La Opep+ y Rusia acuerdan recortar un 23% su oferta de crudo por pandemia Covid-19

Foto: Agencias

La Organización de Países Productores de Petróleo (Opep), Rusia y otros productores de crudo han alcanzado un acuerdo para reducir su oferta petrolera en 10 millones de barriles diarios (un 23%) para sostener los precios del crudo ante la crisis en el sector causada por la pandemia del coronavirus Covid-19. Los países habían solicitado a México la reducción de 400 mil barriles diarios, algo que la nación considerá excesivo; finalmente, este viernes se llegó a un acuerdo según el cual México disminuyó su producción en 100.000 barriles y EE.UU. acordó bajar 250.000 barriles adicionales en favor de México. Venezuela, Libia e Irán están exonerados de cumplir el acuerdo.

Texto: El Confidencial, RT y agencias

Este jueves, tras una reunión virtual de once horas, los ministros de la Opep+ no alcanzaron un pacto para reducir la producción de petróleo en 10 millones de barriles diarios para sostener los precios del crudo, afectados por la pandemia de coronavirus, al no llegar a un consenso justamente con México. Dicha nación no es miembro de la Opep, pero sí de la alianza con productores independientes conocida como Opep+.

El país latinoamericano se limitó a ofrecer una disminución de 100.000 barriles de petróleo diarios. «De 1.781 millones de barriles diarios de producción que reportamos en marzo del 2020 disminuiremos a 1.681 millones», comentó la encargada de la política energética de México, Rocío Nahle en su cuenta de Twitter.

Ante ello, en la declaración de la OPEP+, citada por la agencia TASS, reza que «el acuerdo alcanzado depende del consentimiento de México para aceptar las condiciones especificadas en el anexo».

Sin embargo, tras dar a conocer el acuerdo con EE.UU., en su conferencia de prensa matutina, López Obrador dijo que «México va a contribuir a estabilizar los precios que se desplomaron en los últimos días».

¿Por qué la reticencia mexicana?

El presidente izquierdista argumentó el pasado jueves en la reunión con la OPEP+ que no podía reducir su producción de crudo en 23 %, como Arabia Saudita y Rusia, porque la producción de esos países es de unos 12 millones de barriles diarios, mientras que México produce aproximadamente entre un millón y 650.000 barriles diarios.

Ese 23 % que se le solicitó reducir al país latinoamericano de su producción diaria correspondía a unos 400.000 barriles de petróleo diarios. Tras el acuerdo con EE.UU., la propuesta mexicana queda en 350.000.

«Nos ha costado mucho esfuerzo aumentar la producción»

El mandatario afirmó en su rueda de prensa matutina que México estuvo reticente a llegar un acuerdo hasta el final porque le ha costado «mucho esfuerzo aumentar la producción». «Eso se argumentó ayer, que para nosotros era difícil el hacer una reducción en la producción».

Afirmó además que durante las gestiones presidenciales anteriores la política petrolera fue «un rotundo fracaso«. «Aquí hemos hablado de cómo durante 14 años consecutivos dejaron caer la producción de petróleo en el país».

Durante su intervención recordó que «durante mucho tiempo» no se exportó petróleo crudo debido a que desde la nacionalización de la industria petrolera, en 1938, hasta la década de los 70, el hidrocarburo era utilizado para producir combustible. «Llegamos a ser muy fuertes, autosuficientes, México era un ejemplo en producción de petroquímicos», afirmó. En su opinión, tras la imposición del «modelo neoliberal se abandonaron las plantas y desde hace 40 años no se construye una nueva refinería».

¿Qué prevé el acuerdo?

Según el proyecto de acuerdo de la OPEP+, al que tuvo acceso la agencia TASS, países del grupo reducirían la producción en 10 millones de barriles diarios: de 43,8 millones a 33,8 millones.

El proyecto prevé que Rusia y Arabia Saudita reduzcan su producción de petróleo en cuotas iguales: en 2,5 millones de barriles por día desde el nivel de 11 millones de barriles diarios. De este modo, la producción de ambas naciones en mayo y junio sería de 8,5 millones de barriles diarios, allanando el camino para un recorte histórico de los suministros globales de crudo.

El pacto pondrá fin a la guerra de precios entre ambos gigantes petroleros que, desatada hace un mes, ha exacerbado la crisis causada por la destrucción de la demanda energética causada por la propagación del coronavirus.

El acuerdo es un compromiso para mantener limitados los suministros durante dos años, con un plan escalonado: la reducción de 10 mbd regiría en mayo y junio próximos, bajaría a 8 mbd entre julio y diciembre, y a 6 mbd entre enero de 2021 y abril de 2022.

Venezuela, Irán y Libia, socios de la Opep, siguen exonerados del compromiso de limitar sus extracciones debido a las caídas involuntarias de su actividad petrolera causadas por diversas causas, como crisis económicas, sanciones y conflictos armados. Para los restantes veinte países de la alianza OPEP+ el bombeo que entraría en vigor el 1 de mayo es un 23 % del nivel que tenían en octubre de 2018. Se trata de lejos de la mayor anulación de suministros petroleros en los 70 años de historia de la Opep, ya que ninguno de los anteriores había llegado a superar los 2 mbd.

El grupo también ha instado a otros países productores que contribuyan a la estabilización del mercado. «Los países miembros de la OPEP+ se reunirán el 10 de junio a través de un seminario web para determinar otras acciones para estabilizar el mercado», indica el comunicado.

Horas antes, la agencia Reuters informó que los ministros de la OPEP+ acordaron reducir la producción de petróleo en 10 millones de barriles diarios en los meses de mayo y junio. Citando un comunicado del grupo, la agencia indicó que dicho recorte se aplicará entre julio y diciembre a 8 millones de barriles diarios y entre enero del 2021 y abril del 2022 la cifra será de 6 millones.

Suscribirse
Notificar en
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios