La apología al terrorismo que hizo Donald Trump con Oscar Pérez en Miami

Como un acto de apología al terrorismo podrían ser calificadas las palabras del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia el terrorista venezolano Oscar Pérez, expolicía de ese país quien disparó y lanzó granadas contra dos edificaciones públicas el 27 de junio de 2017, tras robar un helicóptero de la policía científica venezolana, y luego realizó otros actos de índole terrorista. Trump lo tachó de «valiente oficial de policía venezolano» y «persona extraordinaria y grandiosa». Sus palabras se emitieron en la ciudad de Miami, en un acto con la comunidad de venezolanos que viven en ese país, en lo que pareciera un intento de ganarse a los habitantes del estado de Florida con miras a las elecciones de 2020.

Texto: Alba Ciudad (LBR)

En su discurso, Trump dijo sobre Pérez: «Es un valiente oficial de policía venezolano, ustedes conocen la historia. En junio de 2017, Oscar piloteaba un helicóptero sobre la ciudad de Baruta con un banderín que hacía referencia al artículo 350 de la Constitución de Venezuela», señaló Trump, omitiendo que Pérez realizó un ataque armado en el que lanzó granadas y efectuó disparos contra instituciones públicas donde laboraban civiles desarmados.

«Oscar dijo que quería entregar y dar esperanza al pueblo, que él amaba al pueblo, luchaba por el pueblo y el pueblo amaba a Oscar. Pero a Oscar lo balearon y fue asesinado por estos matones venezolanos, ustedes ya conocen la historia: las fuerzas de seguridad de Venezuela, que terriblemente lo decimaron», señaló.

El presidente estadounidense añadió: «Oscar entregó su vida por la libertad de su pueblo, y el día de hoy tenemos libertad gracias a personas extraordinarias y grandiosas como Oscar».

Trump estuvo acompañado por la madre de Pérez, quien también habló y pidió «justicia» para con su hijo, lo cual fue aclamado por los asistentes.

Trump reconoce el sacrificio de Óscar Pérez por Venezuela y abraza a su madre

Mire este video en Youtube.

¿Quién fue Oscar Pérez?

El 27 de junio de 2017, Oscar Pérez se valió de su condición de inspector adscrito a la División de Transporte Aéreo del Cicpc, para hurtar un helicóptero de ese organismo y, desde él, ejecutar un ataque armado contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz (Mpprijp) en Caracas.  Él y sus acompañantes dispararon 15 veces contra el edificio del Mpprijp en la avenida Urdaneta, donde se efectuaba una fiesta con motivo del día del Periodista, y luego se lanzaron cuatro granadas contra el TSJ, donde funcionaba una escuela que, afortunadamente, ya había sido desocupada.

Buscan a responsables de ataque armado desde helicóptero del Cicpc contra el TSJ y el Mpprijp (+Videos)

Es de destacar que la actitud de muchos medios al ocurrir el ataque, fue restarte importancia e incluso insinuar que Oscar Pérez trabajaba para el gobierno y realizaba un autoatentado.

Posteriormente, el 6 de agosto de 2017 el exoficial militar Juan Carlos Caguaripano lideró un grupo que realizó un ataque armado contra el Fuerte Militar Paramacay, en la ciudad de Valencia, estado Carabobo, con el fin de sustraer armas. Tras el ataque, realizo principalmente por civiles, fueron capturadas 18 personas. Oscar Pérez afirmó en un video en redes sociales que tuvo relación con la operación.

Fanb repelió ataque contra el Fuerte Paramacay en Naguanagua (+Video)

Posteriormente, el 18 de diciembre de 2017, Pérez se atribuyó el ataque a un Comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ubicado en Laguneta de la Montaña, en San Pedro de Los Altos, estado Miranda, donde él, acompañado de un grupo de hombres en pasamontaña, sometieron a efectivos y robaron 26 fusiles, armas y municiones. Pérez publicó un video en su cuenta en Twitter en el que muestra cómo extrajeron las armas.

Cabría preguntarse cómo se trataría en Estados Unidos a cualquier persona que realizara actos terroristas similares a los realizados por Oscar Pérez, y qué ocurriría si un Jefe de Estado de otro país reivindicara estos hechos y tratara como héroes a sus autores.

Dos policías son asesinados por el grupo de Pérez cuando gestionaba su entrega

El 15 de enero de 2018, Oscar Pérez y su grupo terrorista fueron cercados en una casa en El Junquito, al oeste de Caracas. Mientras se negociaban las condiciones para su entrega, «abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos, con el lamentable saldo de 2 funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) fallecidos y 5 gravemente heridos”, señaló un comunicado del Ministerio para las Relaciones Interiores.

«Nuestros efectivos fueron alevosamente atacados por los violentos cuando se estaba negociando las condiciones para su entrega y resguardo. Los integrantes de esta célula terrorista que hicieron resistencia armada fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos», indicó el comunicado. Entre los fallecidos estuvieron el propio Oscar Pérez.

El 18 de enero, Diosdado Cabello difundió detalles de lo que había ocurrido. “Decían una cosa a los que iban a negociar, pero en las redes sociales decían otra”, señaló Cabello en torno a los videos que Pérez y su grupo compartieron en Instagram a través de una cuenta, EquilibrioGV, actualmente cerrada. Decían: “Ya nos vamos a entregar”, pero en las redes sociales decían: “Nos están masacrando”, señaló Cabello.

Una de las personas asesinadas por el grupo de Pérez era Heyker Vásquez, funcionario de inteligencia y miembro del colectivo Las Tres Raíces del 23 de Enero. Cabello señaló que a Vásquez “lo mandan a buscar ellos” (la gente de Oscar Pérez), para que los ayude en la negociación. “Ellos lo mandan a buscar porque Díaz Pimentel (uno de los miembros del grupo de Oscar Pérez) es de 23 de Enero y conoce a Heyker. Él fue a hablar 2 veces con ellos para que se entregaran. Le pidieron cigarrillos a Heyker, él les llevó cigarrillos y le dijeron: ‘Dile a tu jefe que nos vamos a rendir’”.

Cabello explicó que, producto de la negociación, los efectivos policiales iban en dos vehículos al sitio para detener al grupo armado. Cuando se bajan del carro, “su mismo amigo, Díaz Pimentel, lo asesinó apenas se bajó del carro, con un tiro en el pecho. Y le lanzaron granadas a los 2 vehículos donde iba la gente que iba a detenerlo. ¡Nunca manifestó una voluntad verdadera de rendirse!”, acusó.

Aún cuando muchos periodistas y opinadores opositores inicialmente afirmaban que Oscar Pérez trabajaban para el gobierno y que el ataque del 27 de junio era un «autoatentado», los medios internacionales se encargaron de limpiar su reputación y convertir al expolicía en un «héroe», tal y como en el pasado se hizo con Orlando Bosch, Luis Posada Carriles y otros terroristas involucrados en hechos terribles, como el atentado a un avión de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976, en el que mueren 73 personas.

 

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en