Exigieron justicia en el MP ante tragedia donde murieron integrantes del Grupo Madera en 1980

Fotos: Gregorio Terán, AVN

Este miércoles cultores, artistas y creadores realizaron una toma cultural contra la intolerancia y el olvido frente a la sede del Ministerio Público (MP), en Caracas, para exigir al máximo órgano judicial del país justicia para las víctimas del naufragio del Río Orinoco, donde perdieron la vida integrantes del Grupo Madera y de la agrupación El Chichón hace 39 años, así como manifestar su repudio a la campaña de persecución y xenofobia emprendida contra los venezolanos en Colombia, cuya consecuencia más grave fue el reciente fallecimiento del cantante Fernando Colina.

Texto: Prensa MPPC

La actividad contó con la participación del músico y viceministro de Cultura, Ignacio Barreto, y del viceministro de Fomento y Economía Cultural, Raúl Cazal, quienes acompañaron el reclamo popular expresado a través de distintas manifestaciones artísticas, entre ellas: tambores, el Baile del Tamunangue y una muestra de los garrotes alusivos al Tamunangue.

Barreto refirió que los cultores y artistas están solicitando a la Fiscalía General de la República que se abra la investigación por el caso del Grupo Madera y se profundice en las causas que originaron dicha tragedia pues «en la medida que ha pasado el tiempo se han encontrado evidencias de que ni fue negligencia por parte de los que estaban en la embarcación ni fue un desperfecto mecánico, sino que pareciera que todo fue un acto premeditado, de manera que se trata de un crimen político», subrayó Barreto sobre el caso del Grupo Madera.

El viceministro resaltó la contundencia de la respuesta del sector cultural ante esta injusticia y casos como el ecocidio cultural propiciado por la organización religiosa denominada Nuevas Tribus que a finales del siglo pasado intentaron tomar territorialmente la zona de la amazonía venezolana, mediante la transculturalización de nuestra etnia pemón.

Ignacio Barreto. Foto: AVN

Respecto del caso de Colina, Barreto afirmó que se trata de la última manifestación de la guerra de cuarta generación de Estados Unidos contra Venezuela, mediante la estrategia de intolerancia y manipulación a través de los mdios de comunicación y las redes sociales que ha ocasionado la suspensión de conciertos y entrevistas de artistas venezolanos que intentan presentarse en el vecino país, así como la prohibición de la entrada de algunos de ellos a Colombia y cuyo último caso fue la negación a la atención médica a un artista por ser venezolano. «»No podemos permitir que esto vuelva a ocurrir. No puede repetirse», recalcó Barreto.

Foto: AVN

Familiares de Fernando Colina se hicieron presentes en la protesta contra la xenofobia en Colombia hacia venezolanos. Foto: AVN

Indignación por parte de artistas

La actriz Dilia Waikkarán aseguró que es una situación muy dolorosa y criminal, no solo lo ocurrido con esta legendaria agrupación venezolana, sino también con el caso del cantante Fernando Colina.

«Como cultora, como madre, como abuela, agradezco a este proceso revolucionario que se avoque a hacer las diligencias pertinentes para acabar con esto. Esto es una masacre, los antichavistas se han escondido tras esa fachada para producir estas acciones xeonofóbicas. Los crímenes no pueden quedar impune, un Estado que permita la impunidad está actuando como cómplice de los criminales y nuestra revolución no es cómplice de los criminales», precisó.

Lilia Vera (izq.) y Dilia Waikkarán. Foto: AVN

En este sentido, el cantante Vidal Colmenares recalcó que, pese a estos constantes ataques fascistas, el pueblo venezolano no se rendirá y se mantendrá firme en la defensa de la paz, la hermandad y la identidad nacional.
«Nosotros acá no tenemos esa enfermedad de la xenofobia. Hemos recibido gente de todas partes del mundo que han llegado. Estamos siendo víctimas de una guerra de exterminio contra los venezolanos para cambiar nuestra forma de ser, pero los venezolanos siempre seguiremos siendo gente de paz y de armonía», puntualizó.

Vidal Colmenares

Recordemos que esta jornada cultural se desarrolló luego de la solicitud realizada el pasado jueves -durante el acto de recolección de firmas contra el bloqueo gringo- por Noél Márquez y Armando Carías, sobrevivientes del naufragio, quienes plantearon ante el ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, la necesidad de reabrir la investigación en torno al hundimiento del barco donde viajaba el Grupo Madera, ocurrido el 15 de agosto de 1980.
Señalaron que este crimen quedó impune, pues nunca se les dio una respuesta ni se determinaron responsabilidades, razón por la cual consideran que en estos 39 años aún hay una deuda con la verdad y con la memoria de los 18 venezolanos que murieron ahogados, pocos minutos después de haber zarpado hacia San Fernando de Atabapo.

Sobre el caso del músico Fernando Colina, el titular de la cartera de Cultura aseguró en dicha oportunidad que es imperdonable que haya muerto un artista en Colombia por el solo hecho de ser venezolano, y aseguró que estas agresiones contra nuestros creadores y cultores son consecuencia de una campaña oficial de xenofobia en la hermana República, impulsada por la derecha para atacar nuestra venezolanidad.

Al respecto, el ministro exigió al Gobierno de Colombia respetar la integridad de los distintos artistas venezolanos que visiten al país vecino, tal y como lo ha hecho la nación bolivariana con los colombianos en nuestro territorio.
Este miércoles los cultores y artistas fueron recibidos en el MP por el director general de Apoyo Jurídico, David Palís, quien los dirigió a hacer la entrega del manifiesto ante la Dirección de Derechos Humanos de la Fiscalía.

Durante el encuentro el diputado Carlos Sierra, el cultor Leo Vargas y la cantante Daisy Gutiérrez leyeron el manifiesto en repudio estas acciones de discriminación lideradas por la Administración de Donald Trump y sus gobiernos lacayos contra la cultura de nuestro país y, a su vez, solicitar al fiscal de la República, Tarek William Saab, esclarecer los hechos que envuelvan a ambos casos.

Foto: AVN

A continuación el texto íntegro:

MANIFIESTO EN RECHAZO DE LAS Y LOS CULTORES, ARTISTA Y CREADORES VENEZOLANOS, A LAS ACCIONES DE PROMOCIÓN DE XENOFOBIA POR PARTE DE LA ADMINISTRACION DE DONALD TRUMP Y GOBIERNOS SATÉLITES EN CONTRA DE NUESTRA CULTURA.

Denunciamos al mundo entero los auspicios de xenofobia contra venezolanos y venezolanas residenciados en el extranjero como parte de un plan que promueve persecución e incita a llevar a cabo acciones violentas en contra de nuestros connacionales, hechos inducidos por factores extremistas internos y externos que se postran antes las pretensiones perversas de una carga ideológica que responde a intereses oscuros de la administración TRUMP en complicidad a los sectores oligárquicos ultraderechistas venezolanos, con la intensión de derrocar la Revolución Bolivariana.

En tal sentido nosotros y nosotras cultores, cultoras, creadores, creadoras y artistas comprometidos con el legado del Libertador Simón Bolívar y al gigante Hugo Rafael Chávez Frías, nos unimos en una sola voz antes las nuevas arremetidas imperiales que en articulación con gobiernos satélites del continente buscan menoscabar la dignidad Nacional de todo un pueblo heroico y batallador que lucha incansablemente por derechos irrenunciable como lo son la libertad, la soberanía, la integridad territorial y la autodeterminación que hemos sostenido junto al presidente constitucional y legitimo Nicolás Maduro Moros.

En esta nueva fase de agresiones vemos con preocupación que las líneas están orientadas a atacar el sistema de prácticas, modos de vida y costumbres de los venezolanos y las venezolanas. Partiendo de los preceptos del fascismo, en pocas palabras atacan nuestra cultura.

En aras de rechazar estas acciones el colectivo cultural venezolano manifiesta lo siguiente:

CONSIDERANDO

Que la constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece en su TITULO III de los Derechos Humanos y garantías, y de los deberes; CAPITULO I disposiciones generales ARTÍCULO 19: El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público, de conformidad con esta Constitución, con los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y con las leyes que los desarrollen.

CONSIDERANDO

En los últimos tiempos los connacionales que han emigrado para algunos países Latinoamericanos han sido víctimas de diversos tipos de violencia, vejación y explotación por parte de algunas personas en el extranjero. Del mismo modo, al inicio del 2019 la Organización de Naciones Unidas (ONU) denunció el incremento de actos de xenofobia contra venezolanos en países receptores y reiteró su compromiso de articular con autoridades competentes al tema.

CONSIDERANDO

Este pueblo amante de su cultura, de sus tradiciones y de la paz, RECHAZA de manera CONTUNDENTE los ataques de xenofobia sobrevenidos en contra de nuestros compatriotas artistas por parte del Gobierno Colombiano y sus instituciones. Dando fiel cumplimiento al artículo 99 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que fundamentan los valores de la cultura como un bien irrenunciable del pueblo venezolano y un derecho fundamental que el Estado fomentará y garantizará, procurando las condiciones, instrumentos legales, medios y presupuestos necesarios.

CONSIDERANDO

Que los artistas Venezolanos, que por distintas razones deben cumplir compromisos profesionales o de carácter público en la hermana República actualmente son tratados de manera descortés y violentando sus derechos como seres humanos sin precedente alguno, siendo el caso más fatídico, el ocurrido contra un artista venezolano, insigne cultor, compositor de “Sopa de Caracol” y representante de nuestra identidad Fernando Colina, quien pierde la vida por no ser atendido en un centro asistencial de Villa del Rosario al norte de Santander en la República de Colombia, cobrándose así la vida de este gran venezolano, lamentable perdida que nos duele a todos quienes creemos en la justicia social, en la igualdad entre los pueblos y en la cultura sobre todas las cosas.

CONSIDERANDO

Que Venezuela es el país que más refugiados ha recibido y sigue recibiendo en la región, especialmente de Colombia con aproximadamente 6.000.000 millones de colombianos que huyen de la guerra en su país, los cuales actualmente reciben mensualmente la caja de alimentos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP); son atendidos, de forma gratuita en los módulos de salud pública que ha impulsado el Gobierno venezolano y han sido beneficiados por la Gran Misión Vivienda Venezuela.

CONSIDERANDO

Que es de suma importancia recordar que no solo ha sido nuestro compatriota Fernando Colina quien ha recibido este tipo de ataque xenófobos, también artistas de la talla de Paul Gillman, Omar Enrique, Armando Martínez, entre otros. Al menos más de 750 noticias falsas sobre migración de venezolanos han emitido los medios internacionales palangristas que mal ponen la imagen y solvencia moral de nuestros artistas y cultores.

CONSIDERANDO

Que aunado al momento histórico que vivimos de asedio a la narrativa Venezolana y en el marco de un compromiso revolucionario, nos solidarizamos con los 39 años del hundimiento de la embarcación Falka “Esther”, en donde un hecho premeditado causó la trágica muerte de la mayoría de los integrantes del Grupo Madera y en donde también se encontraban los integrantes del Grupo de Teatro Infantil “Chichón” de la Universidad Central de Venezuela, el Grupo Unión Cultural de Barrios de Barquisimeto, y jóvenes del entonces territorio Federal Amazonas.

CONSIDERANDO

Hoy más que nunca respaldamos a los sobrevivientes y sus testimonios, quienes exigimos justicia. Destacando que la insigne agrupación Madera y grupo Chichón representaban una amenaza a intereses políticos y económicos de la época y no eran bien vistos por la autoridades Nacionales y locales que se dedicaban a la minería en la zona. Su legado hoy forma parte de un valor agregado y patrimonial de la Parroquia San Agustín, ya que fue el reflejo de todo lo que hasta aquel momento había ocurrido social y musicalmente en ese sector, convirtiéndose en una herencia cultural del lenguaje musical de su tiempo, y que aún no pierde vigencia y debemos proteger como patrimonio cultural de la nación.

ACORDAMOS

PRIMERO: Repudiar enérgicamente los hechos de Xenofobia y negligencia que cobro la vida del insigne cultor, compositor y representante de nuestra identidad nacional Fernando Colina, por no ser atendido en un centro asistencial de Villa del Rosario al norte de Santander en la República de Colombia.

SEGUNDO: Solicitamos a nuestras autoridades, al Canciller Jorge Arreaza y al Fiscal General de la República Tarek William Saab, profundizar exhaustivamente en las investigaciones de los hechos ocurridos en el vecino país, y que se puedan esclarecer y aplicar la justicia a tan aberrante situación.

TERCERO: Sumarnos a la exigencia de justicia hecha por parte de la fundación Grupo Madera, Grupo Teatral Chichón y el ministro del Poder Popular para la Cultura Ernesto Villegas, quienes invitaron a solidarizarse en una acción para reclamar justicia y reabrir el caso de la tragedia del Orinoco.

 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en