Cuatro exposiciones tomaron instalaciones del Museo Alejandro Otero (+Fotos)

Fotos: Prensa FMN

El pasado 5 de noviembre de 2021, los espacios del Museo Alejandro Otero (MAO) de la parroquia Coche de Caracas fueron escenario de la inauguración de cuatro exposiciones: “Imágenes para la fe. La beatitud de José Gregorio Hernández”; “Estado de Transparencia” de Mena Turri; “Ondulaciones Rítmicas” de Daniel Pérez Mora y “Seres Eternos, los títeres de Laura de Rokha”, de la artista plástico Laura de Rokha, las cuales se dieron cita en esta gran apertura.

Texto: Prensa Fundación Museos Nacionales

En este sentido, “Imágenes para la fe. La beatitud de José Gregorio Hernández” fue dispuesta en el Centro de Documentación Alejandro Otero (Cedao), “Ondulaciones Rítmicas” fue ubicada en la sala 5 del MAO, “Estado de Transparencia” es exhibida en la sala 6, mientras que“Seres Eternos, los títeres de Laura de Rokha” se situó en el anexo de la sala 5 de este complejo museístico para el deleite del público asistente.

Esta inauguración permitió a los artistas plásticos entrar en contacto directo con los espectadores y dar fe de su trabajo al exhibir las piezas definitivas que conforman sus exposiciones, tal es el caso del caraqueño Daniel Pérez Mora, quien hizo énfasis en que sus obras están a la espera de ser tocadas y sentidas por aquellos que deciden visitar su exposición.

Daniel Pérez Mora: Con mis obras pueden jugar, pueden interactuar

“Ondulaciones Rítmicas” está conformada por 41 piezas que no sólo dan sensación de movimiento, sino que realmente se mueven, pues estas obras fueron ideadas por Pérez Mora para que puedan tener la libertad de balancearse de un lado a otro, y que a través de esta acción generen una variante en la percepción de la misma.

Inspirado además por su otra pasión, la música, este emergente artista plástico se dio la tarea de romper el molde enmarcado por el cinetismo, donde la mirada es quien percibe el movimiento, con sus piezas danzantes la vista se pasea por la realidad de movimiento y no por una sensación óptica.

“La música transmite vida y nos da sintonía de alegría, por allí siempre ha sido mi esencia personal, en esta faceta quise unir mis dos pasiones, me di cuenta a esta altura de mi vida, hace aproximadamente cinco años ya, que quería crear una obra de arte que me identificara como músico y artista plástico; en mis estudios enamorado del cinetismo quise hacer unas piezas que den la sensación que están bailando, que tienen un movimiento”, afirmó Daniel Pérez Mora.

Asimismo, el artista plástico, productor musical, dj y comunicador social de carrera, se ha propuesto a abrirse un camino propio en el movimiento cinético nacional y autoriza a los espectadores de sus piezas a tocarlas y conectarse con ellas, rompiendo así con la premisa de que las obras de arte no se pueden tocar.

“Quise romper un poco los paradigmas y esos tabúes de que la obra no se toca (…), con mis obras pueden jugar, pueden interactuar”, exhortó.

“Estado de Transparencia” como esencia de la mujer y del ser humano

Mena Turri atribuye esta transparencia que da título a su exposición no sólo a lo físico o externo sino a la pureza de sentimientos y a la sensibilidad que emana del ser humano, de allí se inspiró para dar rienda suelta a su creatividad y a través de la vitrofusión materializar las 45 piezas que integran “Estado de Transparencia”, muestra que enlaza lo corpóreo con lo sublime del alma y que además se conecta con la naturaleza.

“Los torsos que son representaciones de la mujer y su transparencia en cuanto a sus sentimientos, a través de ellos puedes ver cómo es la mujer en su esencia interior, no solamente la parte física”, detalló la artista.

De aquel dicho de “soplar y hacer botella” Turri puede aseverar que nada más alejado de la realidad, pues ha sido bien largo el camino para dominar la magia de la vitrofusión y poder así exhibir con gran maestría estas piezas que conjugan el vidrio con otros elementos como los polímeros o la orfebrería para el realce de las obras de arte que crea.

Estas piezas son bañadas de luz desde diversos y estratégicos ángulos para intensificar la cualidad de transparencia que emana del vidrio; bustos de mujeres, medios cuerpos femeninos, rostros, flores, entramados y algunas abstracciones conforman el inventario de “Estado de Transparencia” de esta artista ítalo-venezolana.

Fotos: Prensa FMN

Llegan para la inmortalidad los “Seres eternos, los títeres de Laura de Rokha”

Desde Frida hasta el gran Simón Bolívar, personajes mágicos y por demás icónicos, referente de diversas épocas y variopintas latitudes, todos congregados en la sala 5 del MAO gracias a la labor de la artista chilena Laura de Rokha, quien de manera expedita elabora y da inmortalidad a estas creaciones que trae con el título “Seres eternos, los títeres de Laura de Rokha”.

“Todos estos son personajes que algún día existieron, por eso se llaman seres eternos, allí está Frida Kahlo, Diego Rivera, son gente que me han impresionado a mí en la vida, y que los he amado, quiero que los demás los compartan conmigo”, destacó la hacedora y escritora.

Por otra parte, Laura de Rokha, quien cuenta con 88 años de vida, ocho libros de su autoría -entre cuentos, narraciones, obras para títeres y una pequeña novela- asevera que le debe a Venezuela toda su carrera artística, pues es oriunda de Chile, pero fue en Venezuela donde floreció como artista y hacedora de títeres.

“Todo lo he hecho en Venezuela, quiero que quede claro que yo nací como artista en Venezuela (…) este es mi país y este lo elegí como el último cuando tenga que hacer el viaje final y será desde Venezuela”, manifestó de Rokha.

Para esta exhibición la artista creó a importantes personalidades de la historia y la literatura universal, todos reunidos como si se tratase de una fiesta de gala en la que la época, nacionalidad, religión o ideología política no existiese, vemos a un Francisco de Miranda a pasos de Frida Kahlo y del mismísimo “Padre la Patria”, todo gracias a la genialidad de esta hacedora de títeres y sueños.

Goyo continúa recibiendo la devoción y el fervor del pueblo venezolano

“Imágenes para la fe. La beatitud de José Gregorio Hernández” es el nombre que recibe la exposición en honor al “médico de los pobres” tras su elevación a los altares por parte de la iglesia católica el pasado 30 de abril de 2021, fecha que quedará inserta en el recuerdo de toda Venezuela como un momento de corte histórico.

El Centro de Documentación Alejandro Otero (Cedao), ubicado en el MAO fue el espacio elegido para las obras que dan cuerpo a este homenaje artístico en el que artistas plásticos, pintores, artesanos y hasta poetas ofrendaron sus piezas para rendir honores al beato de Venezuela, el doctor José Gregorio Hernández.

Así lo manifestó Orlando Campos, artista y abanderado de esta exhibición, quien al dar las palabras de apertura hizo énfasis en el fervor y el amor del pueblo venezolano por este hombre de fe.

“En el caso específico de José Gregorio Hernández de una devoción popular tan arraigada y tan venezolana como es el doctor Hernández, nuestro beato y nuestro santo, en quien nosotros hemos volcado de una manera singular y cada uno con su estilo (…) ya son cinco años consecutivos que venimos trabajado con José Gregorio Hernández y seguiremos, no pararemos hasta que nos digan basta”, expresó el curador de esta exposición, Orlando Campos.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios