Unesco aprueba informe periódico sobre tradición oral de la lengua mapoyo

El Comité de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco aprobó este martes el informe periódico sobre la tradición oral de la lengua mapoyo, presentado por Venezuela. La información la dio a conocer el ministro para la Cultura, Ernesto Villegas, por la red social Twitter.

Texto: AVN y Prensa CDC

«Me informa Benito Yrady, jefe de delegación del Gobierno Bolivariano en reunión de la Unesco, en Bogotá, Colombia, que Comité de Patrimonio Cultural Inmaterial aprobó informe periódico sobre tradición oral de la lengua mapoyo presentado hoy por Venezuela. ¡Felicitaciones!», escribió el ministro.

La tradición oral mapoyo fue inscrita en 2014 en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia.

«Actualmente, los principales depositarios de las tradiciones orales y de su simbolismo son los miembros más ancianos de la comunidad. Sin embargo, hay varios factores que ponen en peligro la transmisión a las nuevas generaciones: la emigración de los jóvenes mapoyos que esperan conseguir mejores oportunidades en el plano educativo y económico; la expansión de las industrias mineras; y la influencia del sistema público de educación formal en los jóvenes mapoyos escolarizados que no fomenta el uso de su lengua materna», reseña una nota publicada en el portal de la Unesco.

El Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, en su decisión, destacó la puntualidad de Venezuela al presentar dicho informe y tomó nota de «los esfuerzos realizados por Venezuela para salvaguardar el elemento, en particular integrando las enseñanzas de Mapoyo en los planes de estudio escolares, mejorando la transmisión de los conocimientos tradicionales relacionados con la cultura y la naturaleza, y garantizando la amplia participación de las comunidades en la implementación de plan de salvaguardia».

Cabe recordar que ‘La tradición oral de Mapoyo y sus referentes simbólicos dentro de su territorio ancestral’, fue inscrita en 2014 en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial en Necesidad de Salvaguardia urgente y Venezuela en la reunión que se realiza en la capital colombiana presentó el primer informe del caso.

La postura de la Unesco también invita a Venezuela a buscar su apoyo para la transmisión de las prácticas asociadas con el elemento, especialmente a través de la educación formal y no formal, y a seguir sensibilizando a la sociedad sobre el significado del elemento.  Asimismo, alienta al país a fortalecer la cooperación con instituciones públicas y no gubernamentales para facilitar herramientas metodológicas que permitan a los portadores mejorar su transmisión del elemento, einvita a la nación venezolana a establecer un diálogo con las instituciones privadas, en particular las empresas mineras, para garantizar su compromiso con la aplicación efectiva del plan de salvaguardia a fin de abordar la degradación y la contaminación del medio ambiente y lograr un uso sostenible de los recursos naturales respetando las prácticas culturales de las comunidades en el territorio de Mapoyo.

Irady: Queremos demostrar los vínculos entre el patrimonio y la agenda 2030 para el desarrollo sostenible

Benito Irady, presidente del Centro de la Diversidad Cultural y jefe de la delegación por parte del Gobierno Bolivariano en la Unesco, detalló que la decisión 14. COM 9a.4 fue adoptada en su globalidad por el Comité Intergubernamental de la Unesco para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, lo cual demuestra la eficacia del plan de salvaguardia de la tradición oral del pueblo mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral, además de la forma significativa como ha participado la comunidad en su elaboración y la viabilidad de los riesgos actuales.

Tras la aprobación del documento presentado por la República Bolivariana de Venezuela, sin ningún tipo de objeciones de los Estado partes, la presidenta de esta sesión de la Unesco, María Claudia López, solicitó la intervención de los representantes de Venezuela en el acto.

A continuación las palabras de Irady: «Tomamos las palabras de la directora general de la Unesco, Andrey Arzolay, en su discurso de ayer lunes. No se trata de proteger el patrimonio cultural inmaterial como un recuerdo lejano, sino de salvaguardarlo. Y, en el caso del pueblo mapoyo, queremos demostrar los vínculos entre el patrimonio cultural inmaterial y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

«El primer paso que dio nuestro gobierno bolivariano, una vez elaborado el expediente, con este pueblo indígena milenario, del cual quedan solo unos 400 habitantes en la población de El Palomo, en nuestra Guayana, muy cerca del Amazonas, fue entregarle el título de propiedad sobre su territorio, que venían reclamando desde hace más de 200 años. Ahora, bajo la noción de propiedad comunitaria, en unas 250.000 hectáreas, como originalmente lo fueron, se convierten de nuevo en un pueblo libre, y en esa inmensidad practican las principales líneas de acción para la salvaguardia, con el acompañamiento pleno de este Estado parte de la Unesco.

«Nos enorgullece enormemente que esta Convención lo destaque como un ejemplo de educación de calidad para la transmisión intergeneracional del patrimonio vivo, porque las tradiciones orales mapoyo constituyen una forma integrada de ver el mundo y entender el lugar que ocupan en él. Gracias al grupo de expertos y al Comité Intergubernamental por sus consideraciones favorables a este primer informe sobre la tradición oral del pueblo Mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral, inscrito en las Listas en el año 2014».

A continuación la decisión adoptada en su globalidad por la Unesco:

 1.Habiendo examinado el documento LHE / 19 / 14.COM / 9.a,

 2.Recordando el Capítulo V de las Directrices Operativas y su Decisión 9.COM 9.a.8,

 3.Expresa su agradecimiento a Venezuela por presentar, a tiempo, su primer informe sobre el estado del elemento ‘La tradición oral de Mapoyo y sus referentes simbólicos dentro de su territorio ancestral’, inscrito en 2014 en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial en Necesidad de Salvaguardia urgente;

4.Toma nota de los esfuerzos realizados por Venezuela para salvaguardar el elemento, en particular integrando las enseñanzas de Mapoyo en los planes de estudio escolares, mejorando la transmisión de los conocimientos tradicionales relacionados con la cultura y la naturaleza, y garantizando la amplia participación de las comunidades en la implementación de plan de salvaguardia;

 5.Invita al Estado Parte a buscar su apoyo para la transmisión de las prácticas asociadas con el elemento, especialmente a través de la educación formal y no formal, y a seguir sensibilizando a la sociedad sobre el significado del elemento;

 6.Alienta al Estado Parte a fortalecer la cooperación con instituciones públicas y no gubernamentales para facilitar herramientas metodológicas que permitan a los portadores mejorar su transmisión del elemento;

7.Invita además al Estado Parte a establecer un diálogo con las instituciones privadas, en particular las empresas mineras, para garantizar su compromiso con la aplicación efectiva del plan de salvaguardia a fin de abordar la degradación y la contaminación del medio ambiente y lograr un uso sostenible de los recursos naturales respetando las prácticas culturales de las comunidades en el territorio de Mapoyo;

 8.Solicita que la Secretaría informe al Estado Parte al menos nueve meses antes de la fecha límite del 15 de diciembre de 2022 sobre la presentación requerida de su próximo informe sobre el estado de este elemento.

 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en