¿Qué es el TIAR y por qué se activa contra Venezuela?

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) fue un convenio firmado por un grupo de países del continente americano el 2 de septiembre de 1947, tras la Segunda Guerra Mundial, durante el inicio de la “Guerra Fría”. Se creó para responder a las supuestas amenazas de la Unión Soviética y de la República Popular China contra Estados Unidos y sus aliados del momento, y dicta que los países firmantes «convienen en que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado Americano, será considerado como un ataque contra todos los Estados Americanos, y en consecuencia, cada una de dichas Partes Contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque».

Texto: Alba Ciudad (LBR)

Es, en otras palabras, un equivalente a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en el que cualquier ataque a algún país del continente americano por parte de la Unión Soviética o China, sería considerado por Estados Unidos y sus aliados como un ataque a ellos mismos y una excusa para responder militarmente.

El TIAR se está invocando en 2019 por parte de Estados Unidos y un conjunto de países aliados desde la OEA, con el argumento de que en Venezuela supuestamente hay un «gobierno ilegítimo» y que éste cuenta con el apoyo militar de Rusia, lo que es visto por Estados Unidos y sus aliados como una «agresión» y un «ataque» al que habría que responder.

Por esa razón, el TIAR es visto como una forma de legalizar una ocupación militar contra Venezuela, encabezada por los Estados Unidos.

Son actualmente miembros del TIAR (entre paréntesis el año de adhesión):

  • Estados Unidos (1947)
  • Argentina (1947)
  • Brasil (1947)
  • Chile (1947)
  • Colombia (1947)
  • Costa Rica (1947)
  • El Salvador (1947)
  • Guatemala (1947)
  • Haití (1947)
  • Honduras (1947)
  • Panamá (1947)
  • Paraguay (1947)
  • Perú (1947 – 1990, 1991 – Actualidad)
  • República Dominicana (1947)
  • Uruguay (1947)
  • Trinidad y Tobago (1967)
  • Bahamas (1982)

Venezuela firmó el TIAR en 1947, pero se retiró en 2012 (junto a Bolivia, Cuba, Nicaragua y Ecuador) por considerarlo «letra muerta desde que en la década de los ochenta Estados Unidos lo contradijera en la práctica», ello en referencia a la Guerra de las Malvinas, en la que dicho país se alió con Inglaterra en contra de Argentina. México también se retiró del TIAR en 2002.

Sin embargo, el diputado Juan Guaidó, quien se autoproclamó en enero como supuesto «presidente interino» de Venezuela con el apoyo de Estados Unidos, solicitó el pasado mes de julio a la Asamblea Nacional -considerada en desacato por el Tribunal Supremo venezolano- la reincorporación del país al TIAR, con el fin de lograr legitimar una eventual intervención militar que deponga al Presidente legítimo venezolano, Nicolás Maduro.

Dicho cuerpo legislativo, presidida por Guaidó, aprobó la reincorporación de Venezuela al TIAR el 23 de julio. No obstante, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró la nulidad absoluta y la carencia de efectos jurídicos del acuerdo de la AN, por ser un órgano en desacato. En un comunicado oficial, reiteró que la supuesta aprobación del mecanismo es un asalto al Estado de Derecho y a todos los poderes públicos del Estado venezolano por parte del Parlamento legislativo.

Sobre la decisión de la OEA el pasado 11 de septiembre, el gobierno de Venezuela considera írrita y nula esta reincorporación del país al TIAR, así como cualquier tratado llamando a su activación.

Dejar un comentario

avatar
600
  Subscribe  
Notificar en