Gobierno venezolano lamentó la muerte de Kobe Bryant y otras 7 personas este domingo

Fotos: Marca.com

El mundo se conmocionó este domingo al conocerse la muerte de la leyenda de la NBA a los 41 años, en un accidente de helicóptero en Calabasas, Estados Unidos. Junto a él viajaban su hija Gianna, de 13 años, y otras siete personas. Las autoridades investigan las causas del accidente, pero reportes meteorológicos destacaron la niebla y baja visibilidad existente en la zona en el momento del siniestro. El Presidente venezolano, Nicolás Maduro, ofreció sus condolencias.

Texto: AVN y Agencias

«Me solidarizo con el pueblo estadounidense que lamenta la partida física de un gigante del deporte, Kobe Bryant. Extraordinario jugador que será recordado por siempre como una gran leyenda del baloncesto mundial. ¡Hasta Siempre Campeón!», dijo Maduro en un mensaje a través de Twitter este domingo, que también replicó en inglés.

Lo mismo hizo el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza. «Nos unimos a las voces del mundo entero que expresan dolor por la repentina e injusta pérdida de Kobe Bryant y su hija. Kobe fue un jugador único, un fuera de serie y un gran ser humano. Nuestra solidaridad con su familia, la ciudad de Los Ángeles y el pueblo estadounidense», escribió por Twitter este lunes.

Las etiquetas #RIPMamba y #RIPKobe se hicieron eco este domingo de una inesperada noticia que conmocionó mucho más allá del mundo del deporte.

Bryant jugó durante 20 temporadas con Los Angeles Lakers, fue cinco veces campeón de la NBA y está considerado como uno de los mejores jugadores en la historia de la liga estadounidense.

Las víctimas

El alguacil del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, confirmó en la tarde del domingo que en el helicóptero viajaban ocho pasajeros junto al piloto y que todos habían fallecido. Sin embargo, se negó a revelar sus identidades a la espera de que los forenses concluyan su trabajo.

«Sería extremadamente irrespetuoso saber que tu ser querido ha muerto y enterarte a través de TMZ», criticó Villanueva.

TMZ, un conocido sitio web especializado en celebridades, había publicado poco antes la noticia de que el exjugador de la NBA Kobe Bryant era una de las víctimas, lo que fue confirmado después por la municipalidad de Calabasas, donde se registró el accidente.

  • Además de Bryant, en el helicóptero también viajaba su hija Gianna, de 13 años, tal y como confirmó la NBA en un comunicado en el que expresó su devastación por la noticia y envió sus condolencias a la esposa del deportista, Vanessa, y el resto de la familia.
  • Otra de las víctimas era John Altobelli, entrenador de beisbol de 56 años de la escuela comunitaria Orange Coast College (OCC), según un comunicado del centro educativo.
  • En el helicóptero también viajaban Alyssa y Keri, hija y esposa de Altobelli. Alyssa y Gianna eran compañeras de equipo en Mamba Sports, una academia deportiva fundada por Bryant.
  • En el accidente también murió Christina Mauser, entrenadora de baloncesto femenino en una escuela primaria de la ciudad californiana de Newport Beach, tal y como confirmó su marido en redes sociales.
  • Ara Zobayan fue identificado como el piloto que dirigía el helicóptero cuando este se estrelló en las montañas de Calabasas. El piloto de 50 años de origen armenio fue catalogado como «una persona y piloto increíble» por Margaret Bray, una pasajera habitual de sus vuelos. Uno de sus amigos, quedó totalmente afectado: «Trabajar en el negocio de la aviación me ha permitido conocer a personas y pilotos increíbles. Ara fue uno de ellos. Siempre amable, hablador y especialmente atento cuando trataba a Kobe y su familia. Tengo el corazón roto», sentenció.

Según confirmó OCC, el helicóptero viajaba desde el condado de Orange -donde Bryant vivía con su mujer y sus cuatro hijas- hasta la ciudad de Thousand Oaks -donde se encuentra la academia- para asistir a un partido en el que iba a jugar Gianna.

«Era algo que John (Altobelli) hacía con frecuencia, volar junto a Kobe para asistir a los partidos con su hija», le dijo a CNN Ron La Ruffa, entrenador de OCC.

Volar en helicóptero era una rutina habitual para Bryant incluso desde su etapa de jugador en activo. Por ejemplo, lo utilizaba para acudir a cada partido que disputaba en el estadio Staples Center con Los Angeles Lakers.

Según afirmó en varios medios, el motivo para elegir este medio de transporte no era otro que esquivar las horas de tráfico por carretera y reducir así el impacto que suponía para sus lesiones físicas estar varias horas sentado en un automóvil.

¿Cómo se produjo el accidente?

Poco antes de las 10:00 am hora local (18:00 GMT), el helicóptero se estrelló en una zona montañosa de Las Virgenes Road en Calabasas, una ciudad al noroeste de Los Ángeles en el estado de California en la que vive un buen número de famosos y estrellas del deporte.

Bomberos de Los Ángeles y agentes de policía se desplazaron al área para extinguir las llamas en las que quedó envuelto el helicóptero e iniciar las tareas de rescate de posibles sobrevivientes.

Daryl Osby, el jefe de bomberos del condado de Los Ángeles, dijo que el accidente tuvo lugar en una zona de tan difícil acceso que su equipo tuvo que escalar para llegar.

Los restos estaban dispersos «en un área del tamaño de un campo de fútbol americano», explicó a los medios.

«Nuestros bomberos caminaron hasta el lugar del accidente con su equipo médico y mangueras para extinguir el difícil incendio, ya que incluía el incendio forestal… y el del helicóptero», dijo Osby.

«No fue exactamente como el sonido de una explosión, pero fue como un fuerte estallido. Sonaba como un helicóptero, pero sonaba como un avión, como si fuera fuerte», le dijo Gavin Masak, un vecino de la zona, a CBS News.

«Cuando salí, vi humo en la colina, pero no era como una gran nube de humo negro, era gris», añadió el testigo.

Ningún vecino de la zona resultó herido debido a lo apartado que se encuentra el área montañosa donde ocurrió el accidente.

¿Qué se sabe de la investigación sobre las causas?

La complicada localización supone «una pesadilla logística», dijo el alguacil Villanueva en la noche del domingo, quien también alertó sobre las molestias causadas en la investigación por las numerosas personas que se habían adentrado hasta la zona del accidente.

El sheriff avanzó que podrían necesitarse hasta dos días para finalizar el proceso de recuperación de las víctimas y semanas para concluir la investigación que esclarezca los motivos por los que el helicóptero se estrelló.

Sin embargo, el Servicio Meteorológico Nacional de EE.UU. informó que, aunque los vientos eran suaves en la zona, la visibilidad era baja por la presencia de niebla.

El Departamento de Policía de Los Ángeles afirmó que durante la mañana del domingo decidió dejar en tierra los helicópteros con los que suele realizar tareas de vigilancia debido a las condiciones climatológicas.

La niebla «era suficiente como para no volar», declaró a varios medios estadounidenses el vocero de la policía, Josh Rubenstein.

Infografía: Marca.com

La Administración Federal de Aviación de EE.UU. identificó el helicóptero estrellado como un Sikorsky S-76 fabricado en 1991.

La compañía fabricante expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y mostró su disposición a apoyar a las autoridades en la investigación.

«La seguridad es nuestra principal prioridad; Si hay hallazgos en la investigación con los que se puedan tomar acciones, informaremos a nuestros clientes del S-76», publicó Sikorsky en Twitter.

Foto: Agencias/Archivo

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en