Presidente Maduro: Trump actúa como un «cowboy racista y supremacista» y busca desviar la atención ante la crisis sanitaria por el Covid-19

Foto: Prensa Presidencial

El Presidente venezolano, Nicolás Maduro, repudió contundentemente las acusaciones emitidas este jueves por el gobierno de los Estados Unidos, que presentó cargos formales de «narcoterrorismo, tráfico de armas y corrupción» contra su persona y contra otros altos funcionarios del gobierno bolivariano, ofreciendo recompensas de varios millones de dólares por su captura. Recordó Maduro que Venezuela tiene el récord de combate contra el narcotráfico en los últimos 15 años, y que 120 capos han sido detenidos durante las gestiones de Tareck El Aissami y Néstor Reverol como ministros de relaciones interiores.

Texto: Alba Ciudad (LBR), con información de AVN y Prensa Presidencial

Este jueves, el  fiscal general de Estados Unidos, William Barr, presentó los cargos antes mencionados contra 14 personas, incluyendo al Presidente Maduro, a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente; Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia; Vladimir Padrino López, ministro de Defensa; Tareck El Aissami, vicepresidente de economía, y Nestor Reverol, ministro de relaciones interiores. Simultáneamente, el Departamento de Justicia y el Departamento de Estado emitieron comunicados ofreciendo recompensas de 15 millones de dólares por el Presidente Maduro, y de 10 millones de dólares por otros funcionarios.

«El Gobierno de Donald Trump, en una acción extravagantemente extremista, vulgar, miserable, lanzó un conjunto de acusaciones espurias y falsas», señaló el Presidente venezolano. Se comportan «como unos cowboys racistas del siglo XIX. Le ponen precio a la cabeza de unos revolucionarios que estamos dispuestos a combatirlos en todos los terrenos», señaló. «Así se lo digo: ¡Eres un miserable, Donald Trump!. Él actúa no solo como un cowboy racista y supremacista; él maneja las relaciones internacionales como un extorsionador».

“¿Nos van a acusar de terroristas los terroristas del mundo, los que bombardean pueblos? Si algo he hecho es combatir las mafias. Nuestra vida ha sido la lucha política y social”, respondió Maduro en declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión.

Denunció que esta nueva arremetida contra Venezuela intenta desviar la atención de la comunidad internacional ante la crisis sanitaria que enfrenta actualmente EE.UU, al convertirse en el mayor país de contagiados por la pandemia del Covid-19, con más de 83 mil infectados y mil personas fallecidas.

Presidente Nicolás Maduro desde Miraflores, 26 marzo 2020, sobre Clíver Alcalá y coronavirus
Mire este video en Youtube.

El Jefe de Estado destacó que las acciones criminales del imperio norteamericano se producen por la estabilidad y control que ha tenido el Gobierno Nacional frente a la pandemia y sus actos de terrorismo. “Como estamos triunfando, el imperio se desespera. ¡Que se desesperen ellos! Nosotros vamos a trabajar por la protección del pueblo en unión cívico-militar y policial”, indicó Maduro durante declaración en el Palacio de Miraflores.

DEA dirigía clanes conspirativos

Por otro lado, Maduro señaló que la Administración para el Control de Drogas​ de Estados Unidos (DEA) dirigía los planes conspirativos confirmados este jueves por el exmilitar venezolano Cliver Alcalá Cordones, que implicaban el entrenamiento de tres grupos paramilitares en la ciudad de Riohacha, Colombia, quienes luego ingresarían a Venezuela a realizar asesinatos selectivos, colocar bombas y ejecutar un intento de golpe de Estado.

«Los Estados Unidos pusieron a la DEA a dirigir la operación con Clíver Alcalá. Él dice que firmó un contrato. El contrato lo firmó para que la DEA, Estados Unidos y Juan Guaidó (diputado y dirigente opositor venezolano) se comprometieran a exculparlo, dejarlo quieto y no perseguirlo judicialmente», advirtió el jefe de Estado venezolano.

El Mandatario Nacional advirtió que Cliver Alcalá, quien confirmó más temprano a un medio colombiano su participación en el plan terrorista, tenía que armar un grupo de mercenarios para realizar los ataques contra Venezuela, con el objetivo de asesinar a altos funcionarios del Gobierno Nacional, entre ellos al Presidente de la República.

Fusiles de asalto, miras telescópicas y equipos de visión nocturna fueron hallados este lunes en un vehículo que se desplazaba hacia Riohacha, Colombia. El gobierno venezolano denunció que iban a ser usados en un plan conspirativo contra Venezuela dirigido por Clíver Alcalá, quien confirmó el plan.

«La DEA estaba financiando ponía todo. Las armas, los asesores, los entrenadores militares, todo y él firmó un contrato. Nos habían informado de la existencia de un contrato, pero no lo mencionamos porque no lo teníamos. Él tenía que cumplir con armar un grupo de mercenarios de paramilitares para hacer los ataques asesinados contra Venezuela», subrayó el mandatario venezolano.

«Le dieron un ultimátum: ‘Lo haces ahora’. Porque se estaba haciendo el loco. Pasó 2018 y no lo hizo, 2019 y no lo hizo. Fue Guaidó a reunirse con él y firmaron Guaidó, Cliver Alcalá, el representante de la DEA y el gobierno de Iván Duque un contrato a cuatro manos, donde le daban plenas garantías a él», agregó el Presidente.

En este sentido, indicó que esa es la razón por la que el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) ofreció 10 millones de dólares de recompensa por la captura del exmilitar venezolano. «Sencillamente porque fracasó, porque lo hicimos fracasar. Ha sido una victoria de la estabilidad y la paz de Venezuela», sentenció.

Más temprano, el ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, reveló que la administración de Donald Trump habría dado la orden para contratar asesores dentro de suelo estadounidense para entrenar a grupos paramilitares en Colombia, con el objetivo de «atacar al país y asesinar de forma selectiva a altos funcionarios venezolanos».

Esta contratación —detalló Rodríguez— se llevó a cabo por parte del diputado Juan Guaidó, mientras buscaba implementar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (Tiar), que busca la intervención militar de Venezuela, en caso de un ataque extrarregional.

Alerta a la FANB

El Presidente venezolano señaló que una avanzada de enviados por Clíver Alcalá se encuentran en territorio venezolano, pues sus planes originales eran activarse el 10 de marzo, día en que Guaidó había convocado una marcha. Garantizó que prontamente serán capturados. Igualmente, instó a las Regiones Estratégicas de Defensa Integral (Redi) de la zona fronteriza a estar muy alertas.

Hay que ser bien miserable para hacer estos cálculos terroristas en medio de la pandemia que está abatiendo al mundo”, denunció.

Ataque terrorista en Punta de Mata afectó distribución del gas

En este sentido, indicó que los organismos de seguridad del Estado están en la búsqueda de un grupo de terroristas que atentaron contra lo servicios públicos, uno de los objetivos que se tenía previsto en el atentado contra la nación.

«Un ataque en Punta de Mata (estado Monagas). Nos quitaron el gas y hubo retardo del gas. Nos atacaron con bombas, un lugar apartado en Punta de ata y pudimos reconectar y comenzar la producción de gas. Tienen grupos infiltrados, nos tienen aquí con armas», advirtió el Presidente.

¡No toquen al pueblo de Bolívar!

Por otro lado, Maduro advirtió: “Venezuela tiene planes para todos los escenarios y si un día el imperialismo y la oligarquía colombiana se atreviera a tocarnos, ¡prepárense para la furia bolivariana de un pueblo que arrasaría con todos ustedes!”.

Aseguró que Venezuela quiere paz: “somos demócratas y estamos dispuestos a convivir y a respetarnos”. Sin embargo, advirtió: “Oligarquía colombiana, ¡no toquen al pueblo de Bolívar! sabemos combatir con todas las formas de lucha”.

En esa línea, ratificó su llamado a todos los sectores de la oposición que quieran conversar sobre la pandemia del Coronavirus, los cuidados del pueblo y llegar acuerdos en función del interés nacional. “Quiero diálogo en las circunstancias que sean, hoy más que nunca para ponernos de acuerdo y proteger a nuestro país entre todas y todos. Pongamos las diferencias de lado, yo seguiré insistiendo a pesar de que ustedes quieran matarme”.

Uso de embajada de España como centro para planes conspirativos

Por otro lado, el Presidente venezolano resaltó que Cliver Alcalá, en sus declaraciones, «dijo que el plan para matarnos lo dirigía Guaidó y que Leopoldo López, desde la embajada de España sabía todo y estaba en cuenta y estaba de acuerdo».

Por ello, Maduro denunció el uso de la embajada de España en Caracas, como centro de los planes conspirativos realizados por el prófugo de la justicia, Leopoldo López, quien se encuentra allí asilado.

En este sentido, instruyó al ministro para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, a «que haga todas las gestiones ante el gobierno de España, para que tome cartas en el asunto, porque desde su embajada en Caracas se está conspirando para matar a líderes políticos y militares en Venezuela. El prófugo de la justicia está utilizando la embajada de España para conspirar», recalcó.

Acepta propuesta de Pastrana

El presidente venezolano también salió al paso al reciente pronunciamiento emitido por el expresidente de Colombia Andrés Pastrana, quien indicó que podría ser intermediario entre el presidente colombiano Iván Duque y Nicolás Maduro, por lo que se hacía imperioso tender puentes en este sentido.

“Estoy dispuesto a hablar con el que haya que hablar en Colombia para que haya coordinación y protejamos a la población de la frontera” ante la pandemia del coronavirus (COVID-19).

“Hizo (Pastrana) una propuesta interesante que yo atajo. Dijo que él iba a ser intermediario entre Duque y Maduro. Estoy de acuerdo a pesar de las diferencias, a pesar de todas las conspiraciones de Duque, a pesar del apoyo de Duque a terroristas para que vengan a matarme. Estoy de acuerdo entre los diálogos entre los dos gobiernos, para enfrentar la situación del coronavirus”.

El Mandatario venezolano instruyó al canciller Jorge Arreaza dedicarse al mismo y le pidió conversar con Pastrana.

Alertó el presidente Maduro que la situación en la zona de la Guajira y en la ciudad colombiana de Cúcuta es para atender de inmediato. “Los pueblos indígenas enfermos y nadie los atiente. La situación del coronavirus en Cúcuta es exponencial, ¡tenemos que atender la frontera!”, abogó el jefe de Estado venezolano.

El Dignatario nacional garantizó que “el pueblo colombiano que vive en Venezuela tiene todas las garantías, la protección y el apoyo. No puedo decir lo mismo del pueblo de Venezuela que vive en Colombia, al cual han agredido, han atacado y hasta han lanzado por las trochas”.

 

Suscribirse
Notificar en
guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios