Rebautizan el Museo Nacional de Arquitectura con el nombre de su creador: Juan Pedro Posani

Este miércoles el Museo Nacional de Arquitectura (Musarq) fue rebautizado con el nombre de Juan Pedro Posani, como tributo al  arquitecto, profesor y crítico venezolano quien fue el creador y fundador de este recinto museístico que le rinde homenaje a la creación arquitectónica del país. El acto estuvo encabezado por el ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, quien disertó sobre la vida y obra de Posani, reconocido por su esfuerzo para impulsar el quehacer arquitectónico en Venezuela, quien nació en Roma el 21 de abril de 1931, y falleció el 2 de noviembre del año 2020.

El presidente Nicolás Maduro instruyó que el Musarq se rebautizara con el nombre de Posani, tal como lo reflejó Villegas en su cuenta de Twitter.

Misiva

La fecha fue propicia para que el Musarq realizará un debate virtual, a través de la plataforma de video conferencia Google Meet, denominado Juan Pedro Posani cuatro visiones, en  homenaje a este insigne artista con ocasión de  celebrarse este miércoles los 90 años de su natalicio.

El ministro Villegas, en su intervención destacó que las  “características de este museo se las debemos a Posani. Este espacio grande, abierto y transparente nos invita a la reflexión”.

Posteriormente, leyó un escrito del también arquitecto Fruto Vivas, en el que manifiesta su admiración por Posani. «Fue un extraordinario profesor,  consciente de su papel en la formación de los nuevos profesionales de la arquitectura, quienes deben adaptarse a la actual Venezuela, tan diferente a la  de cuando él y yo nos graduamos”, reza la carta.

“Con una dinámica política y social que obliga al profesor y al estudiante a involucrarse con las comunidades en el modelaje urbano. Él comprendió como profesor que los límites de la universidad transcienda las paredes de sus aulas para encontrar el camino en las luchas urbanas”, agregó Villegas en su lectura.

Asimismo, Vivas reconoce a Posani como un símbolo fundamental de la Universidad Central de Venezuela, “después de Villanueva fue nuestro más brillante profesor, dejando claro su pensamiento en libros y artículos publicados”.

Fue un eterno enamorado de la universidad  y es en sí mismo una referencia fundamental para los estudiantes de arquitectura de Venezuela.

“Durante decenas de años me sentí más amigo de él que el de mí, pero con orgullo recuerdo momentos compartidos en los duros años de la  lucha armada en Venezuela en las décadas de los años 60 y 70, cuando me perseguían los gobiernos de AD y Copei, y en ocasiones fue la oportuna intervención de Juan Pedro la que me salvó de ser detenido en la propia universidad, donde los cuerpos de seguridad del Estado, con frecuencia, allanaban la autonomía universitaria.

Agradeció, a sus 93 años, a Posani haberlo salvado de la criminal Digepol, porque ello le permitió desarrollar su obra y disfrutar su vida con su amada Soraya.

“Como humanos que somos, señala la misiva leída por Villegas, teníamos nuestras sanas diferencias de criterios, fundamentalmente en cuanto a la planificación urbana y el planteamiento de sus variables, pero ello no impidió que compartiéramos espacios de análisis y propuestas para la ciudad bajo una profunda relación de tolerancia y respeto”.

Juan Pedro Posani fue y será el eterno amigo de la UCV. Su huella está presente en sus aulas y obras,  “tanto que me parece verlo caminando por sus pasillos con el viejo Villanueva conversando sobre la Ciudad Universitaria a la que ambos dieron la vida. Posani para ti un abrazo entre dimensiones”, culmina la misiva.

Resolución

Durante el evento, el ministro Villegas leyó la resolución número 199 del Ministerio del Poder Popular para la Cultura que oficializa el cambio de nombre del Musarq y en la cual se destaca que “Posani  inicia  en 1949 como colaborador de Carlos Raúl Villanueva en el proyecto de la Ciudad Universitaria de Caracas y se desarrolla en favor de nuestro país en los campos de la historia, la crítica y la práctica arquitectónica,  aunado a la labor de docente  e investigativa, haciéndole acreedor del Premio Nacional de Arquitectura en 1993 y del Doctorado Honoris Causa conferido por la Universidad Central de Venezuela”.

Agregó el titular de la cartera cultural que el Musarq fue creado en el año 2006 como un espacio abierto para el debate y la reflexión de los grandes temas concernientes a la arquitectura, la ciudad y el diseño  industrial, cuyo primer director y fundador hasta el 2018 fue Juan Pedro Posani, quien concibió tanto el perfil como la actual sede la institución.

Tras la firma de la resolución, Paola Posani, hija del arquitecto Posani, agradeció al Ejecutivo Nacional la deferencia por asignar el nombre de su padre al Musarq, que es una forma de ver la vida, “llegó la hora de rescatar estos espacios para el debate y la autocrítica, así lo concibió mi padre”.

También anunció que están abocados a organizar la Fundación Juan Pedro Posani para manejar el tema de sus publicaciones y sus obras, entre otras cosas, porque él abarcaba muchas áreas, la pintura, la crítica y el arte, era un artista plástico que hizo exposiciones todo enmarcado en el sentido en la que veía la vida, a partir de la reflexión.

A continuación el texto íntegro de la carta de Vivas para Posani:

A JUAN PEDRO POSANI

(Por Fruto Vivas)

Más que hablar sobre Juan Pedro Posani, me gustaría hablar con POSANI, en los pasillos de su casa la Universidad Central de Venezuela, la UCV, o en su último refugio,  el Museo de Arquitectura que desde hoy lleva su nombre, el MUSARQ.

El fue un extraordinario profesor, consciente de su papel en la formación de los nuevos profesionales de la arquitectura,  quienes deben adaptarse a la actual Venezuela, tan diferente a la de cuando él y yo nos graduamos, con una dinámica política y social que obliga al profesor y al estudiante a involucrarse con las comunidades en el modelaje urbano.

Él comprendió que los límites de la universidad trascienden las paredes de sus aulas, para encontrar el camino en las luchas urbanas.

Es un símbolo fundamental de nuestra UCV. Después de Villanueva, fue nuestro más brillante profesor, dejando claro su pensamiento en libros y artículos publicados.

Fue un eterno enamorado de la UCV, y es en si mismo, una referencia fundamental para los estudiantes de arquitectura de Venezuela.

Durante decenas de años, quizás me sentí más amigo de él, que él de mi, pero con orgullo recuerdo momentos compartidos en los duros años de la lucha amada en Venezuela, en las décadas de los años 60 y 70, cuando me perseguían los gobiernos de Acción Democrática y COPEI, y en ocasiones fue la oportuna intervención de Juan Pedro, la que me salvó de ser detenido en la propia UCV, donde los cuerpos de seguridad del Estado con frecuencia allanaban la Autonomía Universitaria. Hoy, a mis 93 años, aún le agradezco a Posani  en aquel entonces haberme salvado de la criminal DIGEPOL,  lo cual me permitió desarrollar mi obra y disfrutar mi presente y futuro con mi amada Soraya. Gracias Posani, Gracias amigo.

Como humanos que somos teníamos sanas diferencias de criterios, fundamentalmente en cuanto a la Planificación Urbana y el manejo de sus variables, pero ello no impidió que compartieramos espacios de análisis y propuestas para la Ciudad, bajo una profunda relación de tolerancia, valoración y respeto.

Él fue y será, el eterno Amigo de la UCV.

Su huella está presente en sus aulas y obras, tanto, que me parece verlo caminando por sus pasillos con el «viejo Villanueva», conversando sobre la Ciudad Universitaria, a la que ambos dieron vida.

POSANI, para ti, un abrazo entre dimensiones.

FRUTO VIVAS

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Numa Alfonso barboza rodriguez
Numa Alfonso barboza rodriguez
4 meses atrás

Muy bueno que inclulla a los artistas de bajo recurso que tengan poca trayectoria que sean polifacético