Ministerio Público vincula a empresa española Ingelec con trama de corrupción de Diego Salazar y Rafael Ramírez

Foto: Agencias

El Ministerio Público (MP) inició una investigación para establecer y sancionar las responsabilidades a las que haya lugar con ocasión de la participación de la empresa española Ingelec, con sede en Sevilla, en la trama de pago de sobornos a exfuncionarios del gobierno venezolano. Así lo informó el fiscal general de la República, Tarek William Saab, quien en declaraciones en la sede del MP, Caracas, señaló que esta nueva trama de pago de sobornos, que ha sido conocida esta semana vía notitia criminis, involucra a Diego Salazar Carreño, privado de libertad y procesado por corrupción en el país, y a su primo, el expresidente de Petróleo de Venezuela (Pdvsa) Rafael Ramírez, prófugo de la justicia.


Texto: AVN

Explicó que dicha empresa, que fabrica generadores de energía, pagó 2,7 millones de euros en comisiones a una estructura criminal liderada por Diego Salazar y su primo Rafael Ramírez.

«Estas comisiones habrían sido pagadas entre 2009 y 2010 a una sociedad panameña y luego transferidas a la banca privada de Andorra, que fue utilizada para pagar a Diego Salazar una estancia de lujo en el Hotel Four Seasons de París, Francia», puntualizó Saab. Dicha estancia fue valorada por más de un millón de euros y para enviar otros 834 mil euros a Estados Unidos para la compra de un inmueble.

Fiscal General reitera solicitud de extradición de Rafael Ramírez a Italia
Ver este vídeo en YouTube.

«Hay que recordar que Carreño tuvo el descaro de pagar 100.000 euros de propina a un mesonero que lo atendió en el mencionado hotel de París», acotó el fiscal.

Sobre la base de estas investigaciones, el Ministerio Público acusó tanto a Salazar Carreño, como a José Enrique Luongo por los delitos de corrupción pasiva simple, legitimación de capitales y asociación. Asimismo, fue detenido Elías Daniel Salazar Bracho y acusado por los delitos de legitimación de capitales y asociación

Esas tres personas formaban parte de la organización criminal que se dedicaba a solicitar los sobornos a empresas internacionales que a cambio obtenían contratos con Pdvsa, presidida por Rafael Ramírez, reveló Saab.

Las comisiones se ocultaban en cuentas a nombre de empresas fachada que estaban registradas en paraísos fiscales como Panamá, Belice y las Islas Vírgenes Británicas y la mayor parte de este dinero fue dirigido a cuentas de la banca privada de Andorra, «donde este grupo criminal manejó un cifra que oscila entre los 1.300 y los 4.200 millones de euros, solamente en Andorra. No se descarta que haya más en países como Suiza», observó Saab.

Producto del desarrollo de las investigaciones, además de los tres privados de libertad, hay tres personas con medida cautelar sustitutiva de libertad, 16 personas con orden de aprehensión, además de 11 personas con alerta roja y cinco que fueron detenidas en el extranjero, pero no han sido entregadas a Venezuela:

  • Javier Alvarado Ochoa, principal cómplice de Rafael Ramírez capturado España y enviado a Estados Unidos, en virtud de que por ese país también presentaba solicitud.
  • Nervis Villalobos, capturado España y enviado a Estado Unidos, en virtud de que por ese país también presentaba solicitud, y era colaborador de Ramírez igualmente.
  • José Ramón Sánchez Rodríguez, capturado en Madrid, España.
  • En la misma ciudad Luis Mariano Rodríguez Cabello.
  • Leonardo Enrique Díaz Paruta, capturado en Tunja, Colombia.

Saab reiteró a Italia la solicitud de extradición del prófugo de la justicia Rafael Ramírez, expresidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) entre 2004 y 2013 y exministro de Petróleo vinculado con tramas de corrupción dentro de esta industria nacional. «Esperamos que Italia, en vista de la solicitud del Estado venezolano, entregue a este criminal para que responda ante la justicia. El que no la debe simplemente no la teme», aseveró Saab en declaraciones en la sede del Ministerio Público, Caracas, este jueves.

Ramírez debe ser sometido en Venezuela a un proceso penal por la presunta comisión de los delitos de peculado doloso propio, evasión de procedimiento licitatorio y asociación para delinquir, tal y como lo ha reafirmado el Tribunal Supremo de Justicia.

El fiscal fustigó que, además de Rafael Ramírez, toda la gerencia que lo rodeó en sus 10 años como presidente de Pdvsa sea responsable de sembrar la corrupción en la industria estratégica más importante para el país. Saab recordó que Ramírez se encuentra investigado en el Ministerio Público en al menos siete casos de corrupción, tiene solicitud formal de extradición y alerta roja a Interpol.

«Ramírez aparece en el caso del buque petro saudí Saturn, un buque chatarra por el cual se pagó un contrato mil millonario para la explotación de gas costa afuera aun cuando la mayor parte del tiempo estuvo inactivo», refirió el fiscal.

Asimismo, se indaga su vinculación con un caso de malversación de fondos de Pdvsa con la aprobación de contratos de bienes y servicios por más de 566 millones de dólares entre los años 2010 y 2015, hecho por el cual también está investigado el expresidente de la estatal petrolera Eulogio Del Pino, quien está judicializado.

Saab especificó entre los casos el relacionado con las irregularidades en el otorgamiento de préstamos a la Empresa Plásticos Costa Oriental del Lago, por medio de la Corporación de Desarrollo de la Región Zuliana (Corpozulia). Igualmente por presuntas irregularidades en el Fondo de Pensiones de los Jubilados de Pdvsa, abierto en agosto de 2018 por denuncia de los jubilados y pensionados del estado Monagas.

Entre otros, «se suma el caso que hemos expuesto hoy -este jueves-, la trama de sobornos y lavado de dinero en Andorra, que lo vincula directamente y lo coloca como el jefe de la organización criminal en vista de que Diego Salazar no hacía nada sin permiso de Rafael Ramírez», apuntó Saab.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios