Relatora especial de la ONU insta al levantamiento de las «sanciones» de Estados Unidos y otros países contra Venezuela (+Video)

Este viernes, en rueda de prensa con medios nacionales e internacionales desde Caracas, la relatora especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Alena Douhan, exhortó a los Estados Unidos, la Unión Europea y otros países a levantar las «sanciones» o medidas coercitivas unilaterales impuestas contra la República Bolivariana de Venezuela, ello tras presentar un informe preliminar detallando los efectos de las mismas contra la población venezolana.

Texto: Prensa Cancillería y AVN

«El Relator Especial subraya la inadmisibilidad de aplicar sanciones de forma extraterritorial e insta al Gobierno de los Estados Unidos a poner fin a la emergencia nacional en relación con Venezuela, revisar y levantar las sanciones sectoriales contra el sector público de Venezuela, revisar y levantar las sanciones secundarias contra terceros Estados y abstenerse de imponer sanciones al suministro de gasóleo que provocarían una crisis humanitaria de proporciones sin precedentes», expresó Douhan durante una rueda de prensa con medios nacionales e internacionales.

Relatora especial de la ONU presenta informe sobre sanciones contra Venezuela, 12 febrero 2021
Ver este vídeo en YouTube.

Asimismo, instó a los Gobiernos del Reino Unido y Portugal a descongelar los activos del Banco Central de Venezuela (BCV), para garantizar la satisfacción de las necesidades humanitarias de los venezolanos. «Para la compra de medicinas, vacunas, alimentos, equipo médicos, repuestos y otros bienes de primera necesidad; para garantizar los derechos humanos de los venezolanos y restablecer los servicios públicos a través de mecanismos acordados con el PNUD y otras agencias de la ONU», destacó.

La relatora especial de la ONU solicitó, además, a todas las organizaciones internacionales y bancos a evitar «la coacción, las amenazas escritas u orales o cualquier otro acto que pueda provocar o dar lugar a un exceso de cumplimiento, y a que interpreten todas las limitaciones de la manera más estricta posible en el período intermedio antes del levantamiento de las sanciones unilaterales».

La Relatora explicó que los bienes utilizados para funciones públicas pertenecen al Estado. Por tanto, la congelación de los activos por el no reconocimiento del Gobierno venezolano y la posterior adopción de las medidas coercitivas violan la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela. En este contexto, reiteró que las sanciones unilaterales a la industria petrolera y minera «son violatorias del derecho internacional y su ilegalidad no se excluye con hacer referencia a las contramedidas».

Sobre el estado de “emergencia nacional” anunciado por Estados Unidos en 2015 y prorrogado en repetidas ocasiones sobre la consideración de Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria”, la Relatora aseveró que no se corresponde con los requisitos del artículo 4° del Acuerdo Internacional de Derechos Civiles y Políticos como existencia de amenaza de vida para esta nación.

«El propósito anunciado en la campaña de máxima presión para cambiar al Gobierno venezolano viola el principio de igualdad soberana, constituye una intervención en los asuntos internos del país y afecta sus relaciones regionales», agregó.

Medidas coercitivas unilaterales tienen un efecto devastador en la población venezolana

Douhan también declaró este viernes que las ilegales “sanciones” promovidas e impuestas por Estados Unidos a la República Bolivariana de Venezuela han tenido un efecto devastador sobre los derechos fundamentales del pueblo venezolano. «Especialmente sobre los que se encuentran en situación de pobreza extrema, personas con discapacidades, con enfermedades crónicas o potencialmente mortales», aseveró.

La Relatora destacó que las medidas unilaterales han exacerbado la situación económica venezolana, y su aplicación habría limitado en un 99% los ingresos del país, siendo afectados los programas sociales que venía desarrollando el Gobierno Bolivariano. “El efecto devastador de las sanciones impuestas se ve multiplicado por la extraterritorialidad y el sobrecumplimiento de las mismas que afecta de manera negativa los sectores público y privado, las organizaciones no gubernamentales y compañías nacionales o de terceros países”.

Asimismo, destacó que las excepciones humanitarias existentes son insuficientes, costosas, ineficaces e infructuosas, en este caso.

La Relatora de la ONU tiene previsto publicar un informe completo de su misión en septiembre del año en curso.

Douhan llegó a Venezuela el pasado 30 de enero con la intención de “examinar, en un espíritu de cooperación y diálogo, si la adopción, el mantenimiento o la aplicación de sanciones obstaculiza la plena realización de los derechos humanos de las personas, y en qué medida”.

Su agenda en el país contempló diversos encuentros con altos funcionarios del Gobierno venezolano, Consejo Nacional de Derechos Humanos, miembros de la Asamblea Nacional y del Poder Judicial; representantes de organizaciones internacionales, del cuerpo diplomático, de la sociedad civil, sectores de la oposición, abogados, académicos, activistas, víctimas y sus familiares.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios