Vocera de la Casa Blanca afirma que funcionarios estadounidenses viajaron a Venezuela para tratar temas de «seguridad energética»

Vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki. Foto: Reuters/Leah Millis

La Administración Biden afirmó este lunes que entabló contactos con el gobierno venezolano, presidido por Nicolás Maduro, con el fin de tratar temas de «seguridad energética» y averiguar sobre «el bienestar de ciudadanos de Estados Unidos detenidos». Así lo afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en rueda de prensa este lunes 7 de marzo. No ha habido confirmación oficial desde el lado venezolano.

Texto: Agencias

Ante la pregunta de un periodista sobre un viaje de representantes del gobierno estadounidense a la nación suramericana, anunciado el fin de semana por el periódico The New York Times, Psaki afirmó: «En lo que respecta a Venezuela, el propósito de ese viaje de funcionarios incluía varios asuntos, también la seguridad energética, y también averiguar sobre el bienestar de ciudadanos de Estados Unidos detenidos, y son conversaciones separadas»

Psaki admitió que hubo «un diálogo con miembros de la administración los pasados días, y las negociaciones están abiertas». Negó la portavoz que haya alguna decisión tomada sobre las «sanciones» a Venezuela.

Durante el viaje, según dijo Psaki, los funcionarios estadounidenses trataron sobre la liberación de seis ejecutivos de Citgo Petroleum Corp. (cinco ciudadanos estadounidenses y uno residente legal en ese país) quienes fueron detenidos en Caracas en 2017 acusados de lavado de dinero, espionaje y hechos de corrupción.

Hay, además, dos soldados retirados de EE.UU., Luke Deman y Erin Berry, detenidos tras participar en la fracasada operación Gedeón, ejecutada en mayo de 2020 para intentar capturar o asesinar al Presidente Nicolás Maduro.

Según el diario derechista español ABC, que cita fuentes que pidieron mantener el anonimato, la Casa Blanca estaría considerando levantar parcialmente las «sanciones» sobre el crudo venezolano, y por ello envió el fin de semana a tres funcionarios a Caracas a reunirse con representantes del gobierno legítimo presidido por Nicolás Maduro. Esos enviados fueron el encargado de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Juan González; el supuesto embajador de EE.UU. para Venezuela, que trabaja desde Colombia, Jimmy Story (quien no es reconocido como tal por el gobierno venezolano) y el enviado especial para una supuesta «liberación de rehenes», Roger Carstens.

La Casa Blanca no avisó a Juan Guaidó ni a su equipo, ni en Caracas ni en EE.UU., sobre el viaje de sus representantes a Venezuela. Guaidó ha insistido en que continua siendo el «presidente interino» de Venezuela y «presidente» de una supuesta Asamblea Nacional compuesta por personas que fueron diputados en la gestión 2015-2020, pero la cantidad de países que los reconocen como tales ha caído desde más de 50 en 2019, cuando se autoproclamó como supuesto «presidente interino», a menos de 10 en la actualidad.

Tras las sanciones, Venezuela ha sido capaz de producir unos 760.000 barriles de petróleo al día con ayuda de sus socios, según informes internacionales. Los analistas citados por ABC y otros medios creen que, sin las medidas coercitivas, Venezuela podría producir alrededor de 1,2 millones de barriles diarios.

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios