Venezuela rechaza afirmaciones del informe de Bachelet en la ONU sobre el Arco Minero

El embajador permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero, denunció que el reciente informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (DDHH), en relación con el funcionamiento del Sistema de Justicia del país y la Zona de Desarrollo Estratégico Nacional del Arco Minero del Orinoco, está parcializado y fue elaborado sin contactar al gobierno venezolano para obtener insumos sobre el tema.

Texto: AVN e HispanTV

“El Arco Minero del Orinoco es una zona pletórica de recursos naturales, en particular, de recursos minerales, que ha sido muy codiciada por las potencias del Occidente”, dijo Valero este jueves en una entrevista con HispanTV.

El embajador se ha referido al informe que presentó el miércoles Bachelet, en el cual denuncia la “explotación y el control criminal del Arco Minero del Orinoco (AMO)”, ubicado en el estado Bolívar.

Valero ha asegurado que, con ese tipo de acusaciones a través de foros internacionales, “lo que buscan es que el Estado venezolano abandone su responsabilidad en el ejercicio de su soberanía en esta zona que es patrimonio del país bolivariano”.

Según explica el diplomático, ciertamente, ocurren algunas manifestaciones de violencia, pero no hay que olvidar que esta zona es fronteriza con Brasil y allí operan los llamados mineros ilegales brasileros (garimpeiros) quienes, a veces, cometen desmandes en contra de las comunidades indígenas de la zona.

A su juicio, los funcionarios de la Oficina de la Alta Comisionada solo responden a los intereses imperiales y emiten documentos sesgados. Además, se emplea el tema de los derechos humanos para agredir a Venezuela de manera sistemática. «La ONU escucha solo a los sectores de la oposición a la hora de elaborar sus informes sobre el país suramericano», puntualizó.

Hizo la salvedad de que precisamente el comisionado del gobierno de EEUU para los asuntos de Venezuela, Elliott Abrams, es el que más incide en esta política imperial contra la nación.

La publicación del informe se da tras la denuncia del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, de la campaña propagandística comunicacional e injerencista anunciada por Abrams.

Valero lamentó, por otra parte, que la Oficina de la Alta Comisionada «esté llena de ataques contra países en vías de desarrollo y no adopte ni una sola resolución contra países occidentales que sí violan sistemáticamente los derechos humanos».

En este sentido, repudió el silencio del Consejo de DDHH ante el asesinato del comandante iraní Qasem Soleimani por Estados Unidos, un crimen que calificó de terrorismo de Estado.

Venezuela en defensa de la soberanía y libertades democráticas

En la entrevista, el embajador ratificó el compromiso de Venezuela de seguir cooperando con el Consejo de Derechos Humanos, sus mecanismos especiales y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los DDHH, así como su compromiso de respetar las libertades democráticas y coordinar con las organizaciones internacionales al respecto.

Asimismo, agradeció a Irán su solidaridad en referencia al envío a Venezuela de petroleros cargados con combustible para coadyuvar a la industria petrolera de la nación impactada por el bloqueo impuesto por el gobierno de EEUU.

Igualmente, saludó la solidaridad de la mayoría de los países, incluidos los del Movimiento de Países no Alineados (MNOAL) y refirió que a luz de este informe hubo posturas importantes a favor del respeto a la soberanía de Venezuela por parte de naciones como China, Rusia, Irán, Siria, Cuba, Nicaragua, entre otras.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios