Benito Irady: Más de 50 cofradías construyeron el expediente para llevar la devoción a San Juan Bautista ante la Unesco

Foto: Archivo/AVN

El pasado 23 de marzo, el ministro del Poder Popular para la Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, colocó su firma en el expediente que, por más de tres años, fue construido por más de 50 comunidades y cofradías de todo el país en coordinación con expertos del Centro de la Diversidad Cultural (CDC), con el fin de proponer a la Unesco la declaratoria de la devoción y culto a San Juan Bautista como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Benito Irady, presidente de esta institución adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, nos explicó todo el procedimiento que implicó la elaboración de este expediente, y cómo las comunidades y cofradías participaron en el mismo.

Prensa MPPC (Entrevista: María Gabriela Rodríguez / Texto: LBR)

¿Qué integra este expediente y cómo fue su elaboración?

Benito Irady: Desde hace 3 años, el Centro de la Diversidad Cultural, que es el núcleo focal ante la convención para la salvaguarda del patrimonio cultural e inmaterial, ha venido trabajando un expediente referido al culto de San Juan Bautista y la manera cómo, en cada una de las regiones del país, hay una forma de traer a la memoria viejos recuerdos… muchos que se han transmitido de generación en generación y dignifican al menos 4 siglos demostrables de esa raíz ancestral. Casos como el estado Carabobo. Pero también se ha trabajado con Aragua, La Guaira, Miranda, Aragua, Yaracuy y Caracas, porque es un circuito de la costa norte-central de Venezuela.

Eso no significa que esa manifestación no se celebre en otros sitios, porque se celebra en todo el país, pero en ese circuito al que hacemos referencia, existe la presencia de una música de distintas características danzarias, de distintas creencias y un vínculo muy profundo con las raíces africanas. Y eso es lo que el expediente ha buscado, con el consentimiento libre e informado de la comunidad. Desde hace 3 años empezamos ese proceso, porque debíamos asistir a cada una de las regiones, de los estados y municipios para desarrollar un conjunto de talleres de comprensión de las particularidades que exige la Unesco, del manejo de la convención para la salvaguarda para el patrimonio cultural inmaterial.

Benito Irady (Archivo)

De tal forma que, con todas esas comunidades y agrupaciones consultadas -unas cincuenta- y, desde allí, en conocimiento de lo que es esa convención, comenzó a realizarse el expediente con la visión que tienen las propias comunidades. A veces se piensa que un expediente es algo que se construye en una oficina, entre cuatro paredes; ¡no es así! El expediente se construye con las comunidades. Los verdaderos protagonistas son las comunidades. Los protagonistas no somos los investigadores, los protagonistas no somos los funcionarios que tenemos la responsabilidad de llevar ese expediente en el momento que está listo.

De tal forma que, tras esos tres años quedó el expediente listo y, como lo anunció el ministro para la Cultura, Ernesto Villegas, después de su firma el día de ayer (lunes) fue recibido en la Unesco. Ya la Unesco lo difundió a través de la secretaría correspondiente. Anoche mismo fue recibido el documento y será estudiando para el análisis, que implica una declaración del organismo dentro de 18 meses, sea positiva o negativa la evaluación. Estamos hablando de diciembre de 2021, cuando podremos saber cuál ha sido el resultado.

Bajo la propuesta de ese documento, se solicita una declaratoria más como patrimonio cultural inmaterial a esa manifestación.

¿Puede relatarnos el ciclo festivo de San Juan Bautista y mencionarnos alguna de las cofradías que están esperando ansiosas una respuesta positiva de la Unesco?

Benito Irady: Es importante destacar que, al reconocer la Unesco una manifestación, está reconociendo a un país entero. Pero no sólo reconoce a un país, sino a un continente entero, porque la celebración del culto a San Juan Bautista no es sólo un asunto particular de Venezuela. Otras regiones del Caribe y América Latina, como Cuba, República Dominicana, Colombia o Perú también celebran ese culto. Pero, en el caso particular de Venezuela, tiene unas especificidades que lo diferencian de los otros.

Al recibirse, por parte de la Unesco, una información favorable, pasamos a ser una manifestación que le pertenece no sólo a un continente, sino al mundo entero. Eso significa hacer memoria de nuestro pasado. Eso significa enaltecer a muchas generaciones. Eso no significa que los practicantes del año 2020 o 2021 son los elementos que se declaran; ¡no!. Se está reconociendo no sólo a una generación (porque una generación tiene 60 años). Se está reconociendo a muchas generaciones que, desde hace 400 años, han venido haciendo de esta manifestación una forma de expresar cómo quedaron sembradas en toda esta región americana las raíces de las culturas afrodescendientes, pero también cómo quedaron esas culturas vinculadas a las creencias de la religión católica, y de qué forma, detrás de esa imagen de San Juan Bautista y de la Iglesia Católica, hay también situaciones muy particulares.

Foto: Archivo

En la mayoría de los pueblos que hemos estudiado, la imagen de San Juan Bautista está en la Iglesia, pero también se conserva en muchas parroquias, en muchos barrios y muchas casas. El pueblo se adueñó de esa imagen, y cuando lo hace, esa imagen se convierte en el referente para transmitir una serie de conocimientos culturales. Al adueñarse de esa imagen se está rememorando todo lo que significa la relación con África.

En caso de reconocerse ese culto a San Juan Bautista, sería la octava manifestación reconocida por la Unesco para 2021. Recordemos cuáles son las otras siete.

Benito Irady: Es importante recordar que, hasta el año 2012, se desconocía en el mundo entero que Venezuela tenía un patrimonio cultural inmaterial muy valioso. En la Asamblea Nacional se aprobó una ley en el año 2006 o 2007 autorizando el ingreso de Venezuela a esa convención (de la Unesco), y desde el ingreso, el Centro de la Diversidad Cultural ha actuado como núcleo focal representando a la República Bolivariana de Venezuela a través del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, y se inició el proceso de elaboración de expedientes.

Sobre la cuarentena en prevención del coronavirus Covid-19 que está realizándose en este momento en Venezuela, Irady llamó «a todos los venezolanos y venezolanas a cumplir disciplinadamente, como hemos aprendido a hacerlo, para que, con esa discipĺina, con ese sentido de solidaridad y esa forma de pertenencia que tenemos a la cultura, podamos enfrentar esta nueva batalla. Indudablemente que nuestros cultures y cultoras, nuestros grupos de raíz tradicional, nuestras culturas ancestrales, tienen memoria de un pasado que ha significado muchas catástrofes en nuestro país a lo largo del tiempo. Ante esta nueva guerra, que significa un problema de salud con la dimensión que se le ha dado ante el mundo, debemos situarnos en el compromiso de batallar para poder derrotarlo».

Foto: Archivo/AVN

 

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios