Fundación de Yon Goicoechea captó recursos para la fallida Operación Gedeón

Foto: Prensa Presidencial

Este lunes, el vicepresidente de comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, presentó nuevos audios y videos con testimonios de participantes de la fallida Operación Gedeón, que el pasado 3 de mayo intentó el desembarco de mercenarios de una empresa estadounidense en las costas venezolanasm para intentar un golpe de Estado contra el Presidente Nicolás Maduro. En los testimonios se denuncia que la Fundación Futuro Presente, dirigida por Yon Goicoechea, fue usada como fachada para la captación de recursos para la logística de los campamentos en Riohacha, así como para la manutención de los mercenarios.

Texto: AVN, Actualidad RT, Prensa Presidencial y Alba Ciudad (LBR)

En su rueda de prensa, Rodríguez mostró testimonios de Antonio Sequea, uno de los líderes de la operación Gedeón, capturado el 4 de mayo en la localidad de Chuao, estado Aragua. Sequea afirmó que la Fundación Futuro Presente, brazo para captar a jóvenes de Voluntad Popular y Primero Justicia, captó recursos para activar plan de ataque a Venezuela el pasado 3 de mayo.

Explica Antonio Sequea en el vídeo que tras llegar a la ciudad de Riohacha, en el departamento de La Guajira (Colombia), donde entrenaban a mercenarios para el ataque contra Venezuela, se encontró con el abogado Juan Torres, quien le explicó que estos campamentos eran financiados por medio de la ONG, Fundación Futuro Presente, de la cual era figura legal.

«Es una estructura que se usa como fachada para camuflar los pagos y para que pudieran firmar los contratos de las diferentes viviendas«, confirmó Sequea. Es coordinada en línea directa por Juan Guaidó, y que es la misma ONG utilizada para financiar la «ayuda humanitaria» que pretendían hacer entrar al país el pasado 23 de febrero de 2019 y para apoyar económicamente a los militares que desertaron ese día en Cúcuta.

Jorge Rodríguez, nuevos testimonios sobre Operación Gedeón: Hermán Alemán y Clíver Alcalá
Ver este vídeo en YouTube.

«Después nos enteramos que fue un fracaso y que se habían desviado los fondos para con ese fin», aseveró.

Las investigaciones del plan continuado, revelaron que que Rayder Russo, alias «Pico» y autoproclamado teniente, maneja la fundación y es quien coordina los pagos de alquiler y equipamiento de armas en las que se incluyen, las del intento de asesinato contra el Presidente Nicolás Maduro el 4 de agosto de 2018, usando drones con explosivos.

Refirió el ministro Rodríguez, que ha quedado expuesta la relación entre Guaidó y actores de la derecha venezolana, como Yon Goicoechea, quien es propietario de la ONG, que sirve de enlace entre Sequea y el diputado Guaidó para pagar la logística en Riohacha, así como la manutención de los mercenarios.

La operación también contemplaba el ingreso de tropas estadounidenses al territorio venezolano, según el testimonio de Sequea. “El testimonio de Antonio Sequea dijo que los uniformes con bandera norteamericana no eran para los incursionistas, sino que era para tropas estadounidenses que intentarían entrar a Venezuela posteriormente”.

Pimienta Salazar confirma uso de la ONG

Estas afirmaciones son ratificadas por otro de los capturados, el desertor Víctor Alejandro Pimienta Salazar, alias «Capitán Pimienta», en su confesión a las autoridades venezolanas, acogiéndose al derecho de delación para lograr beneficios procesales. Pimienta resaltó que al llegar a Riohacha, se enteró de la existencia de la organización no gubernamental Futuro Presente, cuyos recursos provenientes de empresas y políticos actuando desde el exterior, eran administrados por alias «Pico».

«Luego de mi llegada el ciudadano Rayder Russo, alias «Pico» se retira y quedé a cargo de la administración de los recursos, los cuales me eran otorgados por parte de Clíver Alcalá, específicamente en la cantidad de 1.500 dolares semanales, unas veces eran en efectivo, otras veces eran enviados a través de la casa de remesas de Western Union«, dijo en sus declaraciones.

Antonio Sequea y Víctor Alejandro Pimienta Salazar, fueron capturados el pasado 4 de mayo en las costas de Chuao, estado Aragua. Planeaban secuestrar o asesinar al presidente Maduro, y a otros funcionarios de Gobierno, según un contrato suscrito entre la empresa SilverCorp -para la cual trabajaban- y el diputado Juan Guaidó.

Foto: Prensa Presidencial

Hernán Alemán involucrado

Rodríguez también mostró este lunes un nuevo audio que vincula al diputado venezolano Hernán Alemán con la fallida Operación Gedeón.

En una grabación presentada por Rodríguez, Alemán indica a un interlocutor no identificado que mantuvo conexiones con Clíver Alcalá, quien estaba encargado de la incursión, y reconoce que estuvo en los campamentos en Riohacha, donde entrenaron a los participantes en ella.  Asimismo, el diputado hizo mención a la participación de los militares estadounidenses, denominados «águilas», en la operación. «Todo está. Las águilas andan por aquí algunas ya también. Ya yo veo todo en la fase operativa», señala Alemán.

En otro audio, donde Alemán conversa con Alcalá Cordones, se explica que el contrato firmado entre Juan Guaido, el parlamentario Sergio Vergara, el asesor político Juan José Rendón, y el exboina verde Jordán Goudreau, para ingresar en Venezuela, es válido por 18 meses. «Es válido para nosotros, pero no para Guaidó. Digamos, Guaidó no cumplió. No es que lo rompió. No cumplió nunca», dijo Alemán. Sin embargo, agrega: «hay un alcance, hay que firmar».

En la conversación, se afirma que el objetivo es disolver a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), y que de cada 100 oficiales, solamente quedarán tres, pues los demás serían «neutralizados» o «eliminados».

En otro audio presentado entre ambos, Clíver Alcalá señala que no descansará hasta ver preso a Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Leopoldo López, a lo que Hernán Alemán responde: «O muertos pa’l coño». Alcalá le responde que él no lo quería decir, pero «es que se intentaron fugarse y se murieron, se ahogaron en la fuga», lo que es conocido en Venezuela como la «ley de fuga» (asesinar a un prisioneromanipulando la escena para hacer ver que fue durante un intento de fuga).

Alcalá Cordones también dijo que J.J. Rendón recibió, por parte de inversionistas y la DEA, 300 millones de dólares para ejecutar este plan, por lo que no se explica qué pasó con el pago que se le debía realizar a la empresa de mercenarios de Goudreau.

Por otra parte, Rodríguez reveló otra prueba que afirma cómo se enlazan los planes a la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) a través de “James Story, embajador de Estados Unidos de Narnia ante Guaidó”.

Al respecto, fue presentado ante los medios de comunicación un audio en el que Hernán Alemán, diputado de Acción Democrática por el estado Zulia, habla sobre la reunión sostenida con Story en la ciudad Miami. “Estuvo en su Embajada, en un brindis y lo puso a hablar con representantes de la CIA, hablaron de este plan y seguramente Hernán recibió instrucciones sobre este plan”, aseveró Rodríguez al tiempo que invitó a Story a desmentir las palabras de Alemán.

Hernán Alemán fue diputado por el partido opositor Acción Democrática (AD) y se encuentra prófugo de la justicia desde finales de 2019, cuando la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) allanó su inmunidad parlamentaria por «traición a la patria, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuado, rebelión, usurpación de funciones y concierto para delinquir».

Foto: Prensa Presidencial

Iban a asaltar la Dirección General de Contrainteligencia Militar y el Sebin

El vicepresidente de comunicación también mostró los cuadernos de los paramilitares que participaron en la Operación Gedeón, los cuales muestran los objetivos del llamado “Plan Júpiter”, que buscaba asaltar la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin).

“Hablan de como asesinarían a los agentes del Sebin que se le opusiera al asalto, objetivos en tierra (…) toma de piso y asesinato de los Sebin y Dgcim”, añadió.

El plan contemplaba liberar a los allí detenidos y utilizar las armas encontradas para atacar el Regimiento de la Guardia de Honor Presidencial de Miraflores: «440 enemigos estimados y neutralizados”, dicen los textos.

Como elemento que todavía falta por corroborar, como parte de esta incursión mercenaria, el Vicepresidente Sectorial destacó que estuvo determinado dar “un toque en Aruba, entre las 19:00 y 05:00 horas. «No sabemos si se referían al plan de huida o a un contacto que hicieron en la isla vecina antes de la incursión”.

Señaló Rodríguez que «allá en Aruba contarían con cinco vehículos más 24 personas a la llegada, casa segura, planificación, cambio de ropa, preparación y partida al estar listos”, enumeró.

Es necesario recordar que el 3 de mayo en la noche, pocas horas después de ocurridos los primeros hechos tras la fallida Operación Gedeón, la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez, se reunió con el embajador de Países Bajos en Venezuela para alertarlo sobre el uso de la isla de Aruba para «prestar apoyo a grupos terroristas».

«Triángulo criminal»

Rodríguez destacó este lunes que los planes forman un triángulo criminal en el que se vinculan la administración de los Estados Unidos, los grupos extremistas opositores venezolana y el narcotráfico.

  • En uno de los vértices de este triángulo se encuentran el presidente de EEUU, Donald Trump, junto al vicepresidente Mike Pence; el secretario de Estado, Mike Pompeo; el enviado especial Elliot Abrams, el Departamento de Justicia, la Agencia para el Control de Drogas (DEA) y empresas de seguridad estadounidenses, como Silvercorp.
  • En otro vértice está la oposición extremista venezolana, entre los que mencionó al diputado Hernán Alemán; los fundadores de la Fundación Futuro Presente, Yon Goicoechea y Juan Torres, así como el partido Voluntad Popular.
  • Finalmente, en el otro extremo está el narcotráfico colombiano, donde figuran el exmilitar Clíver Alcalá, quien está casado con la hija del famoso narcotraficante colombiano Elkin Javier López Torres, alias «Doble rueda» y Joel Palmar, quienes tenían instrucciones de la DEA para que se encargaran de la logística para las incursiones terroristas a Venezuela.

Según la confesión de Sequea, quien mantuvo contacto a diario con Jordán Goudreau -contratista norteamericano y dueño de Silvercorp-, el plan estaba avalado y firmado por el diputado Juan Guaidó, y a su vez respaldado por su regente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

«Doble Rueda»

El ministro de comunicación mostró videos con los testimonios voluntarios de los mercenarios estadounidenses Airan Berry y Luke Denman

Berry señaló que “para él era clara la participación del narcotraficante ‘Doble Rueda’ (Elkin Javier López Torres) en esta incursión contra Venezuela”. Por su parte, Luke Denman confiesa que “el objetivo principal era la captura del presidente Nicolás Maduro, asegurar el aeropuerto de La Carlota, el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía y poner a Maduro en un avión (…) el que enviarían las fuerzas especiales norteamericanas que ya estaba dispuesto en un lugar del Caribe para entrar y llevarse secuestrado al presidente Maduro y los otros objetivos contemplados”.

En este sentido, sostuvo Rodríguez que “es muy difícil que alguien dude sobre la participación de la administración del gobierno de Colombia y de Estados Unidos en ataques contra Venezuela”.

 

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
trackback
4 meses atrás

[…] venezolano y la Fiscalía del país mostraron evidencias de que la Fundación Futuro Presente, una organización creada por el político venezolano Yon Goicoechea supuestamente para […]