personas han muerto de Covid-19 y los informes de derechos humanos ya han revelado el impacto de las sanciones en el acceso a medicinas básicas y equipamiento vital en estos momentos, como respiradores o trajes de protección para los trabajadores sanitarios.

«Ningún país puede combatir eficazmente esta epidemia por sí solo. Necesitamos actuar con solidaridad, cooperación y protección», concluyó Bachelet.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, respondió positivamente en su cuenta Twitter. «La Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michellet Bachelet, se suma al justo, humano y urgente clamor mundial, al considerar que: ‘en este momento decisivo las sanciones sectoriales deberían atenuarse o suspenderse’.»

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en